EL PAIS › NOMBRAMIENTOS EN LA SUPERINTENDENCIA DE SERVICIOS DE SALUD

Recambio en cuatro gerencias

Las designaciones fortalecen a la ministra de Salud, Graciela Ocaña. Héctor Capaccioli seguirá al frente del organismo.

La interna entre el superintendente de Servicios de Salud, Héctor Capaccioli, y la ministra del área, Graciela Ocaña, quienes se acusaron mutuamente de haber tenido vínculos con Sebastián Forza, tuvo un nuevo capítulo. La presidenta Cristina Kirchner firmó el reemplazo de cuatro hombres de Capaccioli en la dependencia a su cargo, en cuyo lugar asumirán funcionarios elegidos por Ocaña. Al mismo tiempo, el funcionario –quien ya se había retractado de sus afirmaciones contra la ministra de Salud– fue ratificado en su puesto.

Los reemplazos en el organismo que maneja los fondos de las obras sociales incluyen el sillón del gerente general, que será ocupado ahora por Diego García de García Vila, un hombre de confianza de Ocaña. Abogado, trabajó con ella en el PAMI entre el 2004 y el 2007 como gerente de Recursos Humanos. La ministra lo llevó con ella al asumir en la cartera de Salud. García de García Vila era hasta ayer subsecretario de Políticas, Regulación y Fiscalización del ministerio. En una alusión a la ruta de la efedrina, tema que desató la pelea entre Ocaña y Capaccioli, los colaboradores de la ministra se encargaron de remarcar que el funcionario fue “clave” para “dirigir las acciones de fiscalización y control de droguerías y farmacias”.

También fueron reemplazados los titulares de tres gerencias, la Económico-Financiera, la de Gestión Estratégica y la de Control Prestacional, donde asumirán Pedro Inausti, Gustavo Santero y Roberto Armagno.

Capaccioli es subordinado de Ocaña y, como ella, llegó al Gobierno impulsado por Alberto Fernández. La relación entre ambos, que venía con los cortocircuitos habituales en el manejo de un fondo de 700 millones, hizo agua después del triple crimen de General Rodríguez y la investigación sobre la ruta de la efedrina. El año pasado, durante la campaña electoral, Capaccioli fue el responsable financiero del oficialismo; tras los asesinatos, fue cuestionado por haber recibido de Forza un aporte para la campaña. Se dijo que tenía con él, además, una relación fluida. El funcionario asegura que no lo conoció personalmente, pero en un reportaje apuntó contra la ministra y dijo que le preguntaran a ella sobre Forza. Al respecto, aseguró que Ocaña había designado a Forza presidente del comité de acreedores del Hospital Francés. Ella lo desmintió: no lo había designado ni podía hacerlo, dijo, porque es el juez de la quiebra quien está habilitado para ello. La ministra mandó a Capaccioli una carta documento y amenazó con querellarlo. El se retractó, pero la relación quedó en un punto sin retorno.

Ayer, en las oficinas de Ocaña festejaron los recambios como un espaldarazo en su favor. Si bien el funcionario fue confirmado en el cargo, en el Ministerio de Salud contaban con que Capaccioli se sentirá tan recortado que no le quedará otra que renunciar. El desmintió de manera tajante la posibilidad de abandonar la conducción de la Superintendencia de Servicios de Salud. Dijo que confía “en la calidad de gestión de las personas nombradas” y aseguró no mantener “disputa alguna” con Ocaña. Allegados al funcionario señalaron que las designaciones “forman parte de negociaciones que vienen desde hace tiempo y se realizaron en forma consensuada”.

Compartir: 

Twitter
 

Capaccioli y Ocaña llegaron al Gobierno con Alberto Fernández.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.