EL PAíS › JULIO ALSOGARAY (H) SE PRESENTO ANTE LA JUSTICIA PARA REBATIR A BUSSI

“Tenía fotos y registros”

El hijo del ex general Julio Alsogaray relató que el represor llevaba “un registro minucioso de todos los prisioneros y asesinados”. Acusó a Bussi por el asesinato de su hermano Juan Carlos durante el Operativo Independencia.

 Por Ramiro Rearte

Desde Tucumán

“Mis padres, sin saberlo, fueron testigos de que los jefes de la represión clandestina llevaban un registro minucioso de todos los prisioneros desaparecidos y asesinados, incluyendo sus fotografías, vivos o muertos.” Así lo señaló Julio Jorge Alsogaray, ex militante montonero que se presentó ante la Justicia de Tucumán para acusar a Antonio Domingo Bussi por la muerte de su hermano Juan Carlos, asesinado durante el Operativo Independencia.

Alsogaray se presentó ayer por la mañana de manera espontánea en el Juzgado Federal N° 1 de Tucumán, a cargo de Daniel Bejas, y aportó el relato sobre la búsqueda de su hermano. Su padre, Julio Alsogaray, fue general del Ejército y fue recibido por Bussi. El represor hizo alusión a este hecho durante el juicio en que fue condenado a cadena perpetua por el asesinato del ex senador Guillermo Vargas Aignasse y el escrito de Alsogaray fue una respuesta a esas palabras.

Bussi utilizó como argumento de la defensa la muerte del hermano de Alsogaray. “Sólo el teniente coronel Alsogaray fue la excepción de una regla generalizada de no denunciar los muertos en combate; poco después de la muerte de su hijo reclamó su cadáver. Veinte años después su hermano reconoció que había muerto en combate luciendo el uniforme de oficial montonero y con el fusil en la mano. En cuanto a lo primero debo decir que el general, amparándose en su investidura y antecedentes, fue a buscar a su hijo, que en ese momento se encontraba desaparecido”, dijo Bussi.

La versión que presentó Alsogaray ante Bejas, con el patrocinio del abogado Bernardo Lobo Bugeau, es muy distinta. “Es una tremenda mentira y por eso vengo a aportar de manera espontánea información que poseo”, sostuvo a PáginaI12.

El escrito remarca que “en los últimos días de febrero de 1976, mi padre y mi madre (Zulema Legorburo) tuvieron una conversación con Bussi cuando viajaron a Tucumán a averiguar el paradero de Juan Carlos, militante montonero que se encontraba desaparecido desde hacía diez días. Mientras conversaban, el genocida mandó a pedir unos legajos al Comando de la V Brigada”. Bussi les mostró una foto de Juan Carlos con el rostro ensangrentado y desfigurado y la mujer entró en estado de shock y se quebró en llanto. El represor, con la calidez humana que lo caracteriza, aseveró con voz de cuartel: “Señora, no le voy a permitir que llore en mi presencia. Si va a llorar, retírese. Porque si usted ha perdido un hijo, a mí todos los días me matan uno en el monte tucumano y yo no lloro por ellos”. Luego de esa respuesta el matrimonio se retiró del domicilio del dictador en donde se había realizado el encuentro.

Alsogaray afirmó a este diario que “Bussi lloriqueó cuando se le descubrieron cuentas en Suiza, con su famosa frase ‘ni lo niego ni lo afirmo’, volvió a llorar cuando se lo investigó por otras siete cuentas en el extranjero (el 19 de febrero de 1993) y ahora de nuevo cuando fue enjuiciado por delitos de lesa humanidad. En concreto, eso es Bu-ssi, el general que llora por su dinero y sus inmuebles, pero no llora por sus hijos muertos en el monte tucumano”. En declaraciones a la prensa agregó que “en la Argentina no hubo una guerra, sino un terrorismo de Estado y un grupo de militantes revolucionarios, como mi hermano, que, equivocados o no, fueron exterminados”.

Alsogaray acompañó su declaración con un detalle de supuestas fuentes de ingreso del represor durante su paso por la provincia, como, por ejemplo, una “contribución patriótica” de junio de 1976 de empresarios de la Unión Industrial y de la Federación de Empresarios de Tucumán, expropiaciones de bienes y terrenos y el famoso Fondo Patriótico Azucarero (FPA), en donde doce ingenios aportaron cerca de cinco millones de pesos a las arcas militares. “También se habrían enriquecido Jorge Zorreguieta, Herminio Arrieta, Robustiano Patrón Costas y Ramón Paz Posse”, señaló.

Bussi sigue cumpliendo su arresto domiciliario en el coqueto country de Yerba Buena a la espera de la resolución de la Cámara de Casación.

Compartir: 

Twitter
 

Julio Jorge Alsogaray se presentó ante la Justicia para acusar a Antonio Domingo Bussi por la muerte de su hermano.
Imagen: Gentileza Diario La Gaceta
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.