ECONOMíA › COMPRAS OFICIALES DE ACCIONES Y BONOS. DOLAR A 3,26 PESOS

La presión se mudó a la plaza cambiaria

 Por Cristian Carrillo

Operadores y financistas presionaron ayer sobre el dólar. La venta de acciones y bonos de la jornada anterior se tradujo en una nueva arremetida sobre la divisa, que sumó dos centavos, para terminar a 3,26 pesos. El Banco Central intervino con menos fuerza que de costumbre, con el objetivo de permitir una leve depreciación del peso. La escalada tuvo su correlato en Brasil, donde la moneda local llegó hasta los 2,50 reales por dólar. La Bolsa, por su parte, tuvo algo de alivio gracias a las compras oficiales y de algunos inversores que aprovecharon los rendimientos que dejó la corrida previa. El índice de empresas líderes se recuperó 2,4 por ciento, pero llegó a ganar casi 5,0. En tanto, los bonos tuvieron un cierre dispar.

Si le faltaba nerviosismo al mundo financiero, Brasil aportó lo suyo en la región. “Toda la región estaba convulsionada porque el real se fue a 2,50. Es nuestro principal socio, por lo que no podíamos desacoplarnos”, dijo a PáginaI12 Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios. El analista especuló que ése pudo haber sido el motivo de la ausencia del Central en la rueda, a pesar de que en el organismo aseguren que hubo tanto ventas como compras y que la caída en las reservas es reflejo de ello. El stock de activos en poder del Central se redujo en 47 millones de dólares, y cerró en 46.693 millones.

Desde el inicio de la jornada cambiaria, la divisa arrancó demandada y el Central no apareció como de costumbre. La oferta volvió también a ser insuficiente, debido que no es época de liquidación de cosecha, y la cotización comenzó a avanzar. Los pedidos siguieron firmes y “recién cuando el dólar subió casi dos centavos, el Central salió con algunas ventas”, detalló Izzo. De esa manera, en la franja mayorista, donde operan los bancos y las empresas, el billete cerró apenas unas milésimas arriba, a 3,255 pesos. Al público no llegó el reacomodamiento y las pantallas del microcentro, al final del día, exhibían un dólar a 3,26 pesos para la venta, dos centavos más que en la víspera.

Las acciones se negociaron desde el inicio en positivo. A diferencia de las tres ruedas anteriores, donde el mercado se desplomó en respuesta a la estatización de los aportes en las AFJP, la jornada de ayer fue de bastante calma. El índice Merval terminó con una suba de 2,4 por ciento, hasta los 963 puntos, aunque lejos de los niveles más altos del día, cuando se llegó a ver una ventaja de 4,7 por ciento. El volumen operado alcanzó a los 101,3 millones de pesos. Los papeles que más subieron fueron Molinos, Siderar, Ledesma y Petrobras; varias de las que se venían derrumbando desde el lunes, por formar parte de la cartera de los fondos privados de pensión.

La escalada respondió a la demanda oficial, de parte del Banco Nación y de la Anses, como así también de particulares que aprovecharon las gangas que les dejó la corrida previa. Incluso, las propias empresas aprovecharon para recomprar. En ese sentido, la Comisión Nacional de Valores decidió suspender “transitoriamente” hasta el 31 de diciembre próximo el tope máximo de 10 por ciento del capital social de acciones propias que pueden adquirir las empresas.

Los bonos siguieron con fuertes oscilaciones. La mayoría de los títulos cerró con signo negativo, aunque hubo algunas excepciones. El Descuento en pesos cedió 4,9 por ciento, el Par 3,8 por ciento y el cupón PBI, 3,7. El Boden 2012, nominado en dólares recuperó 1,2 por ciento. El volumen de negocios fue importante, al sumar 1768,9 millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.