EL PAíS › SEGUN LAS CUENTAS DEL OFICIALISMO, HAY ENTRE 145 Y 150 DIPUTADOS QUE APOYAN EL FIN DE LAS AFJP

Se estrenó el nuevo porotómetro

La Presidenta aseguró que sin el aporte del Estado los jubilados de las AFJP cobrarían entre 180 y 200 pesos. El bloque K conversa con el SI y el socialismo y advierte a los propios que quien no acompañe será considerado opositor.

 Por Daniel Miguez

Según las primeras cuentas en el oficialismo, hasta ahora suman entre 145 y 150 los votos para aprobar en la Cámara de Diputados el proyecto de eliminación de la jubilación privada, lo que le daría un amplio margen ante alguna eventual deserción. En la cúpula del bloque kirchnerista dicen que pese a tener número propio van a tratar que la ley se sancione con el mayor consenso posible. Ayer, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a defender la iniciativa y explicó que “desde el año pasado, el Estado contribuye con 4 mil millones de pesos del sistema público para que los 450 mil jubilados privados puedan tener la posibilidad de la jubilación mínima, que son 690 pesos. De otra forma estarían cobrando 180 o 200 pesos”.

Aunque el número de votos calculado por la banca oficialista parece tener una carga de optimismo, en el bloque afirman que es la suma de los diputados del Frente para la Victoria, más radicales K y aliados provinciales. Y suben la apuesta: “Si el SI y el socialismo se suman, la ley tendría la media sanción con unos 170 votos”.

Si hay algo que tiene claro la conducción kirchnerista del Congreso es que los integrantes del bloque que voten en contra del proyecto dejarán de ser considerados parte del mismo equipo. “¿Serán expulsados?”, preguntó PáginaI12. “No. Si no participan de la decisión del conjunto están fuera del bloque de hecho, así de simple”, respondió un encumbrado diputado.

Este aviso que ya está circulando por los despachos de los diputados oficialistas –y que se entiende tendrá la misma difusión en el Senado– deja en claro que no habrá borrón y cuenta nueva como después de la votación del proyecto de retenciones móviles a las exportaciones agrarias.

En aquella ocasión votaron en contra diputados cordobeses que respondían al gobernador Juan Schiaretti; entrerrianos comandados por el ex gobernador Jorge Busti y pampeanos que tienen distintos referentes en su provincia. Además del caso muy difundido de Felipe Solá y algunos legisladores bonaerenses que volvieron a encuadrarse en el proyecto de Eduardo Duhalde. Después, Néstor Kirchner hizo las paces con Schiaretti y Busti. Y también manifestaron su realineamiento los diputados pampeanos. Por eso ahora creen que pueden ser pocos los diputados del FPV que se opongan y para ellos parece ser dirigida la advertencia, aunque suponen que algunos ya son causa perdida, como Solá, que está haciendo su armado por afuera del kirchnerismo para las legislativas del año que viene.

“En la ley de retenciones había algún margen de justificación de los diputados que son de provincias de fuerte perfil agropecuario. Ahora no hay ninguna justificación. Nadie puede decir que quiere que los futuros jubilados no puedan cobrar después de aportar toda la vida. En este caso, el que se opone es sólo por oposición política, por eso decimos que pasaría a ser opositor”, explicó uno de los legisladores.

Más allá de un voto más o un voto menos dentro del oficialismo, el jefe de la bancada kirchnerista, Agustín Rossi, está caminando a paso rápido por la Cámara para acercar posiciones con el SI y con socialismo, que por su concepción parecen más cercanos a la posición de terminar con las jubilaciones privadas. De todas maneras, lo mismo se creía respecto de como votarías esos bloques la ley de retenciones móviles y como no llegaron a consensuar totalmente un proyecto con el oficialismo terminaron votando en línea con la posición de las cámaras agropecuarias.

Descartado acuerdo alguno con el PRO y la Coalición Cívica y otras fuerzas de centroderecha, cada vez se aleja más la posibilidad de llegar a un acuerdo –al menos en Diputados– con el bloque de la UCR. Desde que el jefe del bloque, Oscar Aguad, salió a cruzar fuertemente las declaraciones más moderadas del presidente del partido, el senador Gerardo Morales, el radicalismo en la Cámara baja se diferenció claramente del proyecto oficial.

La Presidenta es la principal defensora de la iniciativa y ayer, en la presentación del Plan Nacional de Desarrollo de la Enfermería (ver página/16) detalló cómo el estado sostiene hoy aún las jubilaciones privadas y respondió las críticas de que el traspaso de fondos de las AFJP a la Anses no dan garantías a los jubilados: “Todas las garantías las estamos dando desde el año pasado”.

“Hoy el sistema privado está siendo sostenido por el pueblo. Creo que es importante comprender la verdadera razón de estos proyectos. La jubilación no puede ser un negocio”, remarcó.

Compartir: 

Twitter
 

“Hoy el sistema privado está siendo sostenido por el pueblo”, dijo ayer Cristina Kirchner.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.