EL PAíS › ARCHIVARON LA CAUSA POR LA REPRESIóN DE 2001

El Lole también zafó

Tampoco en Santa Fe hay responsables políticos por la masacre de diciembre de 2001. La Justicia de esa provincia archivó la causa que investigaba al ex gobernador y actual senador nacional Carlos Reutemann y a otros funcionarios de su gobierno por la represión que precedió la caída del gobierno de la Alianza, cuando en Rosario murieron cinco personas – entre ellas Claudio “Pocho” Lepra- tti– y otras dos en Santa Fe. Lo hizo un día después de que el ex presidente Fernando de la Rúa fuera sobreseído por la represión ocurrida al mismo tiempo en la Capital Federal, que produjo seis muertos.

El juez de instrucción Rubén Saurín dispuso el archivo de las actuaciones donde, además de Reutemann, se investigaba al ex ministro de Gobierno Lorenzo Domínguez y al ex subsecretario de Seguridad Pública Enrique Alvarez. La denuncia había sido formalizada por el abogado Mario Pilo, quien pidió la reapertura de la causa para que se investigue a los ex funcionarios por su presunta responsabilidad política durante los hechos y, en ese marco, por posible homicidio culposo, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad.

El 30 de marzo, el juez Saurín firmó la resolución en la que dijo que “no existen elementos que incriminen a los tres imputados” y aclaró que “si existió un actuar imprudente para resguardar los bienes y las personas, eso no puede ser achacado a la cabeza del Poder Ejecutivo”. El fiscal Norberto Nisnevich también había rechazado la reapertura de la causa por las siete muertes ocurridas en Rosario y Santa Fe los días 19 y 20 de diciembre de 2001, tras la represión policial.

Juan Delgado, Yanina García, Claudio Lepratti, Rubén Pereyra, Ricardo Villalba, Graciela Acosta y Walter Campos murieron en esa provincia aquel diciembre trágico. Por el asesinato de Acosta fue condenado el policía Luis Quiroz a once años de prisión. La bala fue recogida en el lugar del hecho por la testigo Mónica Cabrera, que estaba junto a la víctima. García tenía 18 años y murió el 19 de diciembre de 2001, luego de recibir un balazo en las cercanías de Pasco y Gutenberg. Delgado murió en la esquina de Pasco y Necochea, mientras esperaba junto a un grupo de vecinos la entrega de alimentos. Lepratti murió el 21 de diciembre, cuando le dispararon en la garganta mientras estaba subido al techo de una escuela del barrio de Las Flores. Intentaba frenar a los policías para que dejaran de disparar porque “adentro hay chicos comiendo”. Por el hecho fue condenado a 14 años de prisión el policía Esteban Velázquez. Campos fue asesinado el mismo día. Villalba murió a los 16 años, el 23 de diciembre. Y Pereyra tenía 20 años cuando cayó en la noche del 19.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Reutemann era gobernador durante la represión de 2001.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.