EL PAíS › MARíA AMéRICA GONZáLEZ, DIPUTADA DE SOLIDARIDAD E IGUALDAD

“La derecha no siente el olor a podrido”

 Por Adriana Meyer

Va por su tercer período parlamentario y busca el cuarto para quedarse en la Cámara de Diputados. Sin embargo, la diputada María América González, que hace poco más de un año formó junto a otros ex miembros del ARI el partido Solidaridad e Igualdad (SI), no tendría inconveniente en ser candidata a legisladora porteña si lo requieren las negociaciones con Proyecto Sur, que encabeza Pino Solanas. “Son días afiebrados”, dice a Página/12 para sintetizar que sale de una reunión y entra en otra.

–¿Se definiría como de centroizquierda?

–En la Argentina pecamos de ponernos etiquetas pero, como la etiqueta existe, digo que sí. Sería un progresismo, estoy más cerca del socialismo que de la derecha, con la cual no tengo nada que ver.

–¿No está demasiado atomizado ese espacio en esta campaña?

–Es un dilema. Siempre estuvo atomizado. Desgraciadamente la derecha cuenta con más posibilidades porque tiene menos olfato, no siente el olor a podrido. Les da lo mismo juntarse con unos o con otros, llamar a los piqueteros y a la banca Morgan, a la ministra de Trabajo que sacudió a los trabajadores y a los jubilados. Para ellos es más fácil unirse porque van “en contra de”. Lo más difícil en el progresismo es mantener la coherencia. Si te interesa llegar al poder, pero no querés hacerlo a cualquier costo, es porque mantenés la coherencia. Hace doce años que estoy acá, estoy más vieja, más rubia porque el pelo que me crece es todo canoso. De todos los lugares que me fui me echaron porque quería mantener mis principios. El día menos pensado me voy a tener que ir a casa.

–¿La derecha es más pragmática?

–Absolutamente, para conseguir dinero y llegar al poder de cualquier manera contra el otro.

–¿Está en plenas negociaciones para acordar con Pino Solanas?

–Estamos avanzando en Capital, provincia y la Legislatura. Existe mucha predisposición de ambos lados. Con Pino no pudimos hablar porque está haciendo una película, hablamos con sus representantes y Buenos Aires para Todos, y yo integro el trío junto a (Carlos) Raimundi y (Eduardo) Macaluse en nombre de SI. Vamos a concretar tres listas interesantes.

–Uno de los argumentos de la campaña oficial seguramente será el aumento que recibieron los jubilados. Siendo una de sus banderas, ¿qué responde?

–El Gobierno dio un aumento de 2,50 pesos por día, no dio movilidad. Sale el aumento que ellos quisieron dar, pero no la movilidad, porque están usando el dinero del Fondo de Garantía, que hoy tiene un superávit 40 mil millones de pesos, para pago de deuda interna.

–¿Está diciendo que no sale por un tema de caja?

–Por supuesto, los tenemos denunciados e intimados a (Eduardo) Fellner, a la Presidenta, a (Julio) Cobos, a (Amado) Boudou. Con lo que hay, los jubilados podrían cobrar 1100 o 1200 pesos, y no se les paga porque no usan el dinero de ese fondo como establecen la Corte y la Constitución.

–Si no acuerdan con Proyecto Sur, ¿irán solos en provincia?

–Llegado el caso no nos va a asustar, aunque sea meramente testimonial porque reconocemos que somos un partido muy nuevo y la provincia de Buenos Aires es un país. Pero vamos a llegar a un acuerdo, y nos apoyará parte de la CTA que no está conforme con el acuerdo de Víctor De Gennaro con (Martín) Sabbatella. Hubo una conversación con él al principio, pero no nos conformó su posición frente al Gobierno, nos parece que no es una clara oposición sino una recolección de kirchneristas descontentos y no nos da seguridad de que el día de mañana se vuelvan a juntar en el Congreso. Lo conozco desde la época del Frepaso y no lo veo definido fuera del kirchnerismo, está aprovechando una oportunidad.

–Si van con Solanas, ¿a qué pueden aspirar en junio?

–En provincia puede entrar el primero, a lo mejor podemos tener la sorpresa de Marta Maffei, quizá podamos convencerla. Y en Capital vamos con Buenos Aires para Todos (Claudio Lozano), hay posibilidades de que entren dos diputados nacionales y cinco o seis legisladores fácilmente.

–¿Qué pueden obtener Carlos Heller o Aníbal Ibarra?

–Heller no pasa de ser un banquero tercermundista, siempre fue testimonial, es un buen hombre, estuvo en todos lados. E Ibarra lamentablemente cometió varios errores en su gestión y tiene un techo que no va a sobrepasar, se le pasó la hora. Tiene a un sector que lo apoya, no te olvides que es buen mozo y simpático.

–¿Eso influye?

–Claro, tiene cara de buen muchacho, de chico de barrio.

–¿Cómo imagina la conformación del futuro Congreso?

–Va a haber una gran Coalición Cívica, un pan-radicalismo, un pan–peronismo y los kirchneristas críticos que temo que terminen todos en un rejunte, como suele suceder en el PJ, que se dicen de todo y cuando se necesitan se cambian la camiseta. El Gobierno va a perder poder, por eso va a querer después tratar de unificar.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.