EL PAíS › JULIO COBOS NO TENDRá CANDIDATOS EN LA CAPITAL

Sólo un espectador

 Por Santiago Rodríguez

Julio Cobos prefirió no poner en riesgo su relación con la UCR y por esa razón ayer decidió finalmente que en la ciudad de Buenos Aires no presentará candidatos propios y se mantendrá al margen de las elecciones. Descartada la opción de sumarse al frente que armaron los radicales porteños y la Coalición Cívica por su mala relación con Elisa Carrió, al vicepresidente le quedaba sólo una alternativa: impulsar la candidatura de Dante Caputo. Pero el ex canciller le exigía que se comprometiera con su campaña y su postulación, además de no asegurarle ni por asomo un éxito, le abría un frente de conflicto con el radicalismo, la plataforma desde la que aspira a disputar la presidencia en 2011.

La saga de reuniones que en las últimas dos semanas protagonizaron los cobistas con el propósito de armar una boleta propia en la Capital Federal concluyó ayer a la mañana en la Presidencia de la Cámara de Senadores. Cobos recibió allí a Caputo y le trasmitió que no se involucraría en las elecciones porteñas.

–Yo soy candidato si vos ponés la cara y militás la candidatura –dijo el ex canciller cuando llegó el momento de las definiciones.

–Bueno, si es así, entonces no presentamos lista –le respondió entonces Cobos.

Las explicaciones formales llegaron después por medio de un comunicado de ConFe, el sello con el que los cobistas se presentarán en las legislativas de este año. “Si bien existió la vocación de distintos dirigentes en presentar una propuesta a consideración de la ciudadanía, por tratarse de un partido nuevo en la arena política requería de un rol protagónico por parte del ingeniero Cobos”, señaló el ConFe y recordó que el vicepresidente “ya informó públicamente que no hará campaña electoral en resguardo de su rol institucional”.

Las opciones que tenía Cobos para ofrecer al electorado porteño eran dos: Caputo y Rodolfo Terragno. En la interna cobista, el actual secretario de la Organización de Estados Americanos era impulsado por quienes acompañan al vicepresidente desde su gestión en Mendoza, mientras que el ex jefe de Gabinete de la Alianza contaba con el apoyo de un sector del cobismo integrado mayoritariamente por dirigentes porteños.

“Si Carrió va tercera en la lista, tratemos de sumarnos al armado de los radicales con la Coalición Cívica e intentemos ponerlo al frente de la lista”, le plantearon a Cobos quienes nominaban a Terragno, cuando la chaqueña anunció que el primero y segundo de ese armado serían Alfonso Prat Gay y Ricardo Gil Lavedra. Conspiró contra sus pretensiones el mal vínculo del vicepresidente con Carrió –que además dejó en claro que no estaba dispuesta a resignar la cabeza de la boleta– y la advertencia de la UCR de que cualquier candidato de origen radical que quisiera integrarse al frente con la Coalición Cívica debía hacerlo a través del partido y no de la mano de Cobos.

La oferta de los que promovían a Caputo se completaba con la posible postulación del ex presidente de Vélez Raúl Gámez como primer candidato a legislador porteño. Además, abría la puerta a un eventual acuerdo con el Partido Socialista, que al final también quedó en la nada.

“Hacer campaña en la Capital Federal requiere mucha presencia mediática. No es como Mendoza, donde ya estamos instalados. Y encima el adelantamiento de las elecciones nos complicó”, decían ayer con resignación los cobistas y no se atrevían a aventurar el impacto en las aspiraciones presidenciales de Cobos el no tener representación electoral en un distrito que es la vidriera del país.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.