EL PAíS › MACRI Y MICHETTI INAUGURAN UN CENTRO DE SALUD DONDE PROMETíAN UNA OBRA MAYOR

Querida, encogí el hospital

 Por Werner Pertot

Lugano es uno de los barrios más pobres de la Capital, con el mayor índice de mortalidad infantil. Mauricio Macri lo sabe: en 2007 lanzó allí su campaña, se sacó una foto con una nena y prometió un hospital para la zona. Hoy volverá junto a la candidata a diputada Gabriela Michetti. Pero en lugar del hospital, inaugurará un centro de salud, que representa una pequeña parte de la primera etapa del hospital, para el que se ejecutó menos del uno por ciento de lo previsto. “Lo único que le interesa es que aparezca en campaña la foto del lugar, que después no van a poder usar los vecinos”, denunció el legislador Martín Hourest (Igualdad Social).

“Donde Aníbal Ibarra prometió hacer una cancha de vóley, yo voy a levantar un hospital que atienda a 200 mil personas”, prometió Macri en su primera campaña a jefe de Gobierno porteño, en 2003. Ya al frente de la administración de la ciudad, en 2008, dijo que ese hospital estaba “casi terminado” y se cruzó con una periodista que le recordó que había sólo una pila de ladrillos. “No dije que estaba terminado. Están avanzadas las obras... Hay mucha gente trabajando... Va a estar terminado en abril (de 2009)”, se desdijo Macri.

En el comunicado que difundió ayer ya no se habla de un hospital, sino de un “Centro de Atención Primaria de Alta Resolución”, que quedará junto a un cementerio de autos abandonados, en Cruz y Escalada. “Dará cobertura a un total aproximado de 180 mil personas”, sigue prometiendo Macri.

Hourest subraya la diferencia entre lo previsto y lo que se inaugura: “Para una primera etapa, preveían un centro de alta resolución, una posta de ambulancia, un área de emergencia y guardia médica, consultorios de especialidades médicas ambulatorias, un área de cirugía ambulatoria, un hospital de día y un área de servicios generales. De todo eso, lo que se inaugura es sólo el ala de atención ambulatoria”, remarca Hourest y detalla que en el camino hubo sucesivos recortes de presupuesto.

En el plan plurianual de inversiones de 2006, se preveía una inversión de 61.275.000. En el de 2007, la cifra descendía a 59.675.000. Pero en 2008 el hospital desapareció del presupuesto. Es porque Macri envió la obra a la Corporación Sur. “Así, un tercio del territorio de la ciudad, en donde se encuentra el 70 por ciento de la población más pobre, se encuentra fuera del escrutinio público”, destacó Hourest. En el Presupuesto 2009, el hospital reapareció con una inversión total de 50.457.000. Se señala que en los anteriores años invirtieron 10.457.000, algo que no es posible comprobar en los presupuestos.

En noviembre de 2008, el ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, explicó en la Legislatura que este año la Corporación Sur invertiría 4,8 millones de pesos y la gestión PRO sumaría otros 500 mil. A fines de marzo pasado, la ejecución presupuestaria arañaba los 625 mil pesos (el uno por ciento). “El Hospital de Lugano tiene su financiamiento. Se prevé contar, en una primera etapa, con 78 personas”, explicó el ministro, quien aseguró que la primera etapa del hospital estaría terminada “a fines de diciembre” de 2008. En el gobierno porteño aseguran ahora que el hospital estará “para el segundo semestre”.

“Lemus hablaba de 78 especialistas y, por lo que tenemos entendido, sólo se concursaron 38”, advirtió Hourest, y recordó que el índice de mortalidad infantil de ese barrio es el más alto de la ciudad: 11,9 por mil nacidos vivos. “En un lugar donde la mortalidad se da por chicos que nacen con bajo peso y parto prematuro –graficó Hourest–, Macri cambió un hospital para atender a una población en condiciones calamitosas por un centro donde vas a hacerte una radiografía, pero no más que eso.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.