EL PAíS › LA DIPUTADA K DIANA CONTI Y EL JUICIO POLíTICO A FAGGIONATTO MáRQUEZ

“La lupa está puesta sobre él”

Integrante del Consejo de la Magistratura, Conti desmiente haber realizado una reunión con el juez federal de Zárate-Campana. “Si lo citó (a Francisco de Narváez) es porque debe tener un índice de sospechas importante”, responde.

 Por Alejandra Dandan

El Consejo de la Magistratura analiza las acusaciones contra el juez federal de Zárate-Campana Federico Faggionatto Márquez. El último 30 de abril el magistrado a cargo de la causa de la efedrina escuchó en una audiencia pública la acusación de los consejeros y emitió su descargo de 90 páginas. A partir de hoy, el Consejo comenzará a evaluar las contrapruebas, pero al parecer eso no impedirá que avance sobre la causa que involucra al empresario colombiano Francisco de Narváez. Diana Conti es una de las integrantes K del Consejo a cargo de la investigación: “Las acusaciones son graves”, dice.

Desde el Consejo de la Magistratura salieron a confirmar ayer que es imposible que el juicio a Faggionatto Márquez se resuelva antes del próximo 28 de junio. “No creo en las reuniones del Consejo de acá a las elecciones se pueda resolver la situación procesal de Faggionatto Márquez como corresponde que lo hagamos, tanto para el juez como para la República”, indicó Luis Bunge Campos presidente del organismo.

La polémica sobre Faggionatto se reavivó porque el juez citó a De Narváez a una declaración indagatoria, en el marco de la causa por la efedrina.

Las denuncias contra Faggionatto son variadas. Hasta el año pasado, la comisión de acusación había analizado 12 expedientes. Entre los cargos principales lo acusan de haberse quedado con una cosecha de soja de un campo administrado por su juzgado, pedir coimas a empresas para ahorrarles una investigación, extorsionar, enriquecerse en forma ilícita y participar de una red de corrupción con dos ex policías Roberto Anauati y Aníbal Fabio Bloise y un abogado Horacio Henricot.

Diana Conti es una de las diputadas K que integra el Consejo de la Magistratura, desde donde impulsa el juicio a Faggionatto. En los últimos días su nombre volvió al ruedo: la acusaron de mantener una reunión secreta con el juez de Zárate-Campana para favorecerlo en el Consejo a cambio de que avanzara la acusación contra De Narváez. “Nosotros lo citamos a una indagatoria que fue lo que pasó en el Consejo el 30 de abril aunque no se llama técnicamente así”, señala ella.

–Ese día es el de su supuesta reunión con él.

–La única vez en mi vida que lo vi fue ese día entre asesores y periodistas en audiencia publica. Además, si lo hubiera visto lo diría porque cuando un juez pide verme, lo veo. O sea acusarme no me inhibe de nada porque mi función es acusar.

–¿En qué punto está la causa a Faggionatto?

–El tiene unos 12 expedientes en contra, la mayoría agrupados en la vocalía del consejero radical Ernesto Sanz. Esos son los más viejos y avanzados. El vino a declarar el 30 de abril, fue una audiencia pública, a las 13.30: respondió preguntas y dejó su defensa en unas 90 páginas donde planteó la inconstitucionalidad de la ley del Consejo de la Magistratura para el caso que resolvamos en su contra. Creo que mañana (por hoy) Sanz va a hacer lugar a algunas pruebas que Faggionatto propuso como descargo porque él dice que hay una asociación ilícita judicial en su contra, integrada por dos fiscales. La mayoría de las denuncias vienen de ahí.

–¿Cuáles son los próximos pasos?

–Con esa declaración del 30 de abril, el consejero que lleva el caso evalúa y le propone a la Comisión de Disciplina hacer pruebas o no hacerlas. Hasta ahora Sanz no hizo nada. Hoy (por ayer) se comunicó telefónicamente con la Comisión y creo que va a proponer como testigos a dos policías exonerados (Anauati y Bloise). Pero después tiene otra denuncia que a mí me parece grave: la tramita el consejero José Luis Cabral, que es por los policías que aparecieron en un galpón de drogas.

–La Policía Federal encontró a tres policías de la Bonaerense en ese galpón hablando con narcotraficantes.

–Los policías de la Bonaerense dijeron que estaban en un allanamiento, pero la orden de Faggionatto llegó tarde. Eso hay que analizarlo. Cabral está viendo el expediente judicial y después nos informará porque el consejero que lleva cada expediente es el que propone a la Comisión los rumbos a seguir y se discuten. Todavía Cabral no propuso nada.

–¿La acusación a Faggionatto puede abrir el juicio político?

–Sí. A mi criterio las acusaciones son graves. Además uno de los denunciantes es (el diputado kirchnerista) Kunkel.

–¿La suspensión anularía una eventual indagatoria a De Narváez?

—¡No! Los actos cumplidos por el juez previos a su suspensión son válidos si los continúa otro juez. Por eso digo que De Narváez está muy mal asesorado, porque recusar a un juez cuando lo llama a indagatoria es ridículo, si vos sos inocente nada te haría recusar al juez, irías a declarar y a mostrar tu inocencia. Además, es un juez denunciado en el Consejo y la lupa está puesta sobre él: si lo citó es porque debe tener un índice de sospechas sobre el involucramiento con el tema de la efedrina importante.

–¿Qué garantiza que esto no sea una medida mediática?

–Faggionatto es un juez mediático. Pero sus medidas mediáticas no le resultaron porque si quiso congraciarse con la quema de pastizales, no se congració. Nosotros lo citamos en el Consejo el 30 de abril.

Compartir: 

Twitter
 

La diputada Diana Conti reconoce que las acusaciones contra Faggionatto en el Consejo “son graves”.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.