EL PAíS › NéSTOR KIRCHNER ADELANTó QUE SE MODIFICARá LA LEY DE QUIEBRAS

Una nueva ley para facilitar expropiaciones

“La decisión del Gobierno de reivindicar los derechos de los jubilados no tiene vuelta atrás”, aseguró ayer Néstor Kirchner. En una nueva escala de la campaña, el primer candidato a diputado nacional por el Frente Justicialista para la Victoria recorrió el partido bonaerense de Hurlingham, esta vez acompañado por el gobernador y también candidato Daniel Scioli. Además de reivindicar la nacionalización del sistema previsional, el ex presidente anunció que modificará la Ley de Quiebras para facilitar los procesos de expropiación por parte de los trabajadores de empresas que dejan de funcionar.

“Se terminó la época en la que los empresarios vaciaban las fábricas, vendían el patrimonio, cuidaban sus cuentas personales y dejaban a los trabajadores en la calle”, advirtió Kirchner a los obreros de Cidec, una curtiembre administrada por una cooperativa formada por sus trabajadores. El ex presidente escogió Cidec para la visita proselitista porque “es un símbolo de que no se necesita ser un genio o recibirse en Harvard para administrar. Aquí los trabajadores lo demostraron con toda responsabilidad”.

En esa dirección, adelantó que “por eso vamos a escuchar sus propuestas para modificar la Ley de Quiebras en el Congreso, que es una ley hecha en los ’90 que perjudica a los que quieren salvar emprendimientos productivos”, prometió ante unos 300 obreros. También rescató la figura del candidato a diputado por Capital Federal, Carlos Heller. “Es un filósofo de la recuperación de fábricas en la Argentina”, lo elogió.

Más tarde, la comitiva se dirigió a un centro de jubilados en Villa Tesei, donde el ex presidente reivindicó la estatización de los fondos previsionales e insistió en “profundizar el modelo para seguir generando trabajo, para que crezca la economía”.

Junto a Kirchner y Scioli estuvieron el ministro del Interior Florencio Randazzo, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y el intendente de Hurlingham, Luis Acuña.

Aunque el ex presidente prefirió no explayarse sobre el affaire De Narváez y la efedrina, no pudo evitar dedicarle unas palabras: “No quiero hablar más de ese tema, pero lo que digo es que hay intereses que se crispan porque quieren seguir teniendo privilegios que no pueden tener”, aseguró Kirchner.

Por su parte, Daniel Scioli atacó sin nombrarlo al empresario y candidato opositor. “En la campaña hay algunos que buscan llamar la atención con distintos temas porque son impotentes y no tienen propuestas, pero nosotros seguimos trabajando y no entramos en ese juego”, explicó el gobernador (ver página 6). “Hablan de fraude –continuó–, dicen que van a imprimir no sé cuántas boletas, hablan de una ola de inseguridad, de crisis financiera y de un montón de otras cosas sólo para llamar la atención, porque propuestas no tienen ninguna.”

En cuanto a las repetidas denuncias sobre un posible fraude que asomaron esta semana desde los distintos sectores de la oposición, el ministro Randazzo aseguró que está “garantizada la transparencia” en los comicios. “Es un disparate hablar de fraude”, contraatacó Randazzo.

“Primero han judicializado la política con las impugnaciones, ahora politizan la Justicia cuando se niegan a declarar y también dicen que hay fraude. Es poco serio. Lo que tienen que hacer es explicar las propuestas”, completó el funcionario.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner compartió con Daniel Scioli la recorrida por Hurlingham.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.