EL PAíS › CARRIO Y LOS SOCIALISTAS CADA VEZ MAS DISTANTES

“Es un capítulo cerrado”

 Por Felipe Yapur

La frase elegida por Elisa Carrió para definir la crisis entre el ARI y los socialistas es contundente: “Es un tema del pasado, un capítulo cerrado”. Los representantes del socialismo, en cambio, se esfuerzan por minimizar el conflicto y buscan parafrasear a la candidata presidencial para augurar una pronta resolución: “Estamos en medio de un huracán, hay que esperar que se calmen las cosas para volver a conversar y confiamos que todo volverá a como era antes”. Más allá del recurso meteorológico de los dirigentes del PS, todo indica que la coalición con Carrió ya es historia.
Desatado el conflicto, los diputados del socialismo han comenzado a ver con cierta preocupación el tenor que está tomando. Ayer, por caso, los pocos legisladores que estaban en la Cámara baja mantuvieron una reunión informal para analizar el desarrollo de los acontecimientos. Hoy al mediodía volverán a encontrarse los siete diputados que conforman el bloque socialista. Por ahora, la intención es tratar de bajar los decibeles lo más posible. Y eso se nota en las frases que eligen para evaluar lo sucedido.
Oscar González, tal vez uno de los más moderados dentro de la bancada del PS, cree que “en poco tiempo más todo será parte del olvido” al asegurar que “no hubo ni hay intención de perjudicar a Carrió”. La frase hace referencia al proyecto que la semana pasada presentó el rosarino Rubén Giustiniani sobre la despenalización del aborto y que para muchos en el ARI significó una provocación “porque nunca fue conversado ni planteado en las reuniones del interbloque”.
Los socialistas se resisten a profundizar la discusión sobre la oportunidad política de la propuesta y prefieren señalar que no participaron del acto en el teatro Coliseo por solidaridad con Giustiniani, quien según ellos fue “vapuleado y agredido” por Carrió. Pero incluso en este tema prefieren no ahondar mucho la discusión y auguran un rápido restablecimiento de las relaciones: “Esto forma parte de una crisis de crecimiento, cuando superemos este desborde más emocional que político, todo volverá al status quo que vivíamos antes”.
En ARI la lectura es diametralmente opuesta. Graciela Ocaña, una incondicional de Carrió, aseguró que no conocen a la chaqueña al pretender presionarla con su ausencia en el acto de proclamación de la candidatura presidencial: “Ella jamás cedió ante las presiones ni siquiera las que ejercieron en su anterior partido (la UCR) y mucho menos ante los banqueros cuando investigó el lavado de dinero”. La legisladora consideró además que los socialistas “están buscando posicionarse dentro de la coalición en desmedro del desarrollo de este espacio alternativo que la sociedad nos está exigiendo”.
De todas formas en el socialismo optan por pensar que nada está dicho en forma definitiva. Creen que el espacio para restañar las heridas será la mesa de concertación que formaron hace poco. Claro que esta mesa tiene por estas horas un valor más que acotado porque no participa Carrió. Esto lo saben los socialistas, pero es el único lugar que les queda porque son conscientes de que hoy por hoy no están dadas las condiciones para coordinar una reunión con la legisladora. La única posibilidad sería un cruce circunstancial o la reunión que el interbloque realiza antes de cada sesión que podría ser mañana.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.