EL PAIS › EL INTENDENTE PRESENTO SU RENUNCIA

Amague de Ishii

La dimisión no es indeclinable. Debe ser ratificada por el Concejo Deliberante de José C. Paz.

 Por Laura Vales

Tras ganar las elecciones en su distrito con el 53 por ciento de los votos –el doble que los que obtuvo allí Francisco de Narváez–, el intendente K de José C. Paz, Mario Ishii, dio un inesperado portazo y presentó su renuncia a la Municipalidad. Ishii firmó la dimisión ayer y a través de sus allegados dejó trascender que lo hacía para mandar un mensaje al interior del PJ: acusa a sus pares del conurbano de “haber traicionado a Kirchner mandando a cortar boleta” en favor de De Narváez. La renuncia, de todas formas, no tiene carácter indeclinable, con lo que el intendente dejó abierta la puerta para que el Concejo Deliberante, que debe tratarla, la rechace.

Durante toda la tarde en el municipio circuló la noticia de que Ishii estaba decidido a irse, seguida de versiones que aseguraban que “dirigentes del peronismo del más alto nivel” trataban de convencerlo de que no lo hiciera. En la puerta de la intendencia se reunió un grupo de manifestantes, ante el que Ishii habló al dejar el edificio. “Necesito irme del distrito para recorrer toda la provincia y verles la cara a todos los traidores”, sostuvo.

Uno de los colaboradores del jefe comunal dijo a Página/12 que “el motivo es que él siente que tiene que renunciar para acompañar al Gobierno, acompañarlo a Kirchner a armar una línea política que fortalezca el proyecto nacional y popular”. El reproche hacia los intendentes del PJ está basado en que muchos de los caciques que encabezaron listas K obtuvieron porcentajes que los fortalecieron como figuras de sus distritos, pero con cortes de boleta que debilitaron a la fórmula Kirchner-Scioli.

“El viernes o la semana que viene (la renuncia) será tratada por el Concejo Deliberante”, anticipó por otra parte el consultado.

Ishii había dicho que si no sacaba más del 60 por ciento de los votos, se iba. En José C. Paz, donde gobierna desde hace casi diez años (asumió su primer mandato el 10 de diciembre del ’99), están acostumbrados a las situaciones insólitas que genera. La más recordada ocurrió en 2004, cuando Ishii hizo un viaje a Japón para buscar sus raíces –Ishii fue criado por un japonés que lo adoptó–, dejando a cargo del Poder Ejecutivo comunal a su madre, Doña Santa, una enfermera jubilada, quien lo seguía en la lista de sucesión como primera concejala de su lista. Dos años más tarde volvió a ser el centro de otro conflicto que llegó a los diarios, cuando la Iglesia Evangélica Luterana lo intimó por no pagar el alquiler del edificio de la intendencia.

Vinculado con el duhaldismo en los inicios de su carrera política, Ishii se presentó a elecciones después con la boleta de Aldo Rico y pasó finalmente a las filas del kirchnerismo, donde se convirtió en un puntal de la pelea interna contra Duhalde. Durante la campaña viajó incluso a Catamarca con su gente para apoyar la candidatura del ex presidente.

Padre de seis hijos, Ishii tiene 50 años y un pasado en la industria de la carne, como dueño de un frigorífico. Su mandato dura hasta el 2011. En el caso que su renuncia quede firme, lo reemplazará María Luisa Heuser, primera candidata a concejala cuando él fue reelecto, de quien no se conocen antecedentes importantes en la gestión pública.

Su dimisión era considerada anoche “una decisión firme” por sus colaboradores. Los adversarios del intendente, en cambio, la interpretaban como una maniobra para generar un operativo “clamor” que lo ratifique en el cargo.

Compartir: 

Twitter
 

Mario Ishii acusa a sus pares de haber traicionado a Kirchner.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared