EL PAíS › EL CUESTIONADO SECRETARIO DE TRANSPORTE PRESENTó SU RENUNCIA Y LO REEMPLAZARá JUAN PABLO SCHIAVI

Más que en tren, Jaime se fue en avión

El funcionario presentó su renuncia “indeclinable” aduciendo motivos personales. En la Casa Rosada discuten otros cambios en el gabinete, principalmente en el área económica.

 Por Daniel Miguez

El martes el ministro de Planificación, Julio De Vido, puso su renuncia a disposición de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, entendiendo de antemano que se la rechazaría, como efectivamente sucedió, pero dejó la puerta abierta para que sus subordinados hicieran lo mismo. Y el primero que entendió el mensaje fue el secretario de Transporte, Ricardo Jaime. Ese mismo día le pidió una reunión a De Vido y tomaron más de un café a lo largo de una hora, de la que quedó como síntesis que Jaime quería renunciar y al ministro le parecía bien. Inmediatamente tuvo el visto bueno de la Presidenta para efectuar el segundo de los varios cambios que, según pudo saber Página/12, hará en su gabinete en los próximos días. Ayer se la aceptó formalmente y nombró en su lugar a Juan Pablo Schiavi, un dirigente del PJ porteño que se desempeñaba como titular de la Administración de Infraestructura Ferroviaria (AdIF).

Luego de conocerse la renuncia de Jaime, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno participó de reuniones en la Casa Rosada con la Presidenta y comenzaron a circular versiones que también lo colocaban fuera del Gobierno. Pero al salir del despacho presidencial, Moreno seguía en su cargo (ver página 5). Con todo, también se echaron a rodar nombres de sus posibles reemplazantes, como el de Patricia Vaca Narvaja, quien fue subsecretaria de Defensa del Consumidor y actualmente es vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados, pero cesará en su mandato el 10 de diciembre, ya que tuvo que ceder su postulación a la reelección por los acuerdos preelectorales del kirchnerismo en Córdoba.

Otro de los cambios que se mencionaba con insistencia anoche en la Casa Rosada era el del ministro de Economía, Carlos Fernández, quien hoy participará en Chile de la reunión del BID. “El ministro no presentó ninguna renuncia”, afirmaron sus colaboradores. Y una alta fuente del Gobierno le dijo a este diario: “Quizás en el futuro, pero por ahora sigue en el cargo”. La misma fuente no se animó a asegurar lo mismo en el caso de Moreno.

La renovación de buena parte del Gobierno como un gesto de barajar y dar de nuevo ante el resultado electoral del domingo, de mostrar una oxigenación para los dos años y medio que quedan de mandato, es algo que buena parte de los dirigentes kirchneristas ven como una necesidad imperiosa. Confían en que la Presidenta reaccionará de ese modo, aunque discuten sobre lo que sería más efectivo: si hacer los cambios que ella considere necesarios por goteo o todos de una sola vez, para no correr el riesgo de generar desgaste en vez de efecto de cambio.

Indeclinable

Poco después de la asunción del nuevo ministro de Salud, Juan Luis Manzur, quien ayer juró en reemplazo de Graciela Ocaña (ver página 15), Jaime admitió su salida del Gobierno en declaraciones a Télam. “Por razones personales he presentado la renuncia en forma indeclinable al cargo con el que me ha honrado la señora presidenta de la Nación, Cristina Kirchner”, reveló. “He cumplido una etapa y ratifico plenamente mi pertenencia, mi lealtad, mi compromiso y mis convicciones con el proyecto que llevan adelante desde el punto de vista político e institucional, la compañera Presidenta y el compañero Néstor Kirchner”, agregó Jaime en el texto remitido a la agencia estatal.

El ex funcionario afirmó que volverá a Córdoba para trabajar junto a Eduardo Acastello, intendente de Villa María y candidato a senador por el kirchnerismo en el las elecciones del domingo pasado, a quien Jaime había apoyado activamente en la campaña.

Jaime estuvo al frente de la Secretaría de Transporte desde mayo de 2003 en el inicio de la gestión de Kirchner y luego siguió en el mismo puesto en la presidencia de Cristina. Fue uno de los artífices de toda la ingeniería legal, financiera y técnica para que Aerolíneas Argentinas pueda ser recuperada por el Estado luego del colapso en quedó tras sucesivas experiencias de administraciones privadas. Como contrapartida, una de sus pesadillas fue el sistema de líneas ferroviarias urbanas, que pese a los subsidios estatales nunca lograron ofrecer un buen servicio.

Ayer, al dar a conocer su renuncia, destacó que en su paso por el Gobierno fue gestor de “la recuperación del sistema ferroviario nacional con su correspondiente industria, de la industria naval y la recuperación del pabellón argentino en los barcos, como, por supuesto, la recuperación de la línea aérea de bandera”.

Jaime era uno de los funcionarios más cuestionados por la oposición, incluso judicialmente, ya que, como recordó ayer el presidente de la UCR, Gerardo Morales, presentaron denuncias en su contra por “el proyecto del tren bala y las negociaciones con Marsans por la reestatización de Aerolíneas Argentinas”.

Su reemplazante, Schiavi, asumirá hoy luego de haber ocupado desde el 22 de abril del año pasado la presidencia de la Administración de Infraestructura Ferroviaria, que días antes había vuelto a manos del Estado nacional luego de que Carlos Menem la provincializara al desguazar el sistema ferroviario durante su gestión.

El nuevo secretario de Transporte recibirá el área con una novedad: ayer el Gobierno pasó del Ministerio de Defensa a su área el control de la aviación comercial (ver página 18).

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner mantuvo ayer reuniones en su despacho y resolvió el nombre del reemplazante de Jaime.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.