EL PAíS › EL PARO DOCENTE TUVO ALTA ADHESIóN

Sin clases en la provincia

A pesar del anuncio del gobierno provincial de que se descontarán los días no trabajados, el octavo paro de los docentes bonaerenses se realizó ayer con un alto acatamiento. Los gremios docentes de la provincia aseguraron que la medida alcanzó “más del 95 por ciento de adhesión”, y el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango, aceptó que había sido “mayoritario, casi general”. Los maestros realizaron una movilización a la casa de gobierno bonaerense, a la que se sumaron también trabajadores estatales, judiciales y médicos, también en huelga.

“Que pida más recursos a Nación y no haga ajustes a los trabajadores. El gobierno bonaerense tiene herramientas, como la Ley de Financiamiento Educativo que conseguimos nosotros, pero no discute con profundidad con la Nación la necesidad de más fondos y de esta manera va a continuar teniendo déficit”, aseguró el secretario general de Suteba, Roberto Baradel.

Los docentes exigen que se abra la mesa de negociación salarial antes de fin de año para discutir un aumento, pero también para que “se aumente el presupuesto para políticas públicas e infraestructura. Para cumplir con la nueva escuela secundaria faltan 300 escuelas más y hay por lo menos 160 obras paradas en edificios sin cloacas y electricidad”, señalaron fuentes de Suteba a Página/12.

Así, los gremios nucleados en el Frente Gremial Bonaerense, donde se encuentran la mayoría de las organizaciones sindicales del distrito, efectivizaron una medida de fuerte acatamiento y, a la vez, realizaron una masiva movilización al mediodía hasta la sede de la gobernación local. El gobierno de Daniel Scioli ya aseguró que no habrá “más aumentos este año” y, antes de la huelga, advirtió que se descontaría el día de paro. “Hoy (por ayer) está la respuesta, no nos van a hacer dar ni un paso atrás. El gobierno tiene posibilidades y oportunidades para conseguir mayor financiamiento”, afirmó a este diario Mirta Petrocini, dirigente de la Federación de Educadores Bonaerenses.

El ministro de Trabajo calificó la huelga docente de “mayoritaria, casi general”, aunque desestimó el alcance de la medida de fuerza realizada en el resto del sector público. “El paro, exceptuando el de los maestros y el de algunos hospitales públicos puntuales, ha pasado desapercibido en la mayor parte de la administración”, afirmó Cuartango. Por el contrario, el titular de la Asociación de Profesionales de la Salud bonaerense, Hugo Amor, señaló que “el paro fue contundente en todos los hospitales bonaerenses y en todas las dependencias del Estado. De esta crisis se sale poniendo efectivo en los bolsillos de los trabajadores. Sobre todo, el gobernador tendría que ampliar los instrumentos para equilibrar y proteger a los sectores más desprotegidos”.

Mientras hoy continuará la paritaria nacional docente, los gremios bonaerenses harán consultas a sus afiliados durante la semana que viene para evaluar cómo sostienen sus reclamos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.