EL PAíS › EN MENDOZA CAPITAL, LOS RADICALES ANTICOBISTAS GANARON LAS ELECCIONES DE CONCEJALES

Con boinas blancas en las bancas

La lista de la UCR se impuso en los comicios con más del 40 por ciento de los votos y logró cuatro de los seis escaños en disputa. El candidato de Macri terminó cuarto, detrás de sus ex socios del Partido Demócrata y del socialismo. El PJ, quinto.

En una disputa de la que participaron varias fuerzas nacionales, la histórica Lista 3 de la UCR ganó ayer la elección de concejales de la capital de Mendoza. Con más del 40 por ciento de los votos, los radicales enfrentados a Julio Cobos obtuvieron cuatro de las seis bancas en juego y así el intendente Víctor Fayad logró un resultado que lo reposiciona en la dura interna que protagoniza contra el cobismo por el control del radicalismo local. El PRO de Mauricio Macri, que apostó todas sus fichas a un ex piloto de rally, terminó cuarto con el 9,5 por ciento, debajo de sus ex aliados del Partido Demócrata (11,8) y del socialismo (9,8), que fue la sorpresa del día. El ex juez federal Luis Leiva, aliado de Elisa Carrió, quedó en el sexto lugar, con el 6,2 por ciento, mientras que el kirchnerista Encuentro por la Ciudad lo siguió de lejos, con el 3,1. El PJ, actualmente a cargo del Ejecutivo provincial, sacó un magro 9,1 por ciento y quedó quinto.

“Es un hecho histórico para la provincia de Mendoza”, dijo Fayad acompañado por el ex gobernador Roberto Iglesias y el titular de la UCR provincial, César Biffi. En la conferencia de prensa sonó el celular del intendente. Era Cobos, que lo llamaba para felicitarlo. “Qué tal Julio, agradezco el valor de tu gesto. Nos vemos, hasta luego”, le dijo Fayad, escuetamente. Fuera de cámara también lo llamó el diputado Ricardo Alfonsín. Con el triunfo a cuestas y en un inusual tono conciliador, el Viti llamó a la unidad del partido: “Mi deseo político personal es que estemos los que nos quedamos y que los que se fueron vuelvan para que el radicalismo pueda servir a toda la provincia y cerremos una etapa traumática”, remató.

Aunque en concreto estaban en juego tan sólo seis bancas en el Concejo Deliberante de Mendoza, en la práctica la elección significó un respaldo para los sectores más duros del radicalismo mendocino, que repudian al vicepresidente. Por un lado, Iglesias, ex mandatario y competidor del cobismo en la última elección a gobernador. Por el otro, Fayad, amigo de Carrió desde que ambos compartieron un lugar en la Cámara baja. En su momento de mayor distanciamiento, Fayad había llegado a calificar a Cobos como “el padre Grassi de la política”.

Para evitar una alianza con el vice, el Viti desdobló la elección de la capital, escapándole al Frente Cívico Federal que integraron radicales, cobistas y peronistas y que en julio pasado obtuvo alrededor del 50 por ciento de los votos. En ese contexto, el vicepresidente casi no participó de la campaña, a diferencia de la elección de legisladores nacionales, cuyo slogan era “gente de Cobos” y en la cual la cara del titular del Senado figuraba en todos los carteles.

Con la espalda ancha por el triunfo, Fayad hizo un llamado a la reunificación. Dijo que victoria es “una oportunidad para que el radicalismo esté todo unido de cara a las elecciones de 2011”. “La provincia en 2011 tiene que ser radical y yo voy a ser un soldado en sus filas”, completó. Haber revalidado su gestión en las urnas le significará al sector anticobista un lugar de mayor fortaleza a la hora de dirimir las cuitas internas.

De cara a 2011, el cobismo ya tiene al menos dos nombres en la línea de largada. Por un lado, el intendente de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, y por el otro, la senadora Laura Montero. Pese a que ayer no lo confirmó, Fayad podría ser el referente del radicalismo puro, o bien el ex gobernador Iglesias. El tercer sector en discordia podría ser el del actual titular del Comité Nacional, Ernesto Sanz, si es que no se lanza a la carrera presidencial.

Por fuera de la cuestión del radicalismo, ayer fue un día muy malo para el macrismo, que desplegó un importante aparato publicitario alrededor de Orly Terranova, el piloto de rally que por primera vez incursionaba en política. Aún con las dos visitas del jefe de Gobierno porteño y de la diputada Gabriela Michetti, Terranova apenas alcanzó 9,5 puntos. Otra mala noticia para las aspiraciones presidenciales de Macri. Fue derrotado por sus ex socios del Partido Demócrata y también por Alberto Montbrun, un radical que se presentó por el socialismo. El gobernador Celso Jaque, de buena relación con Fayad, prácticamente se borró de la elección y dejó sin respaldo al candidato del PJ.

Compartir: 

Twitter
 

El intendente Víctor Fayad, fortalecido ahora en la puja con el cobismo por controlar la UCR local.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.