EL PAíS

Acusaciones cruzadas

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo ayer que las denuncias sobre un supuesto pedido de coimas por parte de funcionarios a empresarios argentinos para hacer negocios con Venezuela son “un gran bluff, una gran mentira”. “Estoy convencido de que no tiene nada que ver con la realidad, que (las denuncias) no tienen ningún sentido, que es un gran bluff. Por eso hay que investigarlo para que salga a la luz lo mal intencionado, las situaciones que enlodan al Gobierno y después (sus autores) no saben cómo salir”, agregó. Por su parte, el titular de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma), José María Alustiza, salió a desmentir las acusaciones sobre la existencia de presuntas coimas. “Ni desde el gobierno argentino ni desde el gobierno de Venezuela se pidió un centavo por este negocio que fue muy beneficioso. Las máquinas agrícolas pagan entre el 15 y el 20 por ciento. Eso es lo que se estila y en el caso concreto nuestro con Venezuela, era del 10,5 por ciento porque se descontaba del valor de la mercadería el importe del flete y del seguro. Después se cobraba la comisión del 15 por ciento. Las empresas tienen todo contabilizado, tienen pagos en cheques. La coimas, como se dice que se está investigando, no se pagan en cheques ni en contratos”, dijo Alustiza. En tanto, el ex legislador provincial de Córdoba Ricardo Fonseca, quien estuvo en la visita a la fábrica Pauny en la que el vicepresidente de la empresa, José López, le habría hablado a Luis Juez de coimas en las ventas de maquinarias agrícolas a Venezuela, ayer salió a aclarar que él no escuchó “nada” al respecto. “En el colectivo no escuché nada de lo que se dice que se dijo”, aseguró Fonseca.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.