EL PAíS › DIRIGENTES DEL MACRISMO EVALúAN CARGAR CONTRA EL JUEZ OYARBIDE

La amenaza del juicio político

Michetti admitió sentir “preocupación e incertidumbre” por el procesamiento del jefe de Gobierno y criticó a Oyarbide, cuyo proceso por “mal desempeño” analizan referentes del PRO. La oposición pide que Macri se presente en la Legislatura.

La diputada nacional Gabriela Michetti reconoció que siente “preocupación e incertidumbre” por el procesamiento de Mauricio Macri en la causa que investiga la red de espionaje ilegal montada en el seno de su administración. Dentro del entorno macrista, ayer tomó fuerza la posibilidad de contraatacar promoviendo un juicio político al juez federal que entiende en la causa, Norberto Oyarbide. En ese sentido se pronunciaron el legislador bonaerense Jorge Macri y el secretario general del gobierno local, Marcos Peña. Mientras diferentes sectores del centroizquierda reclamarán hoy que Macri se presente en la Legislatura a dar explicaciones, el titular del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, le exigió que aclare “por qué puso un espía” en Educación.

“Tengo una doble sensación; por un lado, preocupación e incertidumbre que da no tener ninguna relación con un acto delictivo, como escuchas ilegales, y por otro lado está la tranquilidad y la paz de que en algún momento la cadena funcional a los intereses del gobierno nacional se va a cortar”, intentó explicarse Michetti. Luego, la titular del PRO en la Ciudad de Buenos Aires volvió a apegarse al guión: aseguró que “no hay datos que indiquen que haya que investigar al jefe de Gobierno”, a pesar de la evidencia acumulada en su contra, señaló al kirchnerismo como único responsable del avance de una causa “sesgada y parcial”, y acusó a Oyarbide de ser “funcional a los intereses del gobierno nacional”. Para la diputada, “no queda otra alternativa que pensar que hay una funcionalidad directa de tratar de destruir a los opositores con cosas que los ensucien o embarren”.

Desde el kirchnerismo decidieron bajar el perfil de la discusión política por considerar que la causa cuenta con los elementos suficientes como para inculpar al empresario, y que cualquier intervención sería funcional a la estrategia del PRO de mostrar todo como una maniobra. “La situación de Macri está en la Justicia y será la Justicia la que determine, nosotros no queremos hacer ningún tipo de valoración para que no haya interpretaciones políticas erróneas”, aseguró, desde España, el titular del bloque oficialista en la Cámara de Diputados, Agustín Rossi. El legislador agregó que “las respuestas las tiene que dar Macri ante la Justicia”, y que el jefe de Gobierno “equivoca el escenario si cree que tratando de buscar a un culpable político resuelve algún tipo de cuestión”.

En el PRO ya piensan en el siguiente paso. Ante la perspectiva de que la cámara confirme el procesamiento de su titular, algunos analizan la posibilidad de “defenderse” avanzando contra Oyarbide. “No hay que adelantarse, pero hay muchas causales para demostrar que hay mal desempeño –consideró Peña, secretario general del Gobierno porteño–. Habrá que evaluar si se toma una acción”. Y reconoció: “Que hay una red de escuchas, ninguna duda, pero tenemos tranquilidad porque las pruebas están de nuestro lado”. Por su parte, Jorge Macri, primo del empresario y diputado bonaerense, se quejó de que Oyarbide “orienta la investigación con un fin persecutorio”, y aceptó que el juicio político es una “alternativa” para “defenderse de un juez que mira la realidad con un solo ojo”.

La oposición, en tanto, invitará al jefe de Gobierno a que se presente ante la Legislatura para dar explicaciones. Así lo anunciarán esta tarde en una conferencia de prensa en la que estarán presentes legisladores porteños y diputados nacionales de diversas fuerzas de centroizquierda. Uno de los impulsores de esta iniciativa, Aníbal Ibarra, sostuvo ayer que “todo conduce a Macri”, quien “eligió el camino de la victimización” para defenderse. “Macri aprieta a los jueces, amenazando con un juicio político”, agregó el legislador de Diálogo por Buenos Aires. El ex fiscal también resaltó la actuación de Oyarbide, al recordar que “todo lo que hace lo controla la cámara, y hasta ahora todo lo ratificaron”. Por último hizo referencia a su propia destitución, tras la tragedia de Cromañón, que fue promovida desde el PRO: “Cuando yo era jefe de Gobierno, me tenía que hacer cargo de lo que hacía hasta el último inspector, y ahora que ellos son gobierno, Macri no se hace cargo de lo que hace su jefe de policía”.

El titular del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, se sumó a las críticas contra Macri. Ayer indicó que “lo primero que debe hacer” el titular del PRO es “explicar por qué puso un espía policial en el Ministerio de Educación”.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri fue procesado como partícipe de una asociación ilícita para realizar escuchas ilegales.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.