EL PAíS › RECLAMO DE BERGOGLIO EN LA MISA DE SAN CAYETANO

El cardenal pidió por la seguridad

El cardenal Jorge Bergoglio, al presidir ayer la misa central por la festividad de San Cayetano, le pidió al patrono del trabajo: “Cuida nuestra esperanza, protégela de los males que la amenazan como el bajar los brazos, el tirar la toalla, el apagar la mirada pensando que no vale la pena, que en este país no se puede”. También le pidió al santo “protección ante la violencia desatada en nuestra sociedad”. Luego aclaró que junto con estas cosas le pedía “de manera especial protección para nuestra fe: te pedimos que protejas, conserves y aumentes nuestra fe”.

Sobre la cuestión de la fe precisó que hoy se vive “en medio de una cultura cada vez más pagana” y aclaró que “una cosa es ser pagano si uno nació en una ciudad que no conoce la verdad del Evangelio” y otra cosa es “hacer como si Jesucristo no hubiera venido a salvarnos, es dar un paso muy atrás”. Luego de la misa, en Liniers, miles de fieles esperaron hasta poder ingresar en la iglesia para venerar la imagen del santo.

“La protección que pedimos –dijo Bergoglio– es para todas las necesidades de nuestra vida: la salud, el pan, el trabajo. También pedimos protección ante la inseguridad que produce tanta violencia desatada en nuestra sociedad.” El presidente del Episcopado no apuntó directamente a las autoridades, pero advirtió que “ya sabemos que el que sale a la calle necesita protección”. Al finalizar la misa, Bergoglio recorrió la fila de devotos y conversó con algunos de ellos. El paso de los fieles por la iglesia de la calle Cuzco fue incesante desde la medianoche del viernes.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.