EL PAíS › DOS POLICíAS PORTEñOS CONFIRMARON LOS CONTACTOS ENTRE CIRO JAMES Y FINO PALACIOS

Un habitué de la Metropolitana

“Palacios me pidió expresamente que hiciera los trámites para el ingreso de James”, dijo uno de los testigos ante Oyarbide. Otro dijo que el espía iba seguido a las oficinas de la Metropolitana.

 Por Irina Hauser y Raúl Kollmann

El subinspector Carlos Ontivero era una especie de secretario privado de Jorge “Fino” Palacios cuando estaba el frente de la Policía Metropolitana, y lo fue después de Osvaldo Chamorro, cuando asumió en su lugar. Les armaba la agenda, atendía los teléfonos y recibía a la gente que iba a verlos. Ayer, cuando declaró como testigo en la causa del espionaje, contó que el espía Ciro James estuvo muchas veces en el cuarto piso del Ministerio de Justicia y Seguridad, donde funciona la policía porteña, es decir que confirmó que su presencia era más frecuente que las dos visitas captadas por filmaciones internas que constan hasta ahora en el expediente. En ocasiones –contó Ontivero–, James iba a ver a Palacios, pero otras no, iba por otros despachos. También testificó el comisionado general Eduardo Orueta, que se ocupó de las contrataciones para la nueva fuerza y ahora se dedica a la capacitación y dijo: “Palacios me pidió expresamente que hiciera los trámites para el ingreso de James”.

Orueta coincidió con Ontivero en un punto central: a James lo vio varias veces en los pasillos del Ministerio, donde funciona la Metropolitana –más allá de las ocasiones en que lo fue a ver a él por el trámite de su nombramiento–, aunque aseguró que no sabe qué hacía por allí. Según consta en la investigación judicial, el espía entraba y salía del edificio sin que quedara registro de su paso. La única constancia “documental” que hay son dos videos de las cámaras de seguridad, en que lo muestran entrando a despachos de la jefatura. En algunas imágenes se lo ve con Ontivero y también con Chamorro, según reconocieron ayer los propios testigos. Orueta, que fue comisario mayor de la Federal y que ahora dirige el Instituto Superior de Seguridad Pública donde capacitan a los policías, dijo que tramitó el ingreso de James a la nueva fuerza por pedido directo de Palacios. El joven experto en inteligencia –señaló– no le había aclarado que tenía un contrato en el Ministerio de Educación porteño, algo que, le informó, era incompatible con su ingreso como policía.

Ontivero relató que conoció a James porque “estuvo varias veces en el Ministerio, llamaba y concurría para averiguar sobre su reclutamiento”. Relató que a veces aparecía y le preguntaba si Palacios estaba con gente y “si era así se quedaba conmigo charlando”.

Ontivero es primo de Roberto Ontivero, otro policía que incursionó en la Metroplitana, aunque no llegó a ser nombrado y terminó echado por sus contactos telefónicos con James. En su testimonio confirmó la reunión con Agustín Gamboa (del Ministerio Público) a la que su primo y James fueron enviados por Palacios, ya que daba por hecho que estarían a cargo del área de Investigaciones. El actual superintendente de investigaciones, Carlos Kevorkian, fue el tercero en declarar ayer y dijo que a James no lo conoce. Pero que el trato que recibía James de los jefes policiales “no era el habitual con todos los integrantes” de la fuerza.

Carlos Ontivero ahora trabaja en la Dirección de Vigilancia Preventiva en la Superintendencia de Seguridad, asignado al Hospital Elizalde. Cuando le preguntaron si lo conocía a Mauricio Macri dijo que le tocó atenderlo por teléfono. Porque muchas veces atendía el celular de Palacios, “que lo dejaba en el escritorio”.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge “Fino” Palacios recibía a Ciro James con frecuencia.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.