EL PAíS › ALFONSíN CRITICó A SANZ Y COBOS RATIFICó QUE NO IRá A LA INTERNA

Sigue la novela del verano

Los precandidatos del radicalismo volvieron a cruzarse ayer. Alfonsín hizo público su malestar con Sanz porque no le anticipó que se postularía. El vicepresidente confirmó que no participará de las elecciones partidarias, porque –según su entorno– no habría transparencia.

La interna en la Unión Cívica Radical sigue recalentándose al ritmo del verano. Ayer, el vicepresidente Julio Cobos confirmó que “no participará” de un eventual adelantamiento de la interna del radicalismo, pero aseguró que no se opondrá al proceso, ante las versiones que indicaban que tenía previsto impugnarla judicialmente. Desde su entorno, habían anticipado que Cobos podría ir por afuera del partido ya que “no estaban dadas las condiciones de transparencia” para que participe de la interna. También ayer, Ricardo Alfonsín hizo público su malestar con el senador Ernesto Sanz porque el senador mendocino no le anticipó “personalmente” que iba a promover su precandidatura a la presidencia por el radicalismo. A su vez, Sanz se definió como un “radical auténtico” y consideró además que la UCR accederá a un eventual ballottage enfrentando al kirchnerismo, en las próximas elecciones.

Aunque era un secreto a voces, el vicepresidente decidió formalizar su intención de no presentarse a la preinterna radical, acordada entre Alfonsín y Sanz para fines de abril o principios de mayo. “Si decido presentarme, en el único proceso en el que participaría es (en) el establecido por la ley. Si el radicalismo decide una preinterna, yo no me opongo a que se haga, pero no participaremos”, expresó a través de su perfil de Facebook. Desde el cobismo, el intendente del partido bonaerense de Junín, Mario Meoni, había anticipado que Cobos no iba a participar del proceso porque “no están dadas las condiciones de transparencia”. El jefe comunal argumentó que el adelantamiento “va en contra del espíritu de la ley de internas abiertas y simultáneas”, lo que finalmente fue suscripto por Cobos en su mensaje. En ese sentido, Meoni concluyó que “Cobos no quiere ser candidato para representar al radicalismo, sino que quiere ser candidato para gobernar el país”.

Meoni apuntó a sectores del radicalismo que están abandonando las filas de Cobos para acompañar la precandidatura de Sanz: dijo que en la UCR “hay muchos dirigentes muy proclives a tomar decisiones a partir de la tapa de Clarín”. Además del posible corrimiento de Oscar Aguad, sobre el que ya informó Página/12, se sumó el acercamiento de Sanz a intendentes bonaerenses que eran próximos al vicepresidente, como Héctor “Cachi” Gutiérrez (Pergamino) y Mario Espada (Tres Lomas), mientras que Federico Storani y Enrique “Coti” Nosiglia ya se sumaron a sus filas. Asimismo, no descartó que en medio del “desconcierto” que vive hoy el cobismo, se presente en la Justicia una impugnación a los comicios internos que se convocarían formalmente el 24 de este mes, cuando se reúna la Mesa Ejecutiva del Comité Nacional. Meoni sostuvo que más allá de la posición del vicepresidente, que anticipó que no obstaculizará el proceso, el cobismo “analizará” si los términos legales de la convocatoria se ajustan a lo que indica la Carta Orgánica partidaria y adelantó que, en caso contrario, “se podría llegar a la impugnación”.

La decisión de Cobos fue a contramano de lo expresado por otro de sus aliados, el diputado Daniel Katz, que opinó que sería “contradictorio” si el vicepresidente elige “no participar” en la interna. Katz también se había mostrado contrario a una eventual impugnación, tal como había sido la intención original del mendocino. “No correspondería, no sería conveniente”, expresó Katz sobre la posible acción judicial que Cobos terminó por desestimar anoche, pero que su entorno no descartó del todo. La UCR se dirige “inexorablemente hacia una interna. Es una decisión política del partido para allanar el camino a la candidatura presidencial”, analizó Katz.

El otro frente de conflicto fue confirmado por el mismo Alfonsín, quien dejó trascender su molestia con Sanz al señalar que el titular del Comité Nacional podría haberle anticipado “personalmente” su precandidatura. El diputado señaló que el lanzamiento “no me parece mal, me sorprendió la manera en la que me enteré. Me lo podría haber dicho personalmente, así hubiera hecho yo, es la manera correcta de actuar”, disparó Alfonsín. Aunque volvió a expresarse a favor de adelantar las elecciones internas partidarias, señaló que el resultado “no será vinculante”, con lo que intentó aplacar la reacción del cobismo. Así, opinó que “se apresuran” quienes consideran que Cobos “ha perdido la relación que tenía con la sociedad”, y desacreditó a quienes lo identifican a él como el “candidato que pretende el oficialismo” de cara a las elecciones.

Intentando correrse de la disputa partidaria, Sanz salió ayer a plantear que la UCR será el “único contrincante” del oficialismo en octubre, por sobre el macrismo o el PJ disidente, y pronosticó un escenario de segunda vuelta. Se definió como un “radical auténtico” y, ahí sí, le apuntó al vicepresidente Cobos: sostuvo que no va a “anteponer una especulación personal al beneficio del partido”.

Compartir: 

Twitter
 

El diputado Ricardo Alfonsín, el senador Ernesto Sanz y el vicepresidente Julio Cobos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.