EL PAíS › DESCUBREN EL SITIO DONDE LOS JULIá PUDIERON ACONDICIONAR EL AVIóN PARA UBICAR LA DROGA

Reconstruyen los preparativos del viaje

 Por Raúl Kollmann

El Juzgado en lo Penal Económico que encabeza Alejandro Catania, ahora subrogado por Rafael Caputo, descubrió un depósito alquilado por Gustavo Juliá en el que, presuntamente, se hicieron trabajos orientados a acondicionar la droga para luego ubicarla dentro del avión Bombardier Challenger. El depósito está ubicado cerca de la Base Aérea de Morón. Como anticipó Página/12, por primera vez aparecieron indicios en la causa judicial argentina, que actualmente conduce el secretario letrado del juzgado Martín Castellano. Los integrantes de una escuela de aviación que está dentro del aeródromo dialogaron con los Juliá y éstos les dijeron que no se preocuparan si veían movimientos en la aeronave: “vamos a hacer un trabajo de retapizado”, explicaron. Según parece ése fue el pretexto tanto en la Base como en el depósito para que aparezcan personas desconocidas que fueron las que cargaron la cocaína en el avión.

En el expediente argentino se tomaron ayer tres medidas. En primer lugar, el secretario Castellano llamó por teléfono al juzgado de Barcelona para que le informaran la situación concreta de los exhortos librados para obtener datos que permitan profundizar la investigación en el país. Desde Barcelona contestaron que, al menos por ahora, se mantiene el secreto de sumario. La segunda medida fue en el mismo sentido: a través de Interpol se cursó un nuevo pedido de información a las autoridades españolas. E incluso se hizo la misma gestión por medio de la Cancillería. Por último, y mientras tanto, el juez Caputo extendió el secreto de sumario en la Argentina por otras dos semanas.

La causa judicial de Buenos Aires depende de lo que informe España, porque cuando desde Barcelona digan –como ya lo anticipó este diario– que la droga se cargó en la Argentina, que se camufló debajo del piso y que se habría acondicionado en la Base Aérea de Morón, el juez y el secretario podrán acelerar la pesquisa ya con la seguridad de que aquí se cometió un delito.

Mientras tanto, se va armando una especie de base de la pesquisa, estudiando qué ocurrió con el Bombardier desde su llegada el 6 de noviembre. Ayer surgió el dato de que los Juliá habían alquilado un galpón muy cerca de la base y que allí se habrían hecho trabajos preparatorios para acondicionar la droga en el avión que fue detenido en Barcelona. Según el testimonio del dueño, Gustavo Juliá concretó el alquiler, pagó en dólares y le explicó al propietario que necesitaban el lugar porque iban a hacer trabajos de retapizado de los asientos. Esto coincide con lo que testimoniaron integrantes de una escuela de aviación ubicada cerca de la plataforma en la que estuvo el aparato.

Los oficiales y suboficiales de la Fuerza Aérea que declararon hasta ahora, así como los empleados de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) señalaron que no vieron nada. Esto se explicaría porque las oficinas estaban alejadas de la plataforma en la que estuvo el Bombardier. Pero, en cambio, la escuela de aviación quedaba relativamente cerca de la plataforma donde permaneció estacionado el aparato. Una integrante de la escuela habló con los Juliá y ellos recurrieron al mismo argumento: “No se preocupen si ven gente extraña cerca del avión. Es que vamos a retapizar los asientos”. Tanto la existencia del galpón como lo dicho a los integrantes de la escuela de aviación coinciden con el informe extraoficial adelantado por Página/12 y que refiere a que la droga fue escondida debajo del piso, para lo cual hubo que mover los asientos, las alfombras y remover el piso de la cabina.

En el juzgado argentino no investigan por ahora los anteriores viajes de los Juliá, de los que dio cuenta un informe de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) hace unos 20 días, incluyendo el de Santa Cruz de la Sierra, dos realizados con un Hawker a Reus y Murcia en junio y julio y dos más, por aviones de línea, en diciembre, ambos a Barcelona. En el expediente no hay reportes hasta el momento de la existencia de drogas en ninguno de esos vuelos, aunque justamente ese será otro de los informes clave de la Justicia española.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.