EL PAíS › EL MINISTRO DE DEFENSA DE BRASIL EN ARGENTINA

Apoyo por Malvinas

Los ministros de Defensa de Argentina y Brasil se reunieron ayer en Buenos Aires y firmaron una declaración conjunta que pondrá en marcha un mecanismo de diálogo bilateral. “Nosotros tenemos una posición muy clara sobre la soberanía de Malvinas, tenemos un compromiso histórico regional con la Argentina”, dijo el ministro Nelson Azevedo Jobim, y adelantó que Brasil no brindará colaboración a buques militares del Reino Unido, buques civiles y tampoco prestará ayuda para la exploración de petróleo o energía en las islas. Por su parte, el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, agradeció el apoyo recibido de su par brasileño y aseguró que esas declaraciones “nos llenan de satisfacción”, ya que el apoyo de Brasil sobre el reclamo de soberanía de Argentina “nos acerca todavía más”. Jobim se reunió luego con su par de Planificación, Julio De Vido.

Durante una visita a las instalaciones del Complejo Industrial Naval Argentino (Cinar), en el barrio porteño de La Boca, los ministros suscribieron un documento al que ubicaron dentro de una política “estratégica y esencial” para la región, acuerdo que se enmarca en la línea que las presidentas Cristina Fernández y Dilma Rousseff establecieron el 31 de enero, cuando destacaron la necesidad de incentivar la cooperación argentino-brasileña. Este acuerdo pondrá en marcha proyectos vinculados con la producción de vehículos y aeronaves militares y apoyo logístico en las campañas antárticas. Sobre la cooperación para un Atlántico Sur libre de armas nucleares, Puricelli afirmó que los dos países tienen “claras posiciones” y advirtió que el “el Atlántico Sur es, precisamente, para los países que están en el Atlántico Sur”.

Además de confirmar que se fortalecerá el programa anual de ejercicios combinados y la cooperación conjunta para la asistencia a otros países, Brasil y Argentina esperan avanzar en la fabricación del vehículo militar Gaucho y el acuerdo Fadea-Embraer, así como también en el mantenimiento de turbinas navales que serán fabricadas por el Arsenal Nacional Comandante Espora. Jobim señaló que Argentina y Brasil están ingresando en “un nuevo tiempo en las relaciones de Defensa” y adelantó la intención de firmar un documento para la transferencia de conocimientos de tecnología sensible. Puricelli, por su parte, puntualizó que la integración en defensa estará enfocada a las áreas de ciencia y tecnología.

“Quienes manejan hipótesis de conflicto, indudablemente, tienen una visión muy atrasada, muy antigua, de lo que es la defensa”, señaló Puricelli, sobre la relación que Argentina mantiene con los países de la región. En la misma sintonía, Jobim recordó que los países sudamericanos mantienen “una estrategia de colaboración” que vuelve necesario que Brasil y Argentina “tengan una misma voz” porque “hay una necesidad de pensar que el futuro es el gran desafío para América del Sur”. El jurista brasileño –que acompañó a Luiz Inácio Lula da Silva durante su gestión, también al frente de la cartera de Defensa– destacó la importancia del Consejo de Defensa Sudamericano y del Centro de Estudios Estratégicos que tendrá su sede en Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.