EL PAIS › EL VICEPRESIDENTE JULIO COBOS SE REUNIO CON EL CANDIDATO RICARDO ALFONSIN

Una foto con dedicatoria para Sanz

Fue el primer encuentro luego de que Cobos anunciara que declinaba su candidatura. Armaron una “comisión de asesoramiento político” y acordaron que los equipos técnicos de ambos dirigentes se reunirán para elaborar un programa de gobierno.

 Por Sebastian Abrevaya

“Ernesto Sanz tiene menos margen que papel glacé”, sintetiza con humor ácido un operador radical que ayer visitó el Comité Nacional para presenciar la foto que compartieron Julio Cobos y Ricardo Alfonsín. El vicepresidente y el diputado bonaerense se mostraron por primera vez juntos luego de la declinación de Cobos a la candidatura presidencial y la proclamación de Alfonsín, lo que dejó arrinconado al senador mendocino, que hasta ahora se mantiene en silencio y tambalea en su decisión de competir en las primarias de agosto. En este encuentro, el vice logró colocar al diputado Daniel Katz y a la senadora Laura Montero en una “comisión de asesoramiento político” que trabajará en coordinación con el partido. Además, dejaron dos lugares para el sector de Sanz. Y por último decidieron que los equipos técnicos de ambos dirigentes se reunirán para elaborar un programa de gobierno.

Los dirigentes del Movimiento de Renovación Nacional (Morena), que impulsa la candidatura de Alfonsín estaban felices. Su plan político para cerrar el frente interno antes de la primaria de agosto dio ayer su paso más importante: sumar al vicepresidente en una foto con Alfonsín y comprometerlo a trabajar “dentro del partido”. La jugada tiene como consecuencia arrinconar a Sanz –que ayer se encontraba recluido en Mendoza– y demostrar el liderazgo de Alfonsín a través del reconocimiento de Cobos.

El vicepresidente llegó al comité acompañado por su comitiva. Katz, Montero y el senador Eugenio “Nito” Artaza, además de su secretario privado. Lo esperaba con los brazos abiertos Angel Rozas, el vicepresidente a cargo del partido, y Alfonsín. Los otros miembros del Morena como Gerardo Morales, Ricardo Gil Lavedra, Mario Negri y Juan Manuel Casella también participaron del encuentro.

“En esta primera instancia estamos apoyando al partido. Creíamos que era necesario retomar esta agenda que estaba prevista allá por diciembre. La presencia nuestra implica un compromiso con nuestro partido”, aclaró ayer Cobos, dando a entender que no acompaña puntualmente a Alfonsín, sino al radicalismo de manera orgánica, que coyunturalmente hoy tiene su candidato. De todas maneras, en el entorno del mendocino admitían que su foto con el hijo de Raúl Alfonsín implicaba una ayuda para el diputado y una consecuencia negativa para su competidor.

Luego del encuentro, Rozas explicó que se creará la “comisión de asesoramiento político” compuesta por dos representantes de Alfonsín y Cobos, y que dejarán el lugar vacante para los de Sanz. Se trató de un reclamo del vicepresidente debido a su casi nula representación orgánica dentro la estructura formal del partido y la creación de una comisión compuesta por Rozas y los presidentes de los bloques parlamentarios con el objetivo de elaborar las alianzas. “El mensaje hacia Ernesto Sanz es invitarlo a que se sume con sus equipos técnicos y se sume a la comisión de acción política, así quedarían representados los espacios mayoritarios de la UCR”, lanzó Cobos, en un intento por mostrarse conciliador.

De todas maneras, el ex gobernador de Mendoza no dejó de marcar sus diferencias con la política de alianzas y criticar la demora en la confección de un programa de gobierno previsto para diciembre pasado. “El radicalismo –dijo Cobos– tenía una etapa pendiente, por eso hoy estamos aquí para sumar los equipos técnicos que les permitan a la UCR y a los eventuales aliados contar con una plataforma concreta, creíble y que dé respuesta a las problemáticas que tiene la ciudadanía”, remató Cobos.

Alfonsín fue el encargado de calmar las aguas respecto una eventual alianza con el peronista disidente Francisco de Narváez, que le trajo varios inconvenientes, no tanto hacia el seno del partido sino hacia afuera, con sus aliados políticos. “El acuerdo en cada uno de los distritos tendrán que resolverlo el socialismo, el radicalismo y el GEN, si algunos dirigentes del peronismo disidente coinciden con nuestro programa en algunos distritos, lo vamos a analizar entre los tres partidos políticos y lo resolveremos públicamente”, explicó el candidato presidencial.

La idea de una lista de adhesión de De Narváez en la provincia ya despertó el enojo de la líder del GEN, Margarita Stolbizer. Su diputado, Gerardo Milman, descartó de plano la utilización de colectoras y las tildó de ilegales a pesar de que están reglamentadas en el decreto presidencial de la semana pasada.

El candidato radical volvió a tender un puente con la Coalición Cívica de Elisa Carrió a pesar de que en los últimos días retomó sus críticas a sus ex socios. A través de sus voceros, Lilita dio a entender que no está dispuesta a negociar un acuerdo con los radicales.

Compartir: 

Twitter
 

El candidato presidencial Ricardo Alfonsín, el presidente de la UCR, Angel Rozas, y el vicepresidente Julio Cobos.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared