EL PAíS › EL 66 POR CIENTO DE LOS VOTOS FUE A FAVOR DE LA ENMIENDA CONSTITUCIONAL QUE PROPONE GIOJA

Dígale sí a la re-re en San Juan

Habilitado por la consulta popular de ayer a buscar un nuevo mandato, el gobernador José Luis Gioja dijo que Cristina Fernández tiene que ser “la Presidenta de todos los argentinos después del 10 de diciembre”.

 Por Miguel Jorquera

Desde San Juan

Los sanjuaninos le dieron el sí a José Luis Gioja. Con un contundente 66 por ciento de los votos, la consulta popular aprobó la enmienda constitucional que habilita al gobernador a ir por la re-reelección. Tras la victoria, y desde la sede del PJ provincial, Gioja convocó a todo el conglomerado opositor que se aglutinó detrás del no: los llamó “a trabajar juntos por San Juan” y ofrendó su triunfo al gobierno nacional. “Me tomé el atrevimiento, por la euforia propia del momento, de decirle a la Presidenta que los sanjuaninos que habíamos estado de fiesta democrática queremos que siga siendo la Presidenta de todos los argentinos después del 10 de diciembre”, dijo y desató el festejo de la militancia kirchnerista.

Enfundado en su campera roja, que lleva como cábala en cada elección, Gioja llegó a la sede partidaria poco antes de las 21. “Quiero decirles que el Flaco de hoy es el mismo de ayer y seré el mismo que mañana”, dijo a sus seguidores, que ya trabajan para la interna del 14 de agosto y por su reelección en las generales del 23 de octubre.

“Le dije a la Presidenta, no para que se apenara sino porque es la verdad, que para tomar la decisión más difícil de mi vida, que fue el de mandar el proyecto de enmienda al Congreso, seguí el ejemplo de un luchador y un tipo que dio su vida por sus ideales, y que cada vez que gobernó nunca dejó sus convicciones: el ex presidente y amigo de San Juan, Néstor Carlos Kirchner”, les dijo a sus militantes. “Flaaaco, Flaaaco”, cantaban los jóvenes de la JP Concepto Participativo. Del techo de la vieja casona partidaria colgaba el escudo del PJ y la leyenda “Gioja, Cristina 2011”. Gioja cerró con un pedido: “Hay que acostarse temprano para mañana (por hoy) seguir laburando por San Juan”.

Día complicado

La mañana empezó cargada. El hermano del gobernador, César Gioja, opositor a la reforma constitucional, fue de los primeros dirigentes en ir a votar. A las 8.30 ya había pasado por la Escuela Boero y enfrentó cámaras y grabadores sin medias tintas, ni temor a la veda. “Esto es una votación, no una elección”, cargó el senador nacional, apuntalando uno de los argumentos de sus ocho amparos judiciales –fueron 30 en total– contra la convocatoria de la consulta popular. “La Constitución es clara: esta convocatoria debía hacerse en la primera elección provincial, es decir en octubre, pero se hace ahora para que en octubre el gobernador pueda presentarse a la re-re”, dijo César sin nombrar a su hermano José Luis. Luego apuntó contra el uso de los padrones de la última elección provincial 2007. Dijo que “60 mil jóvenes” no pudieron votar ayer, reiterando una de las principales consignas de los opositores a la enmienda. Y, antes de irse, deslizó sus sospechas sobre la posibilidad de “un fraude”: cuestionó que la custodia de las urnas estuviera en manos de la policía provincial y no de la Gendarmería, y que la carga de datos la hiciera el Correo Argentino, “todos ligados al aparato provincial”. Media hora después, los partidos aglutinados en el No –UCR, parte del bloquismo, el GEN, Cruzada Renovadora– también salieron a denunciar “muchísimas dificultades” para poder fiscalizar el escrutinio.

El propio gobernador decidió contestar a los opositores en la puerta de la escuela Mary O’Graham, al sur de la capital. “Ha sido la campaña más movilizadora de todas. Barrio por barrio, casa por casa. De un lado mi cabeza solita y, del otro lado, como en los viejos parques de diversiones, toda la oposición tirándome piedras para voltearme y llevarse el premio”, dijo. “No tengo un cuchillo debajo del poncho. Es una decisión política de darle continuidad a un proyecto por un mandato más. Sólo quiero que me dejen poner la camiseta para jugar los dos partidos que faltan (las primarias y la elección general), para ver si sigo por cuatro años más. Tampoco me voy a perpetuar en el poder, tengo 61 años y no pienso ir a la Casa de Gobierno con bastón”, aseguró Gioja antes de llegar al cuarto oscuro.

El sol comenzaba a calentar el día agradable. Al mediodía, el primer corte del boca de urna que organizó el PJ le daba certeza al gobernador de que se cumplirían los pronósticos previos. Al caer el sol, cuando la votación aún no había terminado, algunas amas de casa desafiaban la “veda de agua” (rige todos los días hasta las 18, con fuertes multas para quien la use en otros menesteres que no sea el “consumo humano”) y salían a baldear las veredas sobre la céntrica Avenida Alem. Pocas cuadras más allá, en el cruce con 25 de Mayo, unos vendedores ambulantes daban muestras de conocer el resultado: habían montado una parrilla, prendían fuego sobre un improvisado leñero y comenzaban a preparar los choripanes. A media cuadra de ahí está la sede provincial del PJ, bunker de la campaña por el Sí.

Ni bien se cerró el comicio, la consultora Iopps anticipaba el resultado, con un sondeo a boca de urna sobre 22.500 casos que arrojaba 67,5 por ciento para el Sí y 32,5 para el No, además de una estimación de concurrencia a votar del 66 por ciento del electorado (en las nacionales de 2009 fue del 70 por ciento). Los opositores se encomendaban a “esperar los resultados oficiales”, hasta que debieron reconocer que el resultado a favor del Sí era “irreversible”. La extraña apuesta del conglomerado opositor fue restarle contundencia al triunfo que le permite al gobernador ir por otra reelección.

Compartir: 

Twitter
 

“Hay que acostarse temprano para mañana (por hoy) seguir laburando por San Juan”, dijo anoche Gioja, en pleno festejo.
Imagen: Leandro Teysseire
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.