EL PAIS › ALFONSIN Y DE NARVAEZ DISEñAN SU ESTRATEGIA Y EL DUHALDISMO YA DIJO QUE NO SE SUMARA

Lista única sin colectoras ni adhesiones

De Narváez pondrá el candidato a vice y se presentarán candidatos comunes en cada distrito. El duhaldismo espera deserciones en el peronismo denarvaísta y empieza a delinear su alianza con el PRO de Macri.

Tras oficializar el acuerdo entre Ricardo Alfonsín y Francisco de Narváez, los flamantes socios ahora tienen unos pocos días para terminar de arreglar todos los detalles antes de que venzan los plazos para la presentación de alianzas y de listas de cara a octubre. Con esa intención, hoy comenzará una serie de reuniones donde debatirán “estrategia electoral, financiación, propaganda, el armado en los distritos”, según la enumeración que hizo a Página/12 un importante colaborador del candidato bonaerense, que también aseguró: “Estamos hablando con muchos sectores, incluyendo el PRO y el peronismo antikirchnerista”.

Sin embargo, cerca de Eduardo Duhalde descartan la posibilidad de cerrar un acuerdo y prevén “una desbandada de gente” de las filas del empresario hacia el sector que encabeza el ex presidente interino. En cambio, sí se sienten “mucho más cerca” de un acuerdo con el partido de Mauricio Macri, donde por ahora aseguran que llevarán una “boleta corta” sin candidato a presidente y que su primo Jorge será candidato a la gobernación, aunque no descartan terminar cerrando con otro espacio.

Así las cosas, a menos de 10 días del cierre de las alianzas electorales todo es incierto en el panorama político opositor en la provincia de Buenos Aires. En el bunker de Unión Celeste y Blanco aseguran que hay dos certezas: la primera es que “el candidato a vice lo va a poner el gobernador”, es decir, De Narváez, y que difícilmente se trate de un radical, confiesan. La segunda es que ambas fuerzas unificarán listas y presentarán un solo candidato por distrito: “No habrá colectoras ni adhesiones”, aseguran.

Uno de los nombres que sonaban fuerte para completar la boleta como vice era el de la diputada Graciela Camaño, muy cercana a Eduardo Duhalde, sin embargo Carlos Brown, jefe de campaña del ex bañero, le aseguró a este diario que “hoy por hoy no hay chances” de un acercamiento en ese sentido. “Noso-tros vamos a tener candidatos peronistas y opositores, y está claro que el peronista no está dispuesto a acompañar a un radical cuando tiene un peronista para votar”, aseguró.

“Con la gente del PRO se está conversando bastante y bien –agregó Brown–. No hay definiciones, pero se está avanzando.” Así, crecen las chances de un acuerdo entre el duhaldismo y el PRO que salga a disputarle el electorado de centroderecha a la fórmula radical-denarvaísta. La dupla estaría integrada por Camaño y Jorge Macri, a quien desde el otro sector buscan tentar para que compita por la intendencia de Vicente López. De todas formas, hasta ahora, el macrismo se dispone a jugar en solitario, acudiendo a los comicios con el Macri bonaerense como candidato a gobernador y a nivel nacional con una “boleta corta” que no apoye a ningún candidato a presidente.

De todas formas, cerca de De Narváez se muestran optimistas y auguran una seguidilla de acuerdos de aquí al 14 de junio, fecha límite para la formalización de alianzas. Luego quedarán 10 días más para afinar el lápiz y confeccionar las listas: además del gobernador y los jefes comunales en octubre se renueva la mitad de ambas cámaras de la Legislatura bonaerense, amén de una cantidad de asientos en consejos deliberantes de toda la provincia. Grosso modo, el radicalismo podrá imponer condiciones en el interior, mientras que el empresario nacido en Colombia tiene cartas más fuertes en el conurbano.

Compartir: 

Twitter
 

El acto Alfonsín-De Narváez que selló la alianza para la provincia de Buenos Aires.
Imagen: Joaquín Salguero
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared