EL PAIS › ALFONSIN BUSCA UN POSIBLE ACUERDO CON MACRI EN LA CIUDAD

Todo lo que venga para sumar

Los alfonsinistas tratan de acordar con el jefe de Gobierno que el PRO sume una lista de adhesión al candidato radical, encabezada por Federico Pinedo. En Buenos Aires los radicales tampoco rechazarán a macristas y duhaldistas si De Narváez consigue sumarlos.

 Por Sebastian Abrevaya

Las pocas barreras políticas que quedaban en el alfonsinismo se terminaron de derrumbar en las últimas semanas, con la ruptura definitiva con el socialismo de Hermes Binner, la consolidación del acuerdo bonaerense con el peronista disidente Francisco de Narváez y la incorporación del economista Javier González Fraga como vice. En ese contexto, los emisarios de Ricardo Alfonsín retomaron las conversaciones con el PRO de Mauricio Macri para sumar una lista de adhesión en la ciudad de Buenos Aires, encabezada por Federico Pinedo. “Estamos tratando de sumar la mayor cantidad de votos a Ricardo, sin que eso signifique un quilombo adentro. En lo conceptual no hay tanto reparo como en lo instrumental”, reconoce uno de los dirigentes más cercanos a Alfonsín. En tierra bonaerense los radicales tampoco pondrán obstáculos si De Narváez logra un pacto con el duhaldismo y el macrismo.

Hace meses la UCR había explorado un entendimiento con el PRO a través del presidente de su bloque de diputados, Ricardo Gil Lavedra, de excelente diálogo con su par del macrismo, Federico Pinedo, en la Cámara baja. Sin embargo, habían dejado en stand by las negociaciones hasta tanto no se resolviera la situación con los socialistas y Macri definiera su estrategia nacional. Despedazada la posibilidad de que Hermes Binner sea el compañero de fórmula de Alfonsín y ante una eventual candidatura presidencial del socialista, los radicales retomaron el diálogo con el PRO, que algunos quieren replicar en otras provincias.

Gil Lavedra mantuvo el lunes por la mañana un encuentro reservado con Pinedo donde se trataron de acercar posiciones. El radicalismo quiere sumarlos en octubre, pero en el PRO todavía no está saldado el debate. Los macristas se dividen entre los que quieren ir con boleta corta, es decir sin candidato presidencial, y los que apuntan a apoyar a un candidato extrapartidario. Como antecedente, en 2007 el macrismo sacó el 12 por ciento de los votos, metió dos diputados y no pudo colar un senador nacional. En la reunión, en la que también se trató una iniciativa contra las multas del Gobierno a las consultoras privadas, Gil Lavedra y Pinedo quedaron en encontrarse más adelante, cuando Macri tome una decisión. Tienen hasta el 15 de junio, cuando vence el plazo para presentar alianzas.

“Una lista de adhesión no forma parte de tu proyecto”, intenta explicar uno de los colaboradores de Alfonsín. Ese es el esquema que barajan como Plan A en el bunker de la UCR, pero tampoco descartan sumarlos en un frente nacional. Operativamente, la adhesión no le suma votos a Alfonsín en la primaria del 14 de agosto y el PRO debería sacar por su cuenta el 1,5 por ciento del padrón para llegar a octubre. “Hay ganas, hay onda. Que nadie más se esconda”, recita con amargura un operador porteño, emulando la canción de Miguel Mateos.

En la UCR Capital hay sectores que resisten un acuerdo con el macrismo, aunque la estrategia la fijará el Comité Nacional. “El radicalismo de la Ciudad se ha manifestado en reiteradas oportunidades sobre la inconveniencia de ir con el PRO en la Ciudad y en la Nación. Creemos que la gestión de Macri es muy mala y lo expresamos llevando nuestros propios candidatos a jefe de Gobierno”, sostuvo el titular de la UCR porteña, Carlos Más Vélez. La lista de adhesión representa una seria amenaza para Hernán Rossi, primer candidato radical a diputado nacional.

El radicalismo podría replicar un esquema similar en Buenos Aires. “Si Francisco logra que ellos se sumen y aporten a la candidatura de Alfonsín, nosotros no le vamos a atar las manos”, sostiene un hombre del riñón alfonsinista. Los radicales aspiran a que De Narváez “pague” el acuerdo con el PRO cediendo parte de sus lugares. El acuerdo, por el momento, incluye cinco diputados para cada uno, intercalados uno y uno.

“Pasamos de armar un frente con el socialismo y hacer un acuerdo distrital en una colectora de De Narváez a romper con los socialistas, tener de candidato único al colorado, a González Fraga de vice y a pegar una lista de adhesión del PRO en la Capital”, se lamenta un operador provincial. El sello a ese pacto se hará el sábado en la Convención local.

Compartir: 

Twitter
 

El macrista Federico Pinedo podría encabezar una lista de adhesión a Alfonsín en Capital.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared