EL PAíS › LA JUEZA SERVINI DE CUBRíA INVESTIGA LA DENUNCIA DE CAMPAñA SUCIA CONTRA DANIEL FILMUS

Detrás de las encuestas y los afiches falsos

El candidato del Frente para la Victoria denunció la violación del Código Electoral. La jueza ordenó que se investigue quién contrató la encuesta en la que se asocia de manera falsa al padre del senador con Sergio Schoklender.

 Por Raúl Kollmann

La jueza federal María Romilda Servini de Cubría aceptó intervenir en el caso de la campaña sucia contra Daniel Filmus y ordenó medidas urgentes para esclarecer quién está detrás de las encuestas, los carteles truchos y hasta una página de Internet falsa que apareció ayer a nombre del candidato. Como reveló ayer Página/12, se realizaron miles de llamadas con encuestas falsas en las que, por ejemplo, se les preguntó a los ciudadanos si sabían que el padre de Filmus, Salomón, es arquitecto y contratista de Sergio Schoklender. La supuesta información es falsa: Salomón Filmus no es arquitecto y no tiene relación alguna con la construcción de casas. Aunque la magistrada no quiso dar a conocer qué medidas tomó, trascendió que las llamadas con las encuestas falsas se hicieron desde uno de los call centers más grandes de la Argentina, ubicado en Martínez y propiedad de una poderosa multinacional de las comunicaciones. Los carteles, que también buscan vincular a Filmus con el ex apoderado de la Fundación de Madres de Plaza de Mayo, llevan la firma del Frente de Izquierda y Proyecto Sur, pero ambas fuerzas políticas desmintieron haber participado en la confección de esos afiches, lo que significa que las firmas son apócrifas.

Respecto de las llamadas telefónicas, la clave, para la Justicia, está en quién hizo la contratación del call center. Distintas firmas que ya trabajaron con la empresa de Martínez le contaron a este diario que se entrega todo listo, incluso con la locución, en una base informática y que el call center se ocupa de realizar las llamadas y entregar los resultados de las comunicaciones concretadas. En la denuncia se sostiene que “según las versiones que nos llegaron, el call center pudo haber sido contratado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”.

Desde el viernes hasta ahora se produjeron, casi al mismo tiempo, miles de llamadas de la encuesta falsa y la colocación de los carteles adjudicados a fuerzas políticas que niegan rotundamente haberlos confeccionado. En la jornada de ayer, además, apareció una página de Internet danielfilmus.com, también falsa, subida a la red desde Estados Unidos. Allí también se busca vincular a Filmus con Schoklender y con quien señalan como participante en la toma del Parque Indoamericano, el Alejandro “Pitu” Salvatierra. La contratación de un poderoso call center, la pegatina de miles de carteles y la puesta en marcha de la página de Internet muestran un importante nivel de organización. “No cualquiera tiene el dinero y la capacidad para ejecutar semejante operación”, razonaron a media tarde en la Justicia Electoral.

La jueza consideró grave la denuncia y la remitió al fiscal electoral Jorge Di Lello para que se expidiera. Di Lello se la devolvió en pocas horas señalando que, más allá de las polémicas sobre la posible competencia de la Justicia Federal en el caso, la urgencia obligaba a la jueza a intervenir y a hacer cesar el delito. Por lo tanto, le pidió a Servini que ordene las medidas tendientes a esclarecer el origen de la maniobra y a frenarla. La magistrada dictó el secreto del sumario y puso en marcha medidas urgentes que no quiso revelar.

Se supone que el primer paso es pedirles a las compañías telefónicas los números de origen de las llamadas con las que se hicieron las encuestas falsas. En general, esas empresas demoran, pero es muy probable que Servini les haya dado un plazo muy limitado para responder, tal vez 24 horas. Es decir que la contestación podría estar hoy. La versión indica que el origen es el call center de Martínez.

Quienes han contratado a esa empresas afirman que se puede enviar todo listo para poner en marcha el trabajo, incluyendo la locución. Otras veces, el call center ofrece el servicio de hacer la grabación. Se manda casi todo sobre una base informática y el call center pone en marcha el servicio, hace las llamadas y recoge los resultados. “No revisan el contenido de las preguntas o las frases. Controlan que no haya insultos, pero no me parece que reparen en si las preguntas encierran una trampa ética o no”, explicó una empresaria que usa habitualmente call centers, incluyendo el de Martínez. Todo indica que no bien Servini sepa qué empresa hizo el trabajo, intentará determinar quién lo contrató. El obstáculo allí es que podría tratarse de una agencia o empresa desconocida.

El candidato del Frente para la Victoria (FpV) se presentó en la Justicia el martes a través de sus letrados, Juan Manuel Olmos y Mauro Riano, denunciando la violación del artículo 140 del Código Electoral que pena a quien mediante engaño lleve a votar o lleve a abstenerse de votar de determinada manera a un ciudadano. Las maniobras eran:

-Encuestas falsas. El ciudadano recibe en su hogar una llamada con un sondeo automatizado. Tras varias preguntas de las habituales, la locución grabada pregunta:

–¿Cree usted que el caso Schoklender afecta la campaña de Daniel Filmus?

Si el ciudadano digita la opción no, la llamada se corta. Pero si digita la opción si, la encuesta continúa. Poco después se dispara otra pregunta:

–¿Sabe usted que el padre de Daniel Filmus es arquitecto y es contratista en la construcción de viviendas junto a Sergio Schoklender?

La pregunta incluye una falsedad, ya que Salomón Filmus no es arquitecto ni tiene relación alguna con Schoklender. Cuando el ciudadano digita la opción no, el sistema dispara la siguiente pregunta:

–Ahora que lo sabe, ¿igual votaría por Daniel Filmus?

La denuncia del senador y candidato del FpV sostiene que no se trata de una encuesta, sino de una maniobra de campaña sucia, basada en una mentira e incluso en un delito, el de injurias, contra el padre de Filmus. Según evalúan en el FpV, se hicieron centenares de miles de llamadas.

-Los carteles truchos: Aparecieron en la Ciudad con el mismo tema, vinculando a Filmus con Schoklender. Llevan la firma del Frente de Izquierda, cuya candidata es Myriam Bregman, y Proyecto Sur, la fuerza que postula a Fernando “Pino” Solanas. En forma oficial, Bregman rechazó que hayan confeccionado los carteles y apuntó al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. Por su parte, Proyecto Sur, a través de Julio Raffo, candidato a legislador y hombre de la máxima confianza de Solanas, también negó en forma categórica que hayan sido autores de los carteles. Esto significa que las firmas son apócrifas.

- La página de Internet: Ayer también apareció una página de Internet falsa. La oficial del candidato es danielfilmus.com.ar. Sin embargo, desde Estados Unidos se subió a la red una página daniel filmus.com, con similares contenidos que las encuestas y los carteles falsos. Se vincula a Filmus con Schoklender, se habla de “las extorsiones de Moyano”, de la causa de los medicamentos y otros casos parecidos, todo con la supuesta firma del propio Filmus. Anoche, los apoderados del FpV concretaron las gestiones con la autoridad norteamericana que fiscaliza los sitios contra los que podría haber denuncias penales inmediatas. También interviene CERT.ar, un organismo de Jefatura de Gabinete, que coordina todos los esfuerzos en materia de seguridad informática. A Estados Unidos se enviaron las pruebas sobre el sitio oficial y el sitio apócrifo, por lo que se espera que la página sea dada de baja hoy.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Tomada y Daniel Filmus denunciaron una campaña sucia que incluye llamados telefónicos, afiches y una página de Internet falsa.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.