EL PAIS › SEPARAN A LA BONAERENSE DE LA SEGURIDAD LEGISLATIVA

Cambio de custodia

Después de los incidentes en la reasunción de Scioli y del acuartelamiento, Diputados resolvió desafectar a la policía de las tareas de vigilancia, como ya había hecho el Senado.

La Legislatura de la Provincia de Buenos Aires ya no tendrá la custodia de la Policía Bonaerense. La Cámara de Diputados se sumó ayer a la decisión que la semana anterior tomó el vicegobernador y presidente del Senado, Gabriel Mariotto, de desafectar a la policía provincial de las tareas de seguridad. A través de un comunicado, el presidente de la Cámara baja de la provincia, Horacio González, informó que también dispuso el retiro del personal policial que se encargaba de la seguridad del edificio, que ahora quedará a cargo del personal legislativo. Cerca de González afirmaron que la medida se tomó después de evaluar la situación que se produjo durante la asunción del segundo mandato como gobernador de Daniel Scioli, donde la policía provincial reprimió a militantes de La Cámpora que ingresaban al Palacio Legislativo. Tras esos hechos, la sanción a seis uniformados por los excesos de violencia intentó ser rechazada por la infantería policial con un autoacuartelamiento que duró diez horas.

El escueto comunicado difundido ayer desde la Legislatura provincial y que lleva la rúbrica de González afirma que “el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires dispuso la desafectación del personal policial que prestaba servicios de seguridad en las instalaciones del Palacio Legislativo y del edificio anexo”. Una tarea que “en principio quedará a cargo de personal propio de la Cámara que se desempeña en las áreas de Ceremonial y Recepción”.

Aunque el comunicado no expresa los motivos, colaboradores de González reconocieron a Página/12 que la decisión se tomó “después de evaluar los incidentes del lunes pasado” (12 de diciembre), cuando un cordón de agentes policiales de Infantería reprimió a militantes de la Juventud Peronista –identificados con la agrupación kirchnerista La Cámpora– que pretendían llegar como invitados hasta los palcos del tercer piso del recinto y que terminó con dos personas heridas. La medida se adoptó después del autoacuartelamiento de unos 150 policías de Infantería que intentaron resistir a lo largo de diez horas las sanciones impuestas a seis uniformados desde la gobernación.

La decisión pone a González en sintonía con la postura asumida por Mariotto la semana pasada. El vicegobernador ordenó entonces clausurar el destacamento policial que funciona en el Senado y que tenía a su cargo la seguridad de la Cámara alta y la de su anexo de calle 7 y 49, en La Plata. Al mismo tiempo, reemplazó las funciones que desempeñaba la policía provincial designando a un civil –el abogado platense Silvio Torres– al frente de la Dirección de Seguridad del Senado. Con estas medidas, la Bonaerense no tendrá más el control de la seguridad dentro del Palacio Legislativo provincial.

Compartir: 

Twitter
 

La policía había protestado contra las sanciones resueltas por Scioli.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.