SOCIEDAD › UNO DE LOS JUECES QUE AUTORIZARON EL “AVENIMIENTO” DIJO QUE NO SE JUBILARA

“Me voy a someter al jury”

El juez Carlos Flores, uno de los dos que permitieron en La Pampa el casamiento de una mujer con el violador que después la mató, negó que pensara en el retiro y sostuvo que estaba dispuesto a someterse a un jurado de enjuiciamiento.

 Por Carlos Rodríguez

Uno de los dos jueces pampeanos que votaron a favor de la figura del “avenimiento” o “reconciliación” que permitió la libertad del hombre que había violado a Carla Figueroa y que la asesinó a los seis días de haber salido de la cárcel, anunció ayer que seguirá en funciones y que está dispuesto a defenderse en el jury de enjuiciamiento. El juez Carlos Flores, del Tribunal de Impugnación Penal de La Pampa, que aprobó el casamiento de Figueroa con su marido y violador, Marcelo Tomaselli, luego autor del femicidio, declaró ante los periodistas que no piensa en renunciar al cargo. “Sigo trabajando y me voy a someter al jury”, declaró el magistrado. De esa manera negó las versiones que indicaban que iba a presentar la renuncia al cargo, tal como confirmó que hará el presidente del Tribunal de Impugnación, Gustavo Adolfo Jensen, quien aportó el segundo voto que permitió la liberación de Tomaselli. En La Pampa, donde este fin de semana hubo una marcha “contra la violencia machista”, se han levantado voces en favor de la derogación de la figura del “avenimiento”.

En fuentes judiciales, políticas y de organizaciones de mujeres consultadas por Página/12, hubo coincidencia en que Flores, hasta ahora, tenía “una buena imagen como magistrado, a partir de la actuación que le cupo en causas por corrupción de funcionarios” que acompañaron al ex gobernador peronista Rubén Marín. De todos modos, la ex subdirectora de Políticas de Género de la Municipalidad de Santa Rosa, Mónica Molina, resaltó que la mayoría de los miembros del Poder Judicial local “no tienen la mirada que marca la Ley 26.485” que condena la violencia contra las mujeres. Molina, que participó de una marcha de repudio al femicidio de Carla y de apoyo al jury de enjuiciamiento contra los jueces Jensen y Flores que se realizó en la ciudad de General Pico, sostuvo ante este diario que “los jueces y fiscales van a tener que incorporar la perspectiva de género a la hora de emitir sus fallos o resoluciones, porque está claro que hoy no lo hacen”.

Molina subrayó que ahora, en la Legislatura provincial, “tiene que formarse el jury de enjuiciamiento de los jueces” Flores y Jensen, mientras que a nivel nacional “debe impulsarse en forma urgente la eliminación del Código Penal de la figura del avenimiento”, que fue la que permitió que Carla solicitara casarse con el hombre que estaba en la cárcel por haberla violado y que finalmente terminó asesinándola el 10 de diciembre, de 15 puñaladas. La ex subsecretaria sostuvo que “a los organismos del Estado les está faltando una real convicción para aplicar las políticas que corresponden. Hay funcionarios que por los medios dicen cosas bonitas, pero cuando llega el momento de aplicar las políticas de género no lo hacen porque no las consideran una prioridad”.

El juez Flores fue noticia cuando declaró ayer, ante un grupo de periodistas pampeanos, en la sede de los Tribunales, que está dispuesto a seguir en su cargo y que se va a “someter al jury” de enjuiciamiento que están impulsando todas las bancadas de la Legislatura provincial. El juez Jensen, por su parte, comenzó ayer su período de licencia, que se mantendrá hasta los primeros días de febrero. La semana pasada, Jensen adelantó que tiene previsto jubilarse, con lo que evitará enfrentar el juicio político que plantean los legisladores.

Los tres bloques de diputados provinciales solicitaron hace unos días someter a jury de enjuiciamiento tanto a Jensen como a Flores. El femicidio cometido por Tomaselli (26) generó una conmoción en una provincia en la cual han crecido ese tipo de hechos, según un informe difundido por La Casa del Encuentro. En este mes de diciembre se produjeron dos casos, el de Carla Figueroa (19) y una semana después el de María del Carmen Paredes (28), baleada por su ex pareja, Luis Fernández. La mujer, que estaba con muerte cerebral por las heridas sufridas, falleció tres días después del ataque.

A comienzos de año, el 21 de febrero, Juan Carlos Wilberger persiguió a balazos por la calle a su hija Gladys, mientras ella trataba de escapar en una bicicleta. La mató de siete balazos. El 19 de octubre, en la ciudad de General Acha, la joven Claudia Noemí González (21), madre de dos niños de 5 y 6 años, fue asesinada por su marido, César Luis González. En 2008, según la estadística confeccionada por la asociación civil La Casa del Encuentro, hubo dos casos de femicidio en La Pampa; en 2009 el número se elevó a tres, para llegar a cuatro en 2010. El año pasado fueron asesinadas Miriam Flores (25), María Estefanía Malsam (16), Verina Peinetti (74) y Daniela Villalba (40).

Compartir: 

Twitter
 

La semana pasada, Carlos Flores evaluó su retiro del cargo.
Imagen: Gentileza La Arena de La Pampa
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared