SOCIEDAD › EL FISCAL PIDIO LA PREVENTIVA EN EL CASO DE LINCOLN

Audiencia por la muerte de Tomás

Adalberto Cuello, principal sospechoso del crimen del hijo de su ex novia, Tomás Dameno Santillán, aseguró ayer ante el juez que es inocente y no sabe por qué está detenido. Fue durante una audiencia oral realizada en los tribunales de Junín, en la que su defensor, Hugo Icazati, solicitó la libertad y el fiscal Javier Ochoaizpuro reiteró su pedido de prisión preventiva. “La audiencia fue excelente para las pretensiones de la fiscalía y del particular damnificado”, comentó el abogado Carlos Torrens, representante de Susana Santillán, madre del niño asesinado el 15 de noviembre pasado en Lincoln, quien estuvo presente en los tribunales. “A más tardar el sábado habrá una resolución”, agregó Torrens al referirse a la decisión del juez José Luccini sobre la prisión preventiva.

“Estamos en presencia de un crimen terrible y desolador, que no solamente lesiona y hiere a la madre y a su círculo íntimo y querido, sino a todos los allegados. No se trata esto de una pelea entre borrachos o de un homicidio ocasional. Esto es mucho más profundo”, señaló Torrens. Luego comentó que se expusieron las conclusiones preliminares de los estudios psicológicos, que definen a Cuello como “psicópata que comprende la criminalidad de sus actos y dirige sus acciones”. El perito a cargo pidió ante el magistrado ampliar los estudios, agregó.

Consultado sobre el impacto que tuvo en la madre de Tomás el reencuentro con Cuello, Torrens aseguró que la mujer no habló durante la audiencia y mostró “serenidad”, aunque al finalizar la misma “se quebró”.

Por su parte, el defensor del imputado, Icazati, señaló en la puerta de los tribunales que pidió la libertad de Cuello “por falta de mérito”. Según él, “la suma de indicios no conforman una semiplena prueba y no hay ninguna prueba directa que lo vincule”. Luego, Icazati señaló que “lo más pesado que hay es la declaración de la ex novia, María Inés (Márquez), a la cual le hemos pedido el proceso por falso testimonio”. Márquez afirmó que Cuello le pidió que mintiera para tener coartada.

“Declara dos veces conforme a derecho y bajo juramento de ley y dice que la primera declaración la hizo coaccionada por Cuello, pero no se demostró en la causa ningún llamado, ningún mensajito ni nada raro”, dijo el defensor, quien pidió que se abra una causa por encubrimiento contra la madre de Márquez. “Expresa que Cuello le dijo que limpie el asiento del auto para borrar algunas pruebas y no lo fue a denunciar”, afirmó.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.