EL PAíS › LA CáMARA DE CASACIóN BONAERENSE FAVORECIó A TRES POLICíAS CONDENADOS POR LA MASACRE DE AVELLANEDA

Tres acusados que se beneficiaron

Uno de los involucrados en los asesinatos fue absuelto, otro sobreseído por prescripción y a otro le redujeron la pena.

 Por Adriana Meyer

En el mismo fallo en el que confirmó las condenas a prisión perpetua de los ex policías Alfredo Fanchiotti y Alejandro Acosta por el asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, la Cámara de Casación bonaerense benefició a otros involucrados en el caso. Ninguno de los otros cinco policías que recibieron diversas condenas en aquel juicio de 2006 irá preso. Más aún, los jueces de la sala I del tribunal absolvieron al que fue jefe de Fanchiotti, el ex titular de la departamental de Lomas de Zamora Félix Osvaldo Vega, que había sido condenado a 4 años de prisión por encubrimiento. A pesar de que Casación rechazó la mayoría de los recursos presentados por las defensas de los policías, las apelaciones que harán ante la Corte Suprema evitan que las iniciales condenas se hagan efectivas. Los querellantes también apelarán al Máximo Tribunal, pero para intentar revertir la absolución de Vega, tal como adelantó a Página/12 Sofía Caravelos. El absuelto Vega es quien le dijo al ex diputado Luis Zamora a pocas horas de la masacre: “Tenemos experiencia, usted sabe perfectamente que se mataron entre ellos”.

Fanchiotti declaró en 2009 que Vega sabía del operativo represivo que estaba en marcha, que costó la vida de los dos militantes piqueteros, las heridas de centenares de manifestantes y precipitó el final del gobierno de Eduardo Duhalde. Sus palabras, pronunciadas en la causa que investigaba las responsabilidades políticas de la masacre de Puente Pueyrredón, fueron premonitorias. “Salvaron a Vega, que me usó y me abandonó; entregaron mi cabeza para tranquilizar todo”, se lamentó el ex comisario.

Los jueces Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués hicieron lugar a los argumentos de la defensa de Vega sobre la “incorrecta formulación de la materialidad ilícita” y un “erróneo juicio acerca de su autoría”. Piombo dijo que Vega “sólo tuvo conocimiento de los lineamientos generales de un acontecer que ya estaba en todos los medios informativos”. En el mismo sentido, Sal Llargués opinó que “no puede razonablemente fundarse la lógica y sincera convicción de que el imputado Vega haya tenido conocimiento cierto y oportuno de la perpetración de los hechos que se le endilgan como que hubiera encubierto”.

Los camaristas sobreseyeron por prescripción a Celestino Robledo, que había sido condenado por usurpación de títulos y honores. Es un policía dado de baja que apareció aquel 26 de junio persiguiendo gente palo en mano. Otro beneficiado fue el oficial Mario de la Fuente, ex jefe de calle de la Comisaría 1ª de Avellaneda, a quien le redujeron la pena de 4 a 3 años de cumplimiento condicional. De la Fuente, que llegó a estar prófugo durante la investigación, estuvo acusado de encubrimiento agravado porque la noche del 26 de junio de 2002, cuando los fiscales departamentales le preguntaron qué estaba haciendo mientras miraba un video en la Comisaría 1ª, les respondió que no sabía nada. Las fotos pusieron en evidencia que estuvo entre los piqueteros y manipuló los cuerpos de Kosteki y de Santillán. Los camaristas hicieron lugar en forma parcial al recurso presentado por su abogado, y eliminaron el “agravante por peligrosidad”.

En tanto el ex cabo Lorenzo Colman y el ex subcomisario Gastón Sierra mantuvieron sus condenas a tres años y diez meses de prisión en suspenso, por encubrimiento, Sierra fue el autor de “un acta trucha que dio inicio al expediente y que contiene el cuentito de hadas en el que los policías fueron atacados por un grupo de manifestantes”, como explicó durante el juicio el abogado Claudio Pandolfi.

Compartir: 

Twitter
 

El ex cabo Alejandro Acosta, quien recibió prisión perpetua junto con Alfredo Fanchiotti.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.