EL PAíS › MAURICIO MACRI PUSO EN DUDA LA TRANSFERENCIA DEL SUBTE A LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Que sí, que no, pero la tarifa la subió

El jefe de Gobierno amagó con no hacerse cargo del subte. Funcionarios nacionales y opositores porteños lo criticaron.

 Por Werner Pertot

Tras haber decidido un aumento del 127 por ciento en la tarifa, Mauricio Macri aseguró que “puede que el traspaso no se realice nunca”. El jefe de Gobierno buscó así condicionar la negociación de 90 días que se abrió para definir el pase definitivo del subte a la Ciudad. Advirtió que la decisión de retirar progresivamente la Policía Federal de los subtes afecta el traspaso. El otro punto en discusión son las inversiones. “Macri es un gobernante que no acepta su responsabilidad y que le aumenta la tarifa a la gente”, advirtió el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi. Desde la oposición porteña volvieron a llover críticas sobre el líder del PRO.

El traspaso del subte se comenzó a discutir a fines del año pasado. El gobierno nacional planteó que la Ciudad debía hacerse cargo en diciembre, algo que el macrismo rechazó. En el medio, Macri amenazó con llevar la tarifa a 3,40 pesos si el gobierno nacional no mantenía los subsidios. Finalmente, el 3 de enero ambos gobiernos firmaron el traspaso “en su totalidad” de la concesión del servicio de las seis líneas y el premetro. A partir de allí, se abrió un proceso de 90 días de negociación y la Nación se comprometió a pagar la mitad del subsidio por un año.

Esa misma semana, Macri resolvió que la tarifa pasara de 1,10 a 2,50 pesos. La medida se resolvió un miércoles y se puso en efecto un viernes. Organizaciones civiles y legisladores opositores presentaron un amparo porque plantearon que el jefe de Gobierno no había hecho la audiencia pública previa al aumento. La medida cautelar fue rechazada en primera instancia. El 27 de enero, la ministra de Seguridad, Nilda Garré, anunció que la Federal se retiraría del subte en forma progresiva. Al igual que con los hospitales, el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, dijo que la Metropolitana era incapaz de reemplazarla.

“No descarto que no se traspase”, soltó Macri, recién regresado de sus vacaciones en el sur. “Decisiones como las que se tomó con el tema de seguridad van en contra”, estimó el líder de PRO, quien opinó que “el contrato de concesión sigue siendo administrado por la Nación”. “Hay que trabajar de buena fe en equipo y sin chicanas. En estos 90 días se va a definir si se puede o no realizar el traspaso de los subtes”, indicó. “Si no existe tal buena fe, no existe la vocación de trabajar en equipo, puede ser que nunca se realice el traspaso”, recalcó.

En la gestión PRO dejaron trascender a este diario que el Gobierno nacional no transfirió aún el pago de subsidios de enero y que Metrovías se está quejando por esto. También señalaron que la principal discusión –los negociadores se están reuniendo casi todos los días– pasa por las inversiones. Y la seguridad le suma ruido.

Macri además dijo que “le pareció gracioso” que el aumento del 127 por ciento del subte que resolvió apareciera reflejado en la inflación de enero que dio a conocer el Indec. “Pensé que era una joda para Videomatch, como en las viejas épocas”, aseguró. “La mayoría de la Federal todavía no se ha sacado de las líneas, y el Ministerio de Seguridad ha planteado un esquema de retiro, así como nosotros hemos planteado a Macri que encare un esquema de obras y hemos depositado los recursos para que avancen con ellas”, planteó Schiavi.

“No se entiende por qué Schiavi se pone tan nervioso y miente”, afirmó el ministro de Desarrollo Urbano porteño, Daniel Chaín. “Quizás están nerviosos por los problemas que tienen con la tarjeta SUBE”, ironizó el funcionario PRO. En tanto, la vicejefa María Eugenia Vidal se ocupó de fijar condiciones para no dar marcha atrás con el traspaso: “Tenemos que ponernos de acuerdo en terminar las obras que se prometieron durante diez años. Queremos ser serios y responsables. El gobierno nacional tiene problemas en general con el transporte. Con Aerolíneas, con los trenes, con las tarifas. Y el subte no es la excepción”, lanzó Vidal, como parte del ámbito exento de chicanas que propuso Macri.

Desde la oposición porteña, hubo críticas al por mayor. “Macri ha dicho un disparate. Hay que hacer una comisión que realice un trabajo serio pero con urgencia, para que se traspase el subte, la policía, el control del juego y el puerto”, advirtió el jefe del bloque de Proyecto Sur, Julio Raffo. Su compañero de bloque, Rafael Gentili, opinó que “es imposible retrotraer el traspaso. ¡Sean serios, che!”. “Un vivo bárbaro. Tiene el subte una semana. Aumenta la tarifa un 125 por ciento y lo quiere devolver. El señor Roggio, agradecido”, twitteó la sabbatellista Gabriela Cerruti. “No dudó con el tarifazo, pero sí duda en hacerse cargo del control del subterráneo que es su directa responsabilidad”, se sumó Aníbal Ibarra. La diputada kirchnerista María José Lubertino afirmó que “la autonomía no se reclama, sino que se ejerce y él siempre la pide con declaraciones erráticas y victimizándose, después de cuatro años de gestión”.

Compartir: 

Twitter
 

Macri buscó condicionar la negociación por el traspaso definitivo del subte a la Ciudad.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.