EL PAíS › DANIEL SCIOLI INAUGURO LA ASAMBLEA LEGISLATIVA BONAERENSE

“Como siempre, me hago cargo”

En línea con el discurso de la Presidenta, el gobernador bonaerense le reclamó al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que se haga cargo: que “cumpla con la Ley de Basura O”. Defendió su política de seguridad y pidió colaboración a la Legislatura.

 Por Julián Bruschtein

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, respaldó fuertemente ayer su política de seguridad en la apertura de sesiones de la Legislatura provincial. “Como siempre, yo estoy al frente y me hago cargo como máximo responsable”, afirmó dando un espaldarazo al ministro Ricardo Casal, resistido por algunos sectores del kirchnerismo. Reclamó también al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que “se haga cargo y cumpla con la Ley de Basura 0”. A los docentes les solicitó “esfuerzo y la colaboración” para garantizar el ciclo lectivo.

“Desde el 2007 creamos la Superintendencia de Policía Rural, el fortalecimiento del Grupo Halcón y la mayor presencia en nuestras calles y rutas, con controles de tránsito y alcoholemia para evitar accidentes viales. Somos el gobierno que más hizo para mejorar las condiciones de detención”, afirmó Scioli en su discurso, exponiendo las políticas de seguridad de su gestión. El gobernador hizo a un lado las críticas y quejas contra las políticas de seguridad y derechos humanos de su gestión, que defendió con profundidad en su mensaje a la Asamblea Legislativa. “El respeto irrestricto por los derechos humanos es hoy una política de Estado que expresa la madurez de nuestra democracia”, señaló, evitando controversias sobre el tema que en las últimas semanas se cobró al subsecretario de la cartera, Fernando Cano, descomprimiendo en parte la situación interna en la secretaría y dando un poco de aire a la titular de la cartera, Sara Derotier de Cobacho.

Junto a Scioli se encontraba el vicegobernador, Gabriel Mariotto, y de frente al dueto que gobierna la provincia, en primera fila, escuchaban sentados los integrantes del gabinete bonaerense con algunos invitados especiales. Entre los ministros Casal, Cristina Alvarez Rodríguez, de Gobierno, y Ricardo Arlía, de Economía, se encontraban el titular de la diócesis platense, Héctor Aguer, y el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires Felipe Solá. A diferencia de la tensión que se vivió en el inicio del segundo mandato de Scioli en diciembre pasado, cuando la policía reprimió a los jóvenes militantes de La Cámpora, el acto de ayer estuvo lejos de cualquier enfrentamiento. Sin la ‘ola naranja’ que distingue a los seguidores de Scioli, cerca de la agrupación cristinista tuvo su lugar de privilegio en el tercer piso de la Legislatura, donde se acomodó con dos banderas: de un lado la figura de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y del otro una con el ex presidente Néstor Kirchner. Apenas iniciado el acto comenzaron a entonar el clásico “Oooh, yo soy argentino, soy soldado del pingüino”, que precedió el minuto de silencio por las víctimas del choque del Sarmiento la semana pasada.

Los palcos también tuvieron sus invitados ilustres. En el palco central se encontraba la esposa del gobernador, Karina Rabolini, junto a los hermanos del gobernador, José, que se acerca a su hermano después del alejamiento hacia las filas del empresario Francisco de Narváez, y Nicolás, el menor, que forma parte del directorio del Banco Provincia y ya lo foguearon como posible candidato a intendente de Tigre. Acompañaba a todos la hija de Scioli, Lorena. Otro palco era compartido por el diputado nacional del Frente para la Victoria Carlos Kunkel, junto con De Narváez y el intendente de Moreno, Mariano West. En otro sector la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, junto a representantes de Abuelas de Plaza de Mayo, presenciaban el acto. Mezclados entre los invitados se encontraba el dirigente de La Cámpora y diputado Eduardo De Pedro, así como José Ottavis, integrante del cuerpo legislativo bonaerense.

“Solicito al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que se haga cargo de la aplicación de la Ley de Basura 0, de la reducción de los volúmenes de residuos que vuelcan diariamente en la provincia, implementando en su territorio las nuevas tecnologías de tratamiento que lo posibiliten”, destacó Scioli en el único reclamo que emanó de su discurso, tal y como lo había hecho cuando asumió en diciembre pasado. En otro tramo recordó que “si hay algo que priorizó este proyecto político que iniciamos junto a Néstor Kirchner y continuamos hoy con Cristina es la educación pública”, aseguró el gobernador en su preámbulo antes de solicitarles a los gremios docentes –no iniciaron las clases por diferencias en la negociación salarial– “el esfuerzo y la colaboración para asegurar el normal desenvolvimiento del ciclo lectivo”.

Al finalizar el acto de apertura, presentó el paquete de leyes que enviará el Ejecutivo a la Legislatura y algunas que tienen media sanción y que consideraba “importante” se resolvieran: “el debate en las leyes de Adopción, la Policía de Prevención Comunal” –muy discutida con Mariotto–, la conformación de una Policía Judicial, la Ley Orgánica Municipal y la Ley de Educación para la Salud, entre otras.

Compartir: 

Twitter
 

El vice, Gabriel Mariotto, saluda al gobernador Daniel Scioli.
Imagen: Joaquín Salguero
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.