EL PAIS › ESTACION HORROR > ONCE HERIDOS AL EMBESTIR UN TREN CARGUERO A UN MICRO ESCOLAR, EN CAMPANA

Al borde de otra tragedia

El ómnibus quedó detenido sobre las vías y fue chocado por el tren, que venía a baja velocidad. Denuncian que el micro llevaba más chicos de lo permitido. Y que el municipio viene reclamando a TBA la señalización de ese paso a nivel.

Ocho chicos de entre 11 y 17 años y tres adultos resultaron heridos ayer por la mañana en un choque entre un tren carguero y un ómnibus escolar, en un paso a nivel sin barreras del partido bonaerense de Campana. El colectivo circulaba con “más chicos de los que podía trasladar”, según informó el gobierno provincial. El accidente se produjo poco antes de las ocho en el cruce ubicado en el kilómetro 69 de la ruta nacional 9, en inmediaciones de la estación Rómulo Otamendi. Los heridos fueron llevadas al hospital municipal San José de Campana.

El accidente fue protagonizado por una formación de la empresa concesionaria Nuevo Central Argentino (NCA), que viajaba hacia el norte del país por “un tramo de las vías a cargo de TBA”, informaron voceros de NCA. Según indicaron fuentes policiales, el tren embistió al ómnibus escolar que trasladaba “a estudiantes que iban a una de las escuelas de la zona”, ubicada en un predio perteneciente al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Según las primeras averiguaciones, “el micro habría sufrido un desperfecto cuando estaba cruzando las vías, en el paso a nivel sin barreras, y el conductor no pudo mover el vehículo”, que fue arrastrado varios metros por el tren.

Poco después del choque, arribaron al lugar varias ambulancias, en las que fueron trasladados “al hospital municipal ocho menores de edad”, informaron desde el Ministerio de Salud bonaerense. También fueron llevados al centro de salud “dos adultos con policontusiones que no revisten gravedad, además de una maestra (de 61 años) con fractura de húmero, también fuera de peligro”, agregaron desde la cartera sanitaria.

Según informaron fuentes de la investigación, el colectivo tenía en su haber una multa labrada hace diez días por “sobrepasar el límite en cantidad de ocupantes del vehículo” y por llevar “a menores de 10 años ocupando el asiento del acompañante”.

Stella Maris Giroldi, intendenta de Campana, denunció que la empresa concesionaria Trenes de Buenos Aires (TBA), a cargo del tramo de las vías en el que ocurrió el accidente, “rechazó poner barreras” ante un pedido del municipio al argumentar que “no le correspondía” porque el paso a nivel “no estaba autorizado”.

En diálogo con Página/12, Juan José Ghione, secretario de Gabinete de Campana, explicó que el paso a nivel donde ocurrió el accidente “nació como un camino de acceso exclusivo al INTA, con una tranquera que era manejada por personal del Instituto. Con el transcurso del tiempo, el INTA sacó la tranquera, al ver que el camino comenzaba a ser un lugar de acceso público, transitado por isleños y pescadores”.

“A partir de ese momento, el camino quedó sin señalización. A pesar de ello, la gente que cruza de forma cotidiana ese paso a nivel es lugareña, por lo tanto sabe de ese cruce y de sus características”, comentó el funcionario.

“Desde la Municipalidad reiteramos el pedido de señales sonoras, lumínicas, barreras y banderilleros en ese lugar”, afirmó Ghione. Y agregó: “La empresa TBA debe ser la encargada de instalar un servicio de señalización acorde, en la vías, por las que transita una importante cantidad de trenes cargueros y de pasajeros”.

En tanto, el subsecretario de Seguridad Ciudadana de Campana, Gustavo Barros, denunció la “imprudencia de quien conducía” el ómnibus escolar, lo que fue respaldado por el fiscal a cargo de la causa, Juan José Maraggi.

“En principio, el micro llevaba más chicos de los que correspondía”, afirmó Maraggi. Agregó: “Entiendo que hay imprudencia del chofer del colectivo. Debía haber tenido mayor prudencia al cruzar (el paso a nivel) con una mayor cantidad de pasajeros que la permitida”.

En tanto, la madre de uno de los estudiantes sostuvo que “más de 90 personas, en su mayoría menores de edad, viajaban en el ómnibus”. Asimismo denunció que el colectivo circulaba con “la puerta abierta”.

Por su parte, Gustavo Ponce, que se encontraba en la estación Ingeniero Rómulo Otamendi cuando el tren de carga arrolló al micro escolar, relató que “el colectivo se quedó quieto sobre las vías”. “No sé si el chofer se asustó o no le funcionó la marcha atrás”, añadió el hombre.

Según sus dichos, “el micro estaba parado esperando que pase un tren de pasajeros que partía de la estación con destino a la Capital Federal y no vio que venía un tren de carga en sentido contrario”.

Informe: Sabrina Améndola

Compartir: 

Twitter
 

El micro habría sufrido un desperfecto cuando cruzaba el paso a nivel sin barreras.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.