EL PAIS › LA PRESIDENTA Y LA INVOCACION DE VIDELA A LA OPOSICION PARA QUE SE UNA

Una peligrosa coincidencia

Las declaraciones del dictador a una revista española provocaron el repudio de políticos y organismos de derechos humanos. El radical Ricardo Alfonsín dijo que “son ejemplos emblemáticos de idiotez moral, personas incapaces de identificar el mal”.

Cristina Fernández de Kirchner respondió a las nuevas declaraciones del represor Jorge Rafael Videla al advertir que “la invocación a unirse a la oposición me hace acordar a otras recomendaciones que leemos a diario de editorialistas políticos”. La Presidenta se refirió así a la segunda parte de la entrevista que el dictador preso en Campo de Mayo dio a la revista Cambio 16 de España, reproducidas ayer por Página/12, y destacó que “lo que queremos es llamar a la reflexión a quienes curiosamente coinciden con estas posturas”. Los dichos del dictador motivaron réplicas de otros funcionarios nacionales, políticos de la oposición y organismos de derechos humanos.

En el mismo sentido, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, afirmó que “es aterradora la similitud del diagnóstico” del dictador Videla sobre la actualidad nacional con “el de muchos opinadores mediáticos”, según consta en su cuenta de Twitter. Y agregó: “¿No será hora de que se den cuenta de que su odio hacia nosotros los está llevando peligrosamente lejos?”.

En un acto vinculado con el Memorial y Museo Islas Malvinas (ver página 9), CFK dijo que “debemos homenajear a la democracia, que podemos decir lo que queremos, pero es tambén lamar a la reflexión a los que curiosamente coinciden con estas frases, estas ideas y estas posturas”. Agregó que “este hombre decía que si el país cambia de rumbo no estaría presos; esta es una pregunta que yo no puedo contestar, habría que preguntale a otros argentinos que seguramente pueden contestar”.

En la segunda parte de una entrevista realizada por el periodista Ricardo Angoso, entre otros conceptos, Videla dijo que “hoy hay que ganar la guerra política”, en tanto que habló también de la “oportunidad perdida” en las últimas elecciones presidenciales, por parte de la oposición, que no se unió “para combatir esta lacra”.

El jefe de Gabinete, por su parte, calificó de “excelente” la respuesta que la organización Hijos dio a los conceptos del dictador, que se instala durante ese reportaje en el espacio de los perseguidos políticos y dice ser víctima de la venganza. Hijos manifestó: “Venganza, por definición, sería robarles sus hijos, secuestrarlos, torturarlos, violarlos, tenerlos en cautiverio, tirarlos vivos al mar, robarles sus bienes, fusilarlos. Nunca hicimos nada de eso ni lo haremos. Porque nos acusan de vengadores decimos que nustra única venganza es ser felices”.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dijo que llamar lacra a un gobierno que tanto ha hecho por los derechos humanos habla de su propia “calaña” y lo calificó de “personaje nefasto” que no tiene ninguna entidad para cuestionar las políticas implementadas en el país desde 2003.

En tanto, el diputado nacional Ricardo Alfonsín (UCR) aseguró que el dictador Videla, al igual que el chileno Augusto Pinochet y Adolf Hitler, “son ejemplos emblemáticos de idiotez moral, personas absolutamente incapaces de identificar el mal”. Alfonsín señaló que “nos recuerdan que la idiocia (trastorno profundo de las facultades mentales) es también una patología moral, no sólo mental”. Según el hijo del ex presidente Raúl Alfonsín, “cuando las circunstancias garantizan la impunidad legal, como en la dictadura, aflora el idiota moral haciendo estragos; este señor gobernó a los argentinos y hoy nos parece una pesadilla, como a muchos alemanes Hitler les parece una pesadilla, pero ambos fueron terrible y terroríficamente reales”. El legislador radical afirmó que “lamentablemente, no muchas cosas nos unen a los argentinos, pero una de ellas es ponerles límite a los idiotas morales, que son una amenaza a la dignidad del ser humano. Y la mejor manera de neutralizarlos es una ciudadanía fuertemente impregnada por la dimensión moral, reclamando justicia”. Y recordó que “el gobierno radical de los años ’80 los enjuició y la Justicia los condenó (a los militares). No es la venganza, sino la Justicia la que clama al cielo que paguen sus culpas”.

Además, el diputado de la Ciudad y ex secretario de Inclusión y Derechos Humanos porteño, Daniel Lipovetsky, expresó que “los derechos humanos no son exclusivos de ningún gobierno. El que los viole será castigado, gobierne quien gobierne”.

Compartir: 

Twitter
 

Videla dijo que “si el país cambia de rumbo, seguramente no estaríamos presos”.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.