EL PAíS › LAS IMPLICANCIAS DE LA PROTESTA Y LA CONVOCATORIA A OTRA MANIFESTACION

Lo que dejaron las cacerolas

FRANCISCO “TITO” NENNA *

La estafa originaria

La derecha argentina es, actualmente, una metáfora tan vacía de contenido como carente de representación. Sin líderes políticos que la aglutinen y la conduzcan, los gerentes de las grandes empresas oscilan entre el financiamiento del blindaje en la prensa a la figura del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y la cobertura televisiva, radial y gráfica de cuanta crítica al gobierno nacional emerja en los sectores de clase media.

Sin embargo, el principal escollo que tienen los impulsores de un proyecto político –y, por ende, un rumbo económico– opuesto al que lleva la Casa Rosada desde el 2003 es, precisamente, la inconsistencia del lenguaje que emplean. Al no asumir que les apetece incrementar la tasa de ganancia a costa de la reducción de las medidas que protegen a las capas postergadas del pueblo, las corporaciones disfrazan su ideología bajo una verba blanda que oculta las contradicciones y no termina de anclar en la sociedad.

Esa estafa originaria de los que planifican la miseria, pero no pueden confesarlo empuja a sus voceros al lodo del eufemismo y la mentira. Por eso, el PRO enfatizó hasta el hartazgo que, a principios del actual ciclo lectivo, no se habían cerrado 220 grados en las escuelas públicas de la Ciudad sino que se habían fusionado cursos, como así también negó que el Ministerio de Educación local persiguiera a los militantes políticos en los establecimientos educativos con la apertura de una línea telefónica para denunciarlos, sino que sólo trató de impedir el activismo partidario.

Igual sustento encuentra el propio Macri para tamizar el cacerolazo del jueves 13 como una manifestación ciudadana sin planificación previa, aunque lo desmientan las cadenas de mensajes por correo electrónico, las consignas en las redes sociales y la cantidad de centímetros de papel que los periódicos destinaron a la iniciativa en los días anteriores a su concreción. Sin ruborizarse, el jefe de Gobierno porfió con esa idea cuando la convocatoria trasudaba, para ser espontánea, bastante organización si se parte de la base de que existían desde una semana antes fecha, hora y punto de encuentro pautado para la protesta.

La espontaneidad organizada, en definitiva, no es más que una operación retórica imposible para la praxis política. De ahí, la contradicción insalvable para los nostálgicos del neoliberalismo que intentan capitalizar el descontento de las fracciones más acomodadas del país y su inmaculada salida a la calle sin rozarla con las fricciones de la construcción partidaria.

La efervescencia mediática se disipa rápido si no se nutre con una sustancia que fluya por debajo. Con las cacerolas vacías pero el refrigerador lleno, la derecha pretende contagiar su disconformidad con el kirchnerismo sin dejar de renegar de la edificación de estructuras políticas bajo las reglas de la democracia.

El conflicto por la Resolución 125 en 2008 enseñó a los herederos de la década del ’90 la cotización de la bulla en la puja política en la calle. Todavía les falta aprender a organizarse para disputar el poder en torno de un liderazgo que los sintetice y transforme su resentimiento de clase en las urnas sin refunfuñar ante los resultados.

* Legislador por el Frente para la Victoria.

Imagen: EFE.
Eduardo de la Serna, Marcelo Ciaramella, Roberto Murall y Juan Carlos Baigorrí *

Mirar con equidad

Días pasados, un grupo muy numeroso de personas se movilizó manifestando diferentes críticas al gobierno nacional. El éxito de la marcha alentó a los organizadores a preparar una nueva manifestación para los próximos días. Frente a esto, nuestro compromiso a favor de los pobres nos invita a dar nuestra opinión:

1. Nos parece muy positivo que la población se manifieste activamente para expresar acuerdos o desacuerdos. La desmovilización y despolitización fueron herederas del miedo impuesto por la dictadura de fines de los años ’70 y se vieron reforzadas por las políticas de la década de los ’90.

2. Lamentamos de la marcha pasada y alentamos a los organizadores a evitarlo en las eventuales marchas subsiguientes, toda manifestación violenta, desde banderas nazis hasta cánticos deseando la muerte a la Presidenta, la falta de respeto a las Madres y las Abuelas, el desprecio profundo a los pobres o cosas semejantes, de las cuales no hemos escuchado rechazo por parte de organizadores u opositores. Nos parece que esas manifestaciones desvirtúan toda propuesta o crítica si pretende ser constructiva, lo que en principio desearíamos. A la vez, cuestionamos las generalizaciones indiscriminadas o el “ninguneo” a toda crítica por parte de sectores del oficialismo.

3. Repudiamos sin el más mínimo atisbo de duda cualquier declaración que aluda al actual gobierno como “dictadura”. Se podrá manifestar desacuerdo con diferentes medidas, y es justo expresarse públicamente y acorde a derecho hacerlo, pero una dictadura –como la dictadura cívico-militar que hemos padecido y muchas de cuyas consecuencias todavía padecemos– es algo muy diferente al modo actual de ejercicio del gobierno, gobierno constitucional que además fue elegido recientemente con el 54 por ciento de los votos.

4. Lamentamos que las más variadas –y hasta opuestas– críticas al Gobierno confluyan en una misma marcha, ya que de ese modo no es claro qué es lo que se propone o contra qué medida específica de gobierno se manifiesta y si los reclamos son veraces o deformados. En esas condiciones no es fácil el diálogo o el debate, ya que no se entiende qué aspecto se quiere resaltar o con cuál se quiere debatir.

5. Invitamos a los organizadores a expresar públicamente una “profesión de fe” democrática para desalentar cualquier amago de actitud destituyente, que siempre estará sobrevolando en estos actos, y que algunos medios alientan.

6. Invitamos, finalmente, tanto a los organizadores como a los participantes, a mirar con grandeza, dejando de lado eventuales actitudes y reclamos preocupados únicamente con su propio bie-nestar, comodidad o deseos, y a mirar con equidad particularmente las medidas de gobierno o propuestas políticas que más beneficien a los pobres, teniendo en cuenta a los más desfavorecidos de la sociedad en la actual situación internacional y según las actuales posibilidades concretas.

* Presbíteros. María Laura Agüero; Mariel Agüero; P. Pablo Agüero; Juan José Alberdi; P. Marcos Alemán; P. José Alessio; P. Nicolás Alessio; María Mónica Juana Alonso; Adriana Irene Álvarez; Melina Alvarez; Osvaldo Alvarez; Mario Amitrano; Hna. María Teresa Andant (Santa Unión); Analía Andrade; P. Roberto Angeli; Carlos Anigstein; María Delicia Antelo; Dora Apo; Carlos Daniel Aranda; Daniel Aranda; P. Miguel Ángel Armada; Viviana Avendaño; P. Juan Carlos Baigorri; Luis Alberto Balmaceda; Gerardo Bassi; Graciela Batallán; Cecilia Bentancourt; Gabriel Bicinskas; Virginia Biella; Alicia Bini; P. Ignacio Blanco; Laura Berecoechea; Patricia Andrea Bonanno; Vilma Bonetto; Osvaldo Bonomo; Roberto “Tito” Borda; Jorge Emilio Bossia; Marcos Raúl Brandoni; P. Eduardo A. Brites; Mirna M. Brizuela Bogado; Diana Brozzi; Ángel A. Bruno; María Teresa Bruno; María Emilia Galván Brusque; P. Damián Burgardt; Adriana Burgeois; Gerardo Burton: Alejandra Bustamante; Ana Bustamante; Carmen Campana; Oscar A. Campana; Gustavo H. Canavessi; Marcelo Canda; Beatriz Candia; Santiago L.Candusso; Luz Canella Tsuji; Rubén Antonio Canella; Marta Susana Cannella; Hugo Cañón; Ricardo Capelli; Luis Jorge Caputo; Claudia Carbonell; Alicia Cardama; Laura Mabel Carizzoni; Jésica E. Carrizo; Mirta A. Carrizo; Diác. Ricardo L. Carrizo; P. Luis Casalá; Martín Casarino; Silvia Rosa Cassese; Carlos Cavalli; Mario Daniel Cazielles; Edgardo Chaparro; María Graciela Chaves; Alicia Inés Chilifoni; María Josefina Chino; María Laura Chino; P. Marcelo Ciaramella; Fernando Cibeira; Pablo Cicutti; Gustavo Cirelli; Carlos Clausen; Cristina Cogliati; P. Luis Coscia; P. Alberto Cruz; Rubén Cucuzza; Margarita P. Cuenca; Cristina De Antoni; María Cecilia De Antoni; Olga Degregorio; Diego De Menech; Juan José De Urrengoechea; Oscar Raúl Deutsch; José Luis Di Lorenzo; P. Juan Carlos Di Sanzo; Ángela Di Tullio; Hna. Ana María Donato; Eugenia Douek; Rubén Dunda; P. Daniel Eduardo Echeverría; P. Arnoldo Ederle; Teresa Eggers-Brass; Nora Enecoiz; Alberto Espino; María Asunción Espiñeira; Obispo Aldo M. Etchegoyen; Nelly Evrard; Gabriel Fagiani; P. Claudio Faivre Dubois; P. Alberto Faraoni; Raúl Edgardo Famin; P. Antonio Farfan; Adriana Fazzio; Marta Fernández; María Fernández Mouján; P. Roberto “Tino” Ferrari; Agustín Fontaine Castelló; Fernando Forlizzi; Claudio Iván Fuentes Lizana; Horacio Gallo; Juan Eduardo García; P. Alberto Garione; Karine Gaudry; P. Fermín Gauna; Jorge A. Gerbaldo; Dora Giannoni; Lidia Beatriz Giannoni; P. Félix Gibbs; Leonor Girardi; P. Gustavo Gleria; P. Adrián Gómez; P. Carlos Gómez; María Estela Gómez; Eladio González; P. Jorge González; P. Raúl González; Marta Gorsky; Adriana Grandamarina; María Inés Grimoldi; Roberto Grumelli; Matías Guevara; José María Gutiérrez; Juan E. Gutiérrez; Diác. Miguel Hernández; Andrea Hojman; Fabricio Iemolo; Josefina Isla Casares; Fabián Koopmann; Walter Kufmann; Rodolfo Krapp; Marcelo Labajos; P. Sergio Lamberti; Alba Lanzillotto; Mariana Laprida; Jorge Alfredo Larravide; Jorge Lazareff; Emma Alcira Le Bozec; Juan Pablo Ledesma; P. Mariano R. Ledesma; María Cristina Lencina; Isabel Lignaquy; Cristina Linares; Alem Locatelli; Ana María Lódola; Edith López; María Mercedes López; Liliana López Foresi; Antonio H. Lubin; Jorge Lupich; Héctor Daniel Maestri; Adolfo Mango; Perla Mango; Mirta Mansilla; Norma Mansilla; María Luján Manzotti; Gabriela Marchi; Leonardo Marges; Guillermina Inés Marino; María Belén Marino; Osvaldo Marino; Nora Marqués; Alberto H. Martínez; Diác. Luis Mayer; Silvana Mayer; Susana Méndez; María Lorena Mendizabal; Javier Ignacio de Mendonça; Fernando Mercau; Silvia Millet; Pamela Milocco; Daniel Esteban Mobbili; Elsa R. Mohorcic; P. Fernando Montes; Carmen Alicia Morell; P. Carlos Morena; Alfredo Moreno; Marta L. Moreno; Mabel Moyano; Beatriz Muñoz; P. Roberto Murall; Beatriz Noceti; Ricardo Noceti; Mariano Núñez; Pablo Nus; P. Enrique Alberto Oggier; María Silvia Olivera; P. Francisco Olveira; Patricia A. Orr; Juliana Orihuela; María Otheguy; Marcela Ovejero; Diana Paez; Beatriz Isabel Paisán; Lydia Pallavicini; Cristina Paravano; Fernando Parodi; María Teresa Parodi; Paula Nora Pasnansky; Susana Passoni; Gastón Pauls; Rubén Elias Pergament; Irene Rosa Perpiñal; Lucas Petracchi; Miguel María Petracchi; Belén Piccolomini; P. José “Pepe” Piguillem; Santiago Pirolo; Gabriela Pisani; Ricardo Luis Plaul; Liliana Plutt; Graciela Ponsa; Marc van der Post; P. Juan Carlos Prado; Hugo Presman; María Pruvost; Isabel Puente; P. Antonio Puigjané; P. Roberto Queirolo; Carlos A. Quevedo; Diana Raschelli; Raquel Rebaudi Basavilbaso; Pablo Recabarren; Víctor Eduardo Richini; Luisa Ripa; Carlos Rivaneira; Patricia Mónica Riveiro; Cristian Rodríguez Páez; Gerardo Néstor Rodríguez; Ingrid Rodríguez; Mariana Teresa Rodríguez; Teresa Rodríguez; Fernando Roitter; Sandro Rojas; Enriqueta Amelia Romero; Juan José Romero; Stella Rosas; Elsa Rovira; Pablo M. Rozen; Victoria Ruggiero; Alicia de Sá Torres; Daniel Omar Sabaté; Dione Sabbatini; Jacobo Sabulsky; Norma Sacristano; Norma Beatriz Salas; Gabriel Sanfilippo; Adrián Sapollnik; Juan Osvaldo Serale; P. Eduardo de la Serna; Mercedes de la Serna; Federico Siculer; Alicia Susana Sieiro; María de Luján Sieiro; Cecilia Sildañez; Daniel Silombra; Ezequiel “Gese” Silva; Alberto Sily; María Sucarrat; Rodolfo Taboada; Guillermo Tagliaferri; Paula Inés Tarelli; Alejandro C. Tarruella; Lázaro Oscar Teper; Marta D. Tomé; María Rosana Tornelli; María de la Paz Torres Sourigues; Adrián Tressa; Teresa Cecilia Tsuji; Silvia Valerga; Martha Valiente; Osvaldo Valli; P. Gustavo R. Varela; María Inés Vega; María Alicia Velázquez; Héctor Vicente; Andrea Viglietti; P. Adrián Vitali; Olga Weyne; Gladys Beatriz Zalazar; Pablo Germán Zalazar; Ani Zetina, y siguen las firmas. Adhieren: Agrupacion Envar El Kadri; Peronismo de Base Causa Sur, Córdoba; Centro de Investigación Arnulfo Romero, Córdoba; Comisión de Políticas de género de Carta Abierta Comunidad FEBE, Córdoba; Escuela de Solidaridad “Chaubloqueo”; Junta Interna ATE Vialidad Nacional Movimiento Recuperar lo Nuestro, Córdoba; Museo Ernesto Che Guevara; PREGÓN- Agrupación Padre Carlos Mugica.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.