EL PAíS › MICHETTI LE EXPUSO A MACRI SUS RAZONES PARA QUEDARSE EN CAPITAL

Algo más que una simple cena

Los dos se juntaron anoche a comer. La diputada fue al encuentro con el jefe de Gobierno decidida a plantearle que no será candidata en la provincia de Buenos Aires. En el PRO piensan volver a hablar con Francisco de Narváez en busca de un acuerdo.

Cuando cayó la noche, Gabriela Michetti se juntó a cenar con Mauricio Macri. En la charla, sólo los acompañaron las parejas de ambos. Aunque al cierre de esta edición no trascendió el diálogo que tuvieron ambos, el jefe de Gobierno seguramente escuchó lo que la ex vicejefa les viene diciendo a sus íntimos: “Nada ni nadie puede convencerme ya de que pase a provincia”. Muchos en el PRO especulaban con qué respuesta le daría el líder del PRO. Una buena parte de los dirigentes ponía sus esperanzas en que la “apriete” para que cambie de idea y se someta a la voluntad del partido. En el PRO advierten que en la provincia deberán volver a conversar con Francisco de Narváez.

Como adelantó Página/12, Michetti le comunicó ayer a Macri que resolvía quedarse en la Ciudad. Lo hizo en una cena que comenzó tarde y se extendió. Allí la diputada tenía pensado explicarle los motivos de su decisión, entre ellos que siempre hizo política en el ámbito porteño y que tiene razonables aspiraciones a sucederlo. Otro de los argumentos que pensaba usar era que el cambio de distrito no la convence y que, por lo tanto, “no le saldría natural”. “Se nota cuando no estoy convencida de algo”, suele argumentar la diputada nacional. Ya pasó por una situación similar cuando renunció a la vicejefatura en 2009. Según contó Michetti en público, Macri le dijo que hiciera lo que dictara su corazón.

En el PRO, diversos dirigentes esperaban que en la cena de anoche el jefe de Gobierno le explicara que tiene que sacrificarse por el partido y que utilizara una serie de argumentos y amenazas. Entre los argumentos que imaginaban los adversarios de Michetti estaban que puede hacer carrera para ser gobernadora o incluso ser candidata a vicepresidenta en 2015. Y entre las amenazas había un repertorio que iba de que no le financiarían la campaña en 2013 a que se tenía que “ir de la política”. No es seguro que Macri fuera a cumplir las expectativas de estos dirigentes ni que –en caso de utilizar estas ideas– den algún resultado.

Con su decisión de quedarse en Capital, Michetti podría ir a internas abiertas con Horacio Rodríguez Larreta o bien –como sugirió el fin de semana– no postularse en 2013. Mientras tanto, los armadores nacionales del PRO se rompen la cabeza pensando en cómo reemplazarán a la candidata. Todos los caminos parecen conducir a De Narváez. Uno de los hombres de provincia señaló ayer que la relación con el Colorado “está mucho mejor y podría reflotarse Unión-PRO. Tenemos una posición frentista”. Si no logran llegar a un acuerdo con su ex aliado, las perspectivas comienzan a complicarse. En el PRO suena el nombre de Carlos Melconián (que nació en Valentín Alsina), del ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, o del de Justicia, Guillermo Montenegro. Ninguno tiene un piso importante de votos en el terreno bonaerense.

Compartir: 

Twitter
 

Gabriela Michetti le dijo a Mauricio Macri que no pasa a la provincia de Buenos Aires.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.