EL PAíS

Un juicio demorado

El represor santiagueño Musa Azar (foto) se negó ayer a ser trasladado a un centro de salud de mayor complejidad y de esa manera evitó la continuidad del juicio de la denominada Megacausa, que debía seguir a través de un sistema de videoconferencias. La negativa del represor, que cumple condenas de prisión perpetua y una de ellas por delitos de lesa humanidad, surgió tras la decisión del Tribunal Oral Federal de Santiago del Estero (TOF) de trasladarlo al Hospital Regional Ramón Carrillo. Ante la sorpresiva negativa de Musa Azar, el TOF ordenó pasar a un cuarto intermedio hasta el 2 de octubre para reiniciar la ronda de testigos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.