EL PAíS › EL MINISTRO DE TRANSPORTE REITERO QUE LOS SUBTES SON DE LA CIUDAD

Todas las miradas a Macri

En rueda de prensa, Florencio Randazzo dijo que la Nación terminará de cumplir con la liquidación de los 360 millones de pesos de subsidio y destacó que “el gobierno porteño es el responsable”. La empresa especuló con el aumento del boleto.

El futuro de la red metropolitana de subterráneos sigue en veremos, luego de que el gobierno porteño confirmó que no dispondrá de fondos para financiar ese medio de transporte en su presupuesto para el año próximo y que la empresa informara oficialmente que “sin subsidios no puede funcionar el subte”. El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, ratificó ayer que el Estado nacional honró los compromisos asumidos en el acta de traspaso firmada a principios de este año y que “la responsabilidad es del jefe de Gobierno” de la Ciudad. “Espero que la decisión no sea cerrar los subtes, quiero ser optimista y pensar que es un hombre responsable”, manifestó Randazzo en el marco de una conferencia de prensa en la que anunció que la empresa Siemens devolverá a la Argentina 62 millones de pesos por no haber cumplido las condiciones de una licitación (ver página 11).

“El compromiso del gobierno era de mandarles 360 millones en 12 cuotas consecutivas y hemos cumplido y vamos a cumplir hasta el fin del ejercicio”, informó el funcionario ayer por la tarde en la Casa Rosada. Luego de haber firmado el acta acuerdo de traspaso, por la cual se arregló repartir durante un año los costos del subsidio antes de que la Nación se retire definitivamente, Mauricio Macri aumentó el precio del boleto más de un ciento por ciento para cubrir la parte que le correspondía aportar a la Ciudad. Luego, se echó atrás de forma unilateral en su decisión de asumir el control de la red de subterráneos y según anticipó Página/12, el presupuesto del año próximo no contempla un solo peso para invertir en ese rubro.

La duda es: ¿Qué va a pasar si se mantiene esta situación? Según algunos pronósticos más optimistas, el problema se solucionará con un nuevo aumento de tarifa, que podría trepar hasta alrededor de los cinco pesos. Es lo que pretende el Gobierno de la Ciudad, aunque, claro, deslindando el costo político de la suba en la Nación y desdiciéndose del acta de traspaso firmada. Desde la empresa, advierten, sin embargo, que no será tan sencillo: volver a duplicar el valor del pasaje repercutiría en la cantidad de usuarios que toman el subte, por lo que aun así el financiamiento sería insuficiente. “Sin subsidios no puede funcionar el subte”, advirtió el jefe de prensa de Metrovías, Mariano Jibaut.

Mientras se espera que los lentos tiempos de la Justicia den una definición que desempantane el asunto, el servicio de subterráneos peligra y las conversaciones para llegar a una salida se interrumpieron hace semanas y no tienen un buen pronóstico. “Está todo parado. El gobierno nacional tiene una posición muy clara, hasta que ellos no se hagan cargo de lo que firmaron no hay nada que hablar”, confiaban en la Rosada. En el PRO, en cambio, la estrategia es insistir en la no validez de lo firmado y deslindar sus responsabilidades a la espera de un eventual fallo favorable.

Por otra parte, Randazzo también aprovechó el diálogo con la prensa para defender su trabajo respecto del sistema de pago de transporte SUBE, al que calificó como “un éxito absoluto”, ya que “ha sido un elemento fundamental para que el Estado pueda tener información más precisa respecto de la distribución de las compensaciones” y detalló que con ese sistema hoy se realizan más de 11 millones de viajes por día y se realizan cargas por un promedio de 20 millones de pesos diarios.

Compartir: 

Twitter
 

“Sin subsidios no puede funcionar el subte”, advirtió el jefe de prensa de Metrovías, Mariano Jibaut.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.