EL PAíS › ELISA CARRIó EMPEZó A PREPARAR UNA NUEVA CANDIDATURA A DIPUTADA PARA 2013

El 1,8 por ciento no la desanimó

Después del magro porcentaje de votos que obtuvo en 2011, Carrió comenzó a negociar una postulación para renovar su banca. En la CC-ARI esperan a renovar autoridades internas para definir si acuerdan con la dirigente chaqueña o si ella sigue al margen del partido.

 Por Sebastian Abrevaya

Ya lo conversó con dirigentes de su entorno más cercano y con algunos eventuales aliados. Elisa Carrió termina su mandato en 2013 y, lejos de volverse a su casa, empezó a tejer una nueva candidatura a diputada nacional por la Capital Federal. Después de sacar el 1,8 por ciento de los votos en las presidenciales del año pasado y de meter una sola diputada en todo el país (Patricia Bullrich-Unión por Todos), Carrió se alejó de la Coalición Cívica-ARI para crear el Movimiento de Resistencia, donde mantiene un reducido núcleo de confianza y continúa viva su actividad política. En cambio, en la CC-ARI no querían adelantar todavía definiciones sobre el tema, hasta tanto se normalice la situación en ese distrito y se renueven autoridades a nivel nacional. En ese contexto, deberán resolver si van por un acuerdo con Lilita y va “por adentro” o si ella sigue al margen del partido que fundó hace más de diez años.

Hace tres meses accedieron a algunos sondeos de opinión que, aseguran, le daban a Lilita 8 puntos de intención de voto. “Cepo al dólar” y cacerolazo de por medio, ahora sostienen que rondaría el 12 por ciento. Entre el doble y el triple de lo que obtuvo en 2011, cuando como candidata presidencial sacó en la Capital el 4,3 por ciento de los votos. “Si Clarín le da un poco de aire, ella puede levantar bastante”, asegura un operador porteño que conoce de sus conversaciones con Ricardo López Murphy para convencerlo de que construyan algo juntos. En los últimos días, la chaqueña comenzó a levantar un poco el perfil, con su habitual estilo sostuvo que Cristina Fernández “va casi con desesperación a la dictadura”. “A mí me da mucha vergüenza estar en la Cámara de Diputados. Tengo una vergüenza terrible, nunca he visto una degradación tan grande de la clase política”, dijo Carrió la semana pasada, a contramano de sus conversaciones en privado para renovar su banca el año próximo y continuar cuatro años más en la Cámara.

La relación con la Coalición Cívica-ARI es clave para ver cómo se concretan las aspiraciones de Lilita. “Hubo un pacto de no agresión que funcionó bien. El partido teje acuerdos con otras fuerzas por un lado y ella juega más libre por el otro”, señaló a Página/12 un dirigente del partido. A diferencia de la elección anterior en la que fueron solos, en la CC-ARI manejan como alternativa las alianzas distritales. En la provincia de Buenos Aires hay una clara vocación frentista, producto de la afinidad con fuerzas como el FAP y la UCR, pero también de la necesidad electoral. En Capital, en cambio, la situación no está tan clara.

El próximo 11 de noviembre se normalizará el partido en la Ciudad, el último distrito que quedaba por regularizar. Hay tres nombres en danza para presidir la agrupación: Maximiliano Ferraro, Fernando Sánchez y Alfonso Prat Gay. “Si Alfonso quiere, nadie le va a decir que no, pero él está recorriendo el país y dedicado al bloque de diputados”, explica un dirigente porteño. Descartado Prat Gay, una de las alternativas con más fuerza es la de colocar a Ferraro como presidente y a Sánchez como primer congresal nacional. La semana siguiente, el 17 de noviembre, se renovará la conducción nacional, que estuvo en manos del ex diputado Adrián Pérez hasta que se fue de viaje y quedó el santafesino Pablo Javkin, favorito para continuar en el cargo. Recién después de todo ese proceso se definirán, por un lado, las políticas de alianzas y, por el otro, las candidaturas. Las figuras de Prat Gay y de la senadora María Eugenia Estenssoro son las que pican en punta para las listas de candidatos a diputados y senadores. La postulación del ex diputado Fernando Iglesias no sería una de las prioridades.

Con un escenario porteño polarizado entre el macrismo y el kirchnerismo, el resto de las fuerzas corren de atrás y deberán resolver si buscan unificarse para reproducir el escenario de 2009. A diferencia de aquella elección, en esta oportunidad se incorporan las primarias abiertas simultáneas y obligatorias, que podrían servir para dirimir las múltiples aspiraciones de los partidos de oposición.

Compartir: 

Twitter
 

Carrió ya mantuvo contactos con Ricardo López Murphy.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.