EL PAíS › EL TITULAR DE LA CORTE SUPREMA DISERTO SOBRE EL ROL DE LA JUSTICIA

“El deber de ser imparcial”

Ante un congreso de seiscientos jueces, Ricardo Lorenzetti dijo que la Corte no aceptaría presiones ni de grupos económicos ni de la política. Reclamó que se acelere la designación de jueces y reivindicó las garantías para resolver la inseguridad.

“Hoy no sólo los Estados pueden ser fuertes; también están los intereses económicos y corporativos. En el mundo hay una tendencia por la que la Justicia está recibiendo casos que antes se resolvían por otros canales, como el diálogo político o la conciliación. Grandes cuestiones que normalmente se debieran resolver por el principio de las mayorías y minorías, es decir, de la democracia, pasan ahora a los jueces. Esto es un hecho, y cuando uno tiene un caso de este tipo, obviamente hay presiones de toda naturaleza. Yo quiero decir que nosotros ya sabemos que va a haber presiones en cualquier caso de notoriedad y que no vamos a cambiar nuestros principios, esté quien esté por delante. Este es un buen aviso”, advirtió ayer el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, al hablar en el encuentro más importante del Poder Judicial de la Argentina, la Conferencia Nacional de Magistrados.

El encuentro reúne en Mendoza a seiscientos magistrados, con una agenda de dos días. Se trata de la quinta conferencia que realizan, esta vez con el tema “Responsabilidad y obligaciones de los jueces”. Como titular del máximo tribunal, Lorenzetti estuvo a cargo de su apertura. A lo largo de 40 minutos, el ministro habló de lo que consideró que son los principales temas del Poder Judicial:

- Igualdad: “La función de la Justicia es cambiarles la vida a los ciudadanos para mejor. La igualdad no es algo abstracto, la igualdad equivale a la dignidad. (...) Es función de la Justicia expandir la igualdad: el derecho a la vivienda, a la salud, a la educación son la base mínima de igualdad para que una persona pueda ser llamada ciudadano”.

- Seguridad: “El debate entre mano dura y debido proceso es un debate que nosotros podemos desarrollar, pero en el que podemos encontrar también una articulación. No se puede dudar de las garantías, no es una posición teórica, es una posición que está en la Constitución. El debido proceso y las garantías deben existir, pero también debe existir una política de Estado que se enfoque de modo consistente en la inseguridad.(...) Siempre que hay conflictos vinculados con la seguridad se dice ‘el problema son los jueces’, y esto no es así. En todo caso, que nos llamen a colaborar y vamos a estar todos, pero necesitamos y reclamamos políticas de seguridad que sean políticas de Estado, para que todos sepan cuál es la dirección y entonces el Poder Judicial también va a colaborar en esto, porque es nuestra función también defender la vida y los bienes de las personas tanto como el debido proceso y las garantías”.

- Terrorismo de Estado: “Los procesos de lesa humanidad hoy siguen siendo, como hace uno, dos o tres años, una parte central de la actividad del Poder judicial. Es hora de que hagamos todos los esfuerzos necesarios para terminarlos y llegar a un buen fin. Es función de la Justicia preservar la memoria y terminar con estos procesos de lesa humanidad dictando las sentencias adecuadas”.

- Consejo de la Magistratura: “Necesitamos mayor cantidad de jueces. Necesitamos que los cargos vacantes sean cubiertos. ¿Qué justicia rápida vamos a tener cuando se demora tres o cinco años en cubrir una vacante? Esto hay que decirlo: yo no le echo la culpa a nadie, sólo digo veamos la manera sensata y ejecutiva de designar más jueces más rápido, con procedimientos objetivos y controlables”.

- Independencia del Poder Judicial: “Es un deber fundamental ser imparcial, no interesa quién esté en el conflicto. (...) Las partes siempre van a querer lograr una solución de acuerdo con sus intereses, es lógico que cada uno quiera ganar. Esto es toda la historia del Poder Judicial, y los jueces y juezas sabemos cómo resolverlo: si cedemos una vez, cedemos siempre. Por eso es que nosotros avisamos que no vamos a ceder a ninguna de las presiones que quieran ejercer, porque están claras las reglas. Si uno cede una vez, al segundo caso que tenga ya saben todos que tienen que presionar y al tercer caso va a ser peor. Nosotros siempre aplicamos los mismos principios. No debemos tener dudas, las presiones que existan no deben amedrentar a los jueces. Obviamente, el Poder Judicial está unido y en eso todos podemos enfrentar cualquier tormenta”.

La organización del encuentro está a cargo de la Corte Suprema junto con la Asociación de Magistrados y funcionarios de la Justicia nacional, la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia y la Federación Argentina de la Magistratura.

Compartir: 

Twitter
 

“La Justicia va a terminar con estos procesos de lesa humanidad dictando las sentencias adecuadas.”
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.