EL PAíS › DE MADRUGADA, EL MACRISMO CONSIGUIO LOS VOTOS PARA LA APROBACION

Presupuesto y más impuestos

El PRO llegó a los 31 votos para un presupuesto porteño de más de 40 mil millones de pesos. Para la ley tarifaria, que establece nuevos impuestos, contaron con el apoyo de la UCR, Proyecto Sur y la Coalición Cívica.

 Por Werner Pertot

Fue una noche a puro impuesto. Entre la 0.41 y las 3.46 de ayer, los legisladores porteños trataron el Presupuesto 2013. Fue aprobado por 31 votos afirmativos del PRO y sus aliados contra 22 negativos de la mayoría de la oposición. No hubo tanta resistencia para la ley tarifaria, que votaron Proyecto Sur, la Coalición Cívica, la UCR y los bloques de Juan Pablo Arenaza y Daniel Amoroso. Allí se establecieron aumentos para grandes contribuyentes del impuesto de las ganancias en los rubros de telefonía móvil (que las empresas podrían trasladar a los usuarios), un 1 por ciento de impuesto de sellos a la compra de cero kilómetros y un aumento del impuesto a los autos usados. No hubo ni un peso contemplado para subsidios a los subtes.

Cuando logró despertarse después de la noche agitada, la legisladora de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti twitteó: “Se aprobó un presupuesto para la ciudad de más de 40 mil millones, que baja el gasto social y no contempla partida para subtes. Se aprobó un piso mínimo de ABL de 600 pesos. Con el voto del PRO, la Coalición Cívica y Proyecto Sur”, les retrucó a sus adversarios la denuncia de un “pacto PRO-K” para aprobar una serie de leyes inmobiliarias con las que comenzó la sesión. “El pacto PRO-Pros”, se vengó el kirchnerista Juan Cabandié de la votación de los impuestos, en la que el PRO cosechó 38 votos a favor.

La discusión de ese acuerdo entre los dos bloques y la de las audiencias públicas de esta semana insumieron las primeras tres horas de una sesión que empezó pasadas las 20.30. La votación del presupuesto no llegaría hasta después de las tres de la mañana, luego de una serie de discursos de madrugada. Para esa hora, el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, ya se había ido a dormir, seguro de un resultado favorable. El macrista Rogelio Frigerio fue el encargado de la defensa de la ley de leyes. “Nos esperan grandes cambios para el 2013, siendo las proyecciones del gobierno nacional moderadas”, dijo.

Quizá por la hora, los discursos opositores intercalaron críticas con bostezos. “El endeudamiento no es aplicado a un shock en obra pública sino para luminarias o bicisendas”, objetó Aníbal Ibarra, del Frente Progresista y Popular. En esto coincidieron con el legislador de Proyecto Sur Rafael Gentilli, quien advirtió que “la deuda adquirida para obra pública, que no se realiza, sea reconvertida para gasto corriente”. Ibarra reclamó que el proyecto volviera a comisión y la diputada de la Coalición Cívica Rocío Sánchez Andía se sumó a reconsiderar el proyecto. Argumentó que era un presupuesto que iba a la baja en el gasto social.

El presupuesto del año próximo tendrá más de 40 mil millones de pesos, cerca de un 20 por ciento más que este año. “En este proyecto no están incluidos los que más necesitan o donde más se necesita, como en Salud, Educación y Vivienda”, opinó el legislador del MST Alejandro Bodart. “Recién terminó la sesión. El PRO logró sacar el presupuesto, la ley tarifaria y el código fiscal pese a que votamos en contra”, tipeó en su celular una agotada Claudia Neira, de Buenos Aires para Todos. Fue la última sesión ordinaria del año. Le seguirán una serie de sesiones extraordinarias en las próximas semanas donde volverá a aparecer el paquete inmobiliario y la discusión del traspaso del subte, que podría darse en una sesión especial el miércoles 19.

Compartir: 

Twitter
 

La Legislatura porteña sesionó hasta bien avanzada la madrugada de ayer.
Imagen: Jorge Larrosa
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.