EL PAíS › MACRI SE VICTIMIZO POR LAS CRITICAS AL AUMENTO DEL SUBTE

La “maquinita” de aumentar

El jefe de Gobierno de la Ciudad le pidió a la Presidenta que lo deje “trabajar en paz” y que no tiene “la maquinita de hacer pesos”, por eso el subte se financiará triplicando el precio del boleto y aumentando los impuestos.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, le respondió a la presidenta Cristina Fernández, quien esta semana criticó el aumento tarifario en el subte, cuando señaló que el Gobierno de la Ciudad lleva el valor del boleto por encima de lo que pagará mensualmente un trabajador de la categoría más baja por Ganancias. El referente del PRO sostuvo que la mandataria “ha elegido la chicana, la confrontación” y le pidió que los “deje trabajar tranquilos”. Además la acusó de buscar reformar la Constitución para renovar su mandato. El subsecretario general de la Presidencia, Gustavo López, desmintió esta versión que no formaría parte de la agenda del Gobierno, sino que “es un tema de la oposición”. Además auguró “un triunfo contundente” del kirchnerismo en las elecciones legislativas de octubre.

“El trabajador que gane más de $ 8360 va a tributar tres pesos, que no le alcanzan para pagar el subte de Macri”, lanzó Cristina Fernández durante el discurso en que anunció la actualización de la base del mínimo no imponible sobre el salario de los empleados. Macri salió ayer a defender la medida proponiendo que “es un esfuerzo combinado, que van a hacer los usuarios pagando $ 3,5 en vez de $ 2,5, más los impuestos adicionales que hemos fijado en la ciudad de Buenos Aires para hacernos cargo hasta el 2015 o hasta que la Justicia dictamine”. Opinó que “la Presidenta ha elegido la chicana, la confrontación, pasarnos el subte de ‘prepo’ y sin recursos”, y se victimizó al demandar que los “deje trabajar tranquilos” ya que está “entusiasmado” y tiene “un buen equipo”. Sin embargo, fiel a su estilo, ironizó: “Nosotros no tenemos la maquinita de hacer billetes como tienen ellos con el Banco Central, estuvimos obligados, al hacernos cargo de este servicio, a aumentar impuestos y aumentar un poco la tarifa”.

Macri también analizó las próximas elecciones presidenciales y acusó al gobierno nacional de buscar reformar la Constitución para perseguir la reelección de la Presidenta. “Van a intentarlo hasta último momento”, afirmó el líder del PRO, aunque aseveró que “están lejos de poder lograrlo porque los argentinos hemos asumido que nadie es indispensable ni irreemplazable”. Dijo estar a favor de “la renovación” y de no “dar cheques en blanco”. Concluyó que “en Santa Cruz reformaron la Constitución para quedarse eternamente”, y señaló que no cree “que sea distinta la visión que tienen ahora sobre el tema, sobre todo a la luz del poco respeto a la institucionalidad que han tenido, a la independencia de poderes, al funcionamiento de la Justicia, de la prensa independiente”.

En la misma aparición pública del último lunes, Cristina Fernández había hecho referencia al tema. “La Argentina no empezó cuando yo llegué ni se va a terminar cuando yo me vaya”, indicó entonces. No obstante, funcionarios del oficialismo salieron a aclarar la posición del Gobierno tras los dichos de Macri. El forjista Gustavo López planteó que la Presidenta “nunca se subió” a respaldar o promover dicha iniciativa, que en realidad no forma parte de la agenda oficial, sino que es un “tema de la oposición”. Argumentó que la jefa de Estado “ha dado muchas señales de que ya ha hecho lo que tenía que hacer, y hasta ahora nunca ha planteado una re-reelección”. Inclusive admitió que hablar de la posibilidad de renovar el mandato “hasta la elección de octubre de 2013 es un tema que podría enturbiar” el panorama electoral para el kirchnerismo. Explicó que los únicos oficialistas que lo propusieron fueron los diputados Diana Conti y Carlos Kunkel, pero en calidad de legisladores y no de expresión del Gobierno”. Finalmente, de cara a los comicios legislativos de este año, sostuvo que espera “un triunfo contundente del Gobierno” porque “no hay alternativas” desde la oposición, donde “no hay nadie instalado”.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri y su vicejefa María Eugenia Vidal, molestos por las críticas presidenciales.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.