ECONOMíA › ECHEGARAY DEFENDIO LAS DEDUCCIONES Y POR QUE NO SE ATENDIERON OTROS RECLAMOS POR GANANCIAS

“Se paga menos que en otros países”

El titular de la AFIP explicó la política del Impuesto a las Ganancias sobre los salarios y aseguró que, con la suba de deducciones, una tercera parte dejará de pagarlo. Pero no calculó cómo quedará el sistema tras las paritarias. Se sumó CFK.

 Por Raúl Dellatorre

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, denunció ayer que en el sistema de monotributo, que integra a los pequeños contribuyentes de actividades independientes al régimen de recaudación, es donde se detecta el mayor grado de fraude impositivo. En una conferencia de prensa en la que brindó detalles sobre el aumento del mínimo no imponible para la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias, el funcionario aseguró que “cada acción de fiscalización que practica la AFIP, cada cruce de datos, da cuenta de que la mayoría de la gente no está en la escala que le corresponde”, situación a la que calificó como “enanismo fiscal”. Con respecto al aumento en las deducciones de Ganancias sobre ingresos personales, subrayó que el “sacrificio fiscal” de más de 8000 millones de pesos “se va a volcar al consumo”.

La presidenta Cristina Kirchner se sumó por la noche a través de su cuenta en Twitter. “Esto significa para la Nación un sacrificio fiscal importante, más de 8000 millones de pesos que se dejarán de tributar en el rubro de Ganancias”. “Solamente va a tributar este impuesto el 17,48 por ciento de los trabajadores, los de más altos ingresos, o sea que casi un 83 por ciento no va a tributar.”, agregó. A su vez, la Presidenta destacó el aumento de jubilaciones y el sostenimiento del empleo en un año de crisis internacional. “¿Esto saben qué es? El Estado, la presencia del Estado sosteniendo el trabajo, el consumo, el mercado interno, el crédito a los empresarios.” Luego pidió: “Pongamos todos un cachito de nuestra parte para que las cosas sigan adelante”.

De acuerdo con la información distribuida ayer por la AFIP, el aumento del mínimo no imponible –monto de ingresos no alcanzado por el impuesto– es similar al que se aplicará a las cargas de familia (cónyuge, hijos y otras cargas familiares en línea directa a cargo del contribuyente: padres o nietos). La deducción por hijo se puede tomar hasta la edad de 24 años de éste y siempre y cuando no tenga ingresos que superen la “ganancia no imponible” (15.552 pesos en el año, equivalentes a unos 1200 pesos mensuales con aguinaldo). La deducción por cónyuge corresponderá sólo en caso de que tampoco tenga ingresos que superen aquel límite. Por eso, en los grupos familiares tipo, en los que trabajan ambos integrantes mayores, la deducción del jefe de familia solo se puede hacer con respecto a los hijos, y por sólo uno de los integrantes del grupo familiar.

El nivel salarial por debajo del cual no corresponde el pago de Ganancias, en caso de trabajadores sin cargas de familia (sin importar si ese casado o soltero), es de 8360 pesos de ingresos brutos. Esto quedó claro ayer al conocerse las cifras de cada deducción. Por descuentos de ley por aportes personales, al trabajador se le retiene el 17 por ciento del sueldo (1421 pesos). Como las deducciones generales (para todo trabajador) por Ganancia no Imponible y Especial suman, desde ayer, 6939 pesos, la deducción total es de 8360 pesos, con lo cual los ingresos sujetos a impuestos son igual a cero. En el caso de un salario de 9000 pesos sin deducción de cargas familiares, el impuesto mensual resultante sería de 47,80 pesos (ver ejemplo en el recuadro de esta página).

Echegaray, al igual que un día antes Cristina, puso el acento en explicar la baja incidencia del tributo sobre esta escala de ingresos muy próximas al mínimo no imponible o umbral del impuesto, que antes era de 6966 pesos y ahora pasó a 8360 (20 por ciento de aumento) que, por otra parte, agrupa a la franja más numerosa de trabajadores asalariados. El problema empieza unos escalones más arriba en los ingresos, ya que la progresividad del tributo crece muy aceleradamente. La tasa del 9 por ciento de impuesto sólo se aplica a los sueldos que excedan hasta en 1000 pesos el umbral de 8360. Por encima de los 9360 pesos, los ingresos mayores pagarán una tasa de 14 por ciento. El mismo salto se aplica al superar los 10.360 pesos de sueldo bruto, ya que la porción superior del ingreso paga 19 por ciento de impuesto. Y 23 por ciento a partir de 11.360 pesos de salario bruto.

Este es el otro reclamo que la dirigencia sindical considera no atendida: una actualización de los escalones que definen la tasa del impuesto. Ayer, Echegaray le quitó de encima la responsabilidad al Ejecutivo, al señalar que las modificaciones a la ley en este aspecto le corresponden al Congreso. No explicitó, sin embrago, si es intención del Gobierno enviar un proyecto de reforma en tal sentido.

Echegaray destacó, en cambio, que con el nuevo mínimo no imponible, “hay 765 mil trescientas personas en relación de dependencia y jubilados que dejan de pagar Impuesto a las Ganancias”, por la vigencia de los nuevos topes. El total de contribuyentes a los que se descuenta Ganancias pasa así, de 2,4 millones a poco más de 1,6 millón. Pero eso ocurre en este preciso momento, en el que suben las deducciones y aún no aumentaron los salarios por acuerdos paritarios. En la medida en que esto ocurra y se haga extensivo, la cifra de aportantes volverá a subir a niveles similares a los anteriores, o superiores (admitiendo la posibilidad de incrementos mayores al 20 por ciento).

El titular de la AFIP expuso que, a partir de los nuevos valores de deducciones, del millón 600 mil contribuyentes que seguirán pagando el impuesto sobre sus salarios, menos de 140 mil estarán alcanzados por los dos escalones superiores (27 al 31 y 31 al 35 por ciento). El grueso, casi un millón 400 mil, quedaría en los escalones del 9 por ciento, 9 al 14 y 14 al 19 y del 19 al 23 por ciento. Los últimos, con un salario neto de menos de 12 mil pesos, deben pagar mensualmente 925 pesos (unos 12 mil pesos en el año, equivalente al aguinaldo completo).

Echegaray subrayó, además, que Argentina es uno de los países que tienen menor nivel de tasa máxima del Impuesto a las Ganancias sobre los salarios. España, Holanda y Reino Unido gravan entre 50 y 52 por ciento a los ingresos personales más elevados, Alemania y Australia llegan al 45, Chile al 40. Estados Unidos está en el mismo nivel de Argentina, 35. Y en todos los casos, destacó, el valor exento del impuesto (mínimo no imponible) es mucho más bajo que en Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

Echegaray compartió escenario con Diego Bossio, de Anses, que habló de las jubilaciones.
Imagen: Sergio Goya
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.