EL PAíS › LA DISCUSION SOBRE EL SIDH

El CELS, satisfecho

El Centro de Estudios Legales y Sociales destacó en un comunicado que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos “atraviesa uno de los momentos más significativos en su historia”. Recordó que “jugó un rol fundamental” en el pasado reciente de América latina y consideró que “debe erradicarse la injustificable realidad por la que subsisten diferentes tipos de compromisos de los Estados miembros de la OEA”. El pronunciamiento se produce luego de conocerse los resultados de la 44ª Asamblea General Extraordinaria de la OEA, en el que representantes de los Estados Unidos intentaron sin éxito frustrar las discusiones sobre el modo de fortalecer los mecanismos de la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos. “Estados Unidos y Canadá deben ratificar la Convención Americana sobre Derechos Humanos y someterse por fin a la jurisdicción de la Corte, Venezuela debe revertir la denuncia de la CADH y los Estados miembros del Pacto deberían evitar cualquier decisión que vulnere el esquema de protección con el que cuentan las personas bajo su protección”, sostuvo el CELS.

“Frente a un proceso signado por el cuestionamiento de ciertas facultades de enorme relevancia para la labor de la CIDH, como la de dictar medidas cautelares para la protección urgente de derechos fundamentales, la resolución adoptada por consenso al término de la Asamblea mantuvo inalteradas las competencias del organismo y evitó un escenario de potencial desintegración del sistema de protección regional”, celebró el CELS. En la discusión sobre competencias y facultades de la CIDH “aparecen entremezcladas críticas legítimas a la labor de la CIDH con propuestas que sólo apuntan a limitar su accionar”, explicó, aunque “no caben dudas acerca del valor excepcional que tiene” el sistema interamericano. Recordó que “el trabajo de sus órganos genera impactos concretos y sustantivos para el goce y ejercicio de los derechos humanos en el continente” y que “muchas veces los estándares del SIDH se transformaron en políticas nacionales destinadas a la mejora de los derechos humanos de sus habitantes”. Frente a distintas posiciones sobre prioridades y modos de trabajo de los órganos del sistema, el CELS consideró “necesario atribuir la mayor importancia a lograr la plena realización del principio de universalidad” y erradicar “la injustificable realidad por la que subsisten diferentes tipos de compromisos jurídicos de los Estados miembros de la OEA con los órganos del sistema interamericano”.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller Héctor Timerman negoció por la CIDH en la OEA.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.