EL PAIS › DIFERENCIAS ENTRE LOS MIEMBROS DEL FRENTE AMPLIO EN LA CIUDAD

El FAP puede hacer crac

La Unidad Popular cuestionó la alianza con Carrió que Proyecto Sur impulsa para las elecciones legislativas. “Si acuerda con ella, Pino Solanas estaría fracturando la posibilidad de armar un polo serio de centroizquierda”, advirtió Lozano.

La situación del Frente Amplio Progresista (FAP) porteño se complica en medio de la puja por las diferentes políticas de alianzas que proponen cada una de las fuerzas que lo integran. Una disputa que ahora también se trasladó a los potenciales aliados de un frente electoral para las legislativas de octubre. Desde Buenos Aires para Todos, la expresión de la Unidad Popular (UP) en la ciudad, salieron a cuestionar el acuerdo que Fernando “Pino” Solanas comenzó a tejer con Elisa Carrió: “Si acuerda con ella, Pino estaría fracturando la posibilidad de armar un polo serio de centroizquierda y sería funcional a los intereses del macrismo y el kirchnerismo”, sostuvo el diputado nacional Claudio Lozano, que propone sumar a Proyecto Sur al frente, pero desecha un acuerdo con Lilita que otros socios del FAP estarían dispuestos a aceptar. La UP hará su propio acto el 8 de abril junto a todas las fuerzas que dentro del FAP y Proyecto Sur aspiran a construir un frente “como alternativa en la Ciudad” y “no un rejunte opositor”. Una diferencia que podría fracturar al FAP.

Las discusiones se suceden dentro del FAP porteño sin alcanzar todavía un acuerdo. La UP coincidía con el socialismo y el GEN porteño en sumar a Pino Solanas y a Proyecto Sur en un frente común para las elecciones legislativas de este año. Pero la decisión de Solanas de pactar un acuerdo legislativo con Carrió complicó el panorama y abrió otro debate dentro del FAP, donde sólo la UP rechaza de plano un acuerdo con la chaqueña.

Por eso, la UP salió a cuestionar la decisión de Solanas. Lozano fue el encargado de exponer las diferencias: insistió en que Pino “debe ser” parte del acuerdo porteño junto a las otras fuerzas que componen el FAP, pero consideró como “un error garrafal” el acuerdo que Solanas realizó con Carrió, a quien definió como un referente del “centroderecha”.

Pero Lozano no sólo cuestionó la decisión de Solanas sino también a los socios del FAP que impulsan un acuerdo con la UCR, como Libres del Sur (ver aparte) que también cuestiona a Solanas y promueve dirimir las candidaturas en las primarias. “Es algo que plantean ellos, ni el socialismo, ni el GEN ni UP estamos en esa actitud y no vamos en eso. Las PASO son espacios de acuerdo político que pueden resolver cuestiones de candidaturas, pero no se pueden armar situaciones en las cuales se presenten combinaciones extrañas y juntar peras con manzanas. No vamos a ir a un acuerdo con la UCR porque sería un frente distinto y no tenemos intención de incorporar actores que tienen conductas contradictorios”, sostuvo Lozano.

Para no quedar aislados en la discusión interna, la UP porteña prepara su propio acto para el próximo lunes en el teatro IFT, donde también estarán invitados los sectores que dentro del FAP y Proyecto Sur promueven un frente con un “perfil de centroizquierda” como “alternativa al macrismo y al kirchnerismo” y no “un rejunte opositor” que sólo apunta a confrontar con el gobierno nacional y que “es funcional al macrismo”.

El acto apunta a crear un nuevo polo en la discusión por el armado de un frente común, pero que podría terminar por fracturar al FAP si el socialismo porteño elige otro camino: el PS y la UP son las dos fuerzas que le dan sustento legal al FAP en la Ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

La UP también cuestionó el acuerdo con la UCR que promueve Libres del Sur.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared