EL PAIS › LA PRESIDENTA CRISTINA KIRCHNER ENCABEZO EL ACTO CENTRAL POR EL ANIVERSARIO DE LA GUERRA DE MALVINAS

“Es una causa de lucha contra el colonialismo”

Desde Puerto Madryn, la Presidenta insistió en el reclamo de diálogo al Reino Unido e imaginó que esa negativa no podrá sostenerse mucho tiempo más. Advirtió al gobierno británico que no utilice las islas para tapar sus problemas.

A 31 años del comienzo de la guerra de Malvinas, el reclamo por la soberanía del Atlántico Sur “ya no es una causa nacional, sino una causa regional de soberanía y una causa global de lucha contra el colonialismo”, sostuvo ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el acto realizado en la ciudad chubutense de Puerto Madryn para conmemorar un nuevo aniversario del conflicto bélico declarado por la dictadura militar que gobernaba el país en ese entonces y que dejó un saldo de 649 soldados argentinos muertos y más de mil heridos, además de enterrar, hasta el día de la fecha, toda negociación con Gran Bretaña por el status del archipiélago. Al respecto, la mandataria sostuvo que Londres “no va a poder mantenerse” cerrada al diálogo “demasiado tiempo”. Durante la ceremonia, además, la Presidenta anunció nuevos esfuerzos para identificar a los 123 soldados enterrados en las islas como NN, además de una misión científica conjunta con Canadá para investigar los recursos del Mar Argentino, al que CFK bautizó “la Pampa azul”.

La negativa inglesa a acatar las más de cuarenta resoluciones de la Organización de Naciones Unidas que ordenan a ambas partes a sentarse a negociar el diferendo, que la mandataria calificó como “incomprensible en este siglo XXI”, fue uno de los puntos centrales del discurso: “¿Por qué se niegan a hablar y dialogar con un gobierno democrático, con un gobierno que ha hecho de la defensa de los derechos humanos y sociales una bandera inclaudicable y, sin embargo, dialogaban o estaban dispuestos a dialogar con una dictadura sangrienta y genocida?”, se preguntó. “Yo creo que las cosas no van a poder mantenerse así demasiado tiempo, es demasiada incongruencia, demasiada incoherencia”, analizó CFK, al tiempo que pedía que “los gobiernos se ocupen de los verdaderos problemas que tienen esas sociedades”.

Al respecto, Fernández de Kirchner agregó: “Que tampoco utilice el gobierno del Reino Unido a Malvinas para ocultar el desastre económico y social que sucede hoy en Europa producto de políticas de ajuste, de atraso y de saqueo a trabajadores, a pequeños y medianos comerciantes y empresarios. Hoy leía que han propuesto un nuevo ajuste allá en Londres y que los tories, el partido gobernante, está dispuesto hasta a sacrificar a su líder en pos del ajuste”, en referencia al premier David Cameron.

La Presidenta también apuntó a diferenciar la posición negociadora y pacífica que mantienen los distintos gobiernos locales desde que se recuperó la democracia hace 30 años de la actitud belicista de Gran Bretaña respecto de las islas. “Las guerras sólo sirven a los que venden y fabrican armas”, señaló, antes de lamentar que el gobierno inglés “distraiga recursos para armamento, recursos inútiles, que sólo buscan militarizar un Atlántico Sur, que ahora está libre de todo conflicto”. Por el contrario, dijo CFK, para Argentina “la paz y la diplomacia son los únicos caminos” que pueden llevar a buen puerto la negociación.

“La Argentina no tiene enemigos. El único enemigo es la pobreza y la desigualdad, que estamos combatiendo hace 10 años. Ningún pueblo de la tierra es enemigo de la Argentina por pensar diferente o tener un idioma diferente. Lo único que queremos es pedir que se cumpla con el Derecho Internacional”, agregó, en un mensaje que no referencia solamente al tema Malvinas, sino que también hace eco en otros puntos de la agenda, como el memorando firmado con Irán para juzgar a los acusados de haber participado del atentado a la AMIA.

El acto se llevó a cabo al mediodía, y la Presidenta estuvo escoltada por el gobernador de Chubut Martín Buzzi y el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre. También hubo, como en todos los eventos relacionados con la cuestión Malvinas, representantes de partidos de la oposición y una importante comitiva de gobernadores afines a la Casa Rosada, entre los que llamó la atención la ausencia del bonaerense Daniel Scioli, cuya relación con el gobierno nacional está pasando por un momento delicado.

Se eligió Puerto Madryn para realizar el recordatorio debido a que fue en esa ciudad balnearia donde, en junio de 1982, 4000 soldados argentinos sobrevivientes de la guerra desembarcaron de regreso al continente. Durante la ceremonia, la mandataria descubrió dos placas en agradecimiento al pueblo chubutense por el recibimiento dado a los combatientes en esa ocasión. Además, en compañía de familiares, CFK dejó una ofrenda floral a los pies del Monumento a los Caídos.

“Decidimos estar hoy aquí en Puerto Madryn para decirles a todos y cada uno de esos combatientes, pero también a cada uno de los argentinos que a lo largo de estos 200 años de historia han luchado por la independencia, han luchado por su patria, han luchado por sus ideales, por sus convicciones, que jamás volverán a ser ocultados porque son la gloria de la nación y las glorias se conmemoran y se festejan, no se ocultan”, aseguró la mandataria, que destacó la actitud de los soldados “que sin pedir nada entregaron todo”. Por último, concluyó su discurso citando una frase de Néstor Kirchner con cargadas resonancias políticas: “Los que se la pasan especulando nunca van a pasar a la historia”.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner dejó una ofrenda floral al pie del Monumento a los Caídos, en Puerto Madryn.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared