EL PAIS › TOMADA CUESTIONO A DE LA SOTA POR LOS BLOQUEOS DE CAMIONEROS

“La conciliación se demoró”

Mientras el sindicato liderado por los Moyano acató la conciliación dictada por Córdoba, el ministro de Trabajo criticó la “total pasividad” de la gobernación los días previos. De la Sota había señalado que Tomada “se lava las manos”.

 Por Julián Bruschtein

Tregua en Córdoba entre el Sindicato de Camioneros y cuatro supermercados. El gremio que conduce Pablo Moyano acató la conciliación obligatoria que dispuso la gobernación local. “No hay ninguna impugnación presentada, ni por Camioneros ni por nadie”, confió a Página/12 un funcionario del Ministerio de Trabajo nacional acerca de los reclamos con los que el gobernador José Manuel de la Sota intentó eludir su responsabilidad, y que incluyeron agravios hacia el ministro Carlos Tomada. La cartera laboral ya había emitido dictamen en conflictos similares sobre el encuadramiento sindical de los empleados de supermercados.

“Estamos cansados los cordobeses de que se laven las manos los que causan problemas. Acá hay una resolución de este señor que fue impugnada y no resuelve la impugnación”, señaló De la Sota, eludiendo responsabilidades y apuntando a la cartera que encabeza Tomada. Llegando al décimo día de bloqueos que Camioneros mantenía sobre cuatro supermercados de la provincia, el gobernador cordobés finalmente dio la orden a sus funcionarios para que dictaran la conciliación obligatoria. Desde el ministerio nacional explicaron que hasta el momento “nadie hizo una presentación por la que tengamos que salir a contestar. Sobre la cuestión del encuadramiento, hay una resolución del 19 de marzo en la que quedó clara la posición del ministerio”, destacó un funcionario de la cartera laboral.

El 24 de marzo, un grupo de camioneros se concentró frente el ingreso de los supermercados Cordiez, Mariano Max, Buenos Días y Almacor, de Córdoba, e impidió el ingreso de camiones con alimentos para abastecer a los negocios. El gremio le disputa la afiliación de trescientos trabajadores al sindicato de Comercio para que sean integrados al convenio de los Moyano. A pesar de los intentos por nacionalizar el conflicto por parte de la gobernación delasotista, el ministro de Trabajo local, Omar Dragún (secretario general de la CGT cordobesa y de la filial de Smata), llamó a conciliación obligatoria presionado por los comerciantes y la continuidad de los bloqueos. El propio Pablo Moyano había asegurado que Dragún “debería haber hecho cumplir lo firmado en diciembre, con más fuerza, y no decir que esto es competencia de la Nación, porque estas empresas están radicadas en Córdoba, no en Brasil, Colombia o Uruguay”.

La administración de De la Sota actuó con “total pasividad” ante los bloqueos y puso en riesgo “la calidad de vida de los habitantes” de la provincia, señaló Tomada sobre el conflicto. El ministro destacó que “la conciliación obligatoria se demoró mucho”, y apuntó que ahora se abre “la oportunidad para que se pueda resolver esta cuestión en el marco de la competencia de la provincia de Córdoba”. A su vez, Tomada insistió con que la representación de los empleados de las cuatro cadenas de supermercados “corresponde a Comercio”, porque no se trata de empresas de transporte, tal y como lo establece la resolución emitida por funcionarios del ministerio cuando el Sindicato de Camioneros realizó las mismas medidas en los supermercados Maxiconsumo.

“Pelea: Súper vs. Camioneros vs. Comercio. Responsable: Tomada. Se hace el bol... Los cordobeses estamos hartos”, publicó en su cuenta de Twitter el gobernador De la Sota, insultando al ministro y buscando deslindar su responsabilidad en el conflicto, luego del silencio provincial sobre el accionar de los sindicalistas. De la Sota se encuentra armando un espacio político enfrentado al kirchnerismo, que tiene como primer aliado a Hugo Moyano. Tan es así que el gobernador cordobés llegó a decir que “no hay supermercados bloqueados”, mostrando el acuerdo que lo une con el líder cegetista y que los llevará a reunirse esta semana para avanzar en la alianza que empujan hacia las elecciones legislativas de octubre.

La mesa de conciliación se reunió ayer. Se encontraron todas las partes (Camioneros, autoridades provinciales, empresarios de supermercados y representantes del gremio de Comercio) y se acordó levantar la medida durante los próximos quince días. La negociación pasó a un cuarto intermedio. En el ministerio de Tomada remarcaron que “la provincia de Córdoba tiene que hacerse cargo de sus problemas”.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared