EL PAIS › LA LLUVIA PROVOCO AL MENOS SEIS VICTIMAS FATALES Y PARALIZO BUENA PARTE DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Nueva tormenta, otra inundación, más muertes

Afectó principalmente el oeste y norte de la ciudad. Se anegaron barrios que antes no sufrían inundaciones. Hubo numerosos cortes de luz. Estuvieron paralizadoS el subte y el tráfico aéreo. Para Macri, fue una “tragedia climática”. Anuncian lluvias hasta el viernes.

Una intensa lluvia, pronosticada por el Servicio Meteorológico Nacional y considerada “histórica” ayer por las autoridades porteñas, dejó un tendal de al menos seis muertos en la Ciudad de Buenos Aires. Dos personas fallecieron ahogadas dentro de sus autos, a otras las tapó el agua en su casa o en la calle. Además, un empleado del subte B murió electrocutado mientras trabajaba en un túnel anegado. El gobierno nacional contabilizó otras dos víctimas fatales. El temporal, que afectó principalmente la zona oeste y norte de la ciudad, produjo choques, derrumbes y también intermitencias y cese en los servicios de trenes, aviones, subtes y premetro. Trescientas personas fueron evacuadas en el barrio Mitre. Vecinos y legisladores porteños denunciaron que no se habían tomado precauciones básicas, como recoger la basura, limpiar sumideros y veredas llenas de ramas de la poda. Para el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que estaba de vacaciones y volvió al país de urgencia por la tarde, fue “una tragedia climática” comparable al paso de “huracanes”.

“Cayeron 155 milímetros de agua y se inundaron calles que nunca se habían inundado. Esta cantidad de agua fue una cosa extraordinaria. Teníamos calles que sabemos que habitualmente se inundan, pero hay lugares de los que no teníamos registros de inundaciones, con mucha agua”, dijo a media mañana Daniel Russo, director general de Defensa Civil de la Ciudad. Llovió incesantemente entre la 0 y las 7, agregaron desde el Observatorio Central de Buenos Aires (Ocba), donde informaron que el torrente superó al del 8 de abril de 1989 (142 milímetros).

La mayoría de las víctimas fatales pertenecía a estos barrios que, según Russo, no suelen inundarse, en el oeste y noroeste: Saavedra, Villa Pueyrredón, Villa Urquiza, Villa Mitre y Villa Luro, entre otros. Al mediodía ya se conocían los trajines de las muertes: en Burela y Le Breton, Villa Urquiza, un hombre de 60 años apareció muerto dentro de su auto; también otra persona, de 45 años, fue hallada en Alvarez Jonte al 5600, en el límite de Villa Luro y Monte Castro. Los autos estaban repletos de agua, al igual que otros cientos de vehículos atrapados en esas calles.

El director del SAME, Alberto Crescenti, reportó que una de las víctimas mortales fue un hombre de 88 años, en Manzanares al 4300, barrio porteño de Saavedra, donde también falleció una mujer de la misma edad. Ambos estaban en las cercanías del shopping Dot Baires, donde a fines del año pasado fueron a quejarse los vecinos de Villa Mitre. Acusan que los desagotes del centro comercial les inundan la zona. Por entonces, las autoridades reconocieron que cuando llueve más de cien milímetros, “el sistema pluvial se ve colapsado”.

En un túnel anegado en la estación Los Incas, de la línea B de subtes, falleció electrocutado Antonio Villares, de 38 años. “Hasta que el Cuerpo Médico Forense y las pericias policiales no determinen las causas de muerte, no se la adjudiquemos a contingencias que no sabemos”, dijo Crescenti al respecto, quien cubrió el resto de los casos con el mismo manto de cautela. Tanto los metrodelegados como la Unión Tranviarios Automotor realizaron ayer medidas de fuerza por entender que se trató de una muerte generada por la imprevisión de la empresa Metrovías, ante la caída de agua dentro de ese tramo de los túneles (ver página 6).

“Tenemos cinco víctimas constatadas en forma médica y una sexta persona, una mujer de 82 años, que retiramos de Villa Mitre”, recapituló Crescenti más tarde. Por su parte, el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, aseguró que “las autopsias y la investigación judicial ya están en marcha”. Sin embargo, Sergio Berni, secretario de Seguridad de la Nación, mencionó la existencia de un total de ocho víctimas. “Ya vendrá el momento para analizar por qué se sufrió tanto en este temporal si todas las autoridades estaban alertadas desde ayer (por el lunes pasado)”, agregó Berni.

Por la mañana, distintas líneas de subte tuvieron interrupciones por la lluvia y desde las 16 en adelante se paró el subte por la medida de fuerza.

El tránsito en la superficie sorteaba con penosa suerte los anegamientos. Un colectivo y media docena de coches quedaron bajo el agua en Thames y la autopista Panamericana, a la altura del partido bonaerense de Martínez. En la misma autopista, en las cercanías de la cancha de Platense chocaron cinco autos flotantes sin que se produjeran heridos. Hubo grandes anegamientos en General Paz y Acceso Norte, y también en Acceso Oeste, al igual que en las autopistas Dellepiane, Riccheri y 25 de Mayo.

También se inundaron varios tramos de los puentes Nicolás Avellaneda, Pueyrredón y La Noria, lo que dificultó más aún el acceso a la ciudad. Una vez dentro, el panorama no era alentador en el oeste y el norte: colapsó el tránsito en Cabildo y Blanco Encalada, en Cramer y Elcano, y Alvarez Thomas y La Pampa, en los barrios de Belgrano y Colegiales; el viaducto Carranza en Palermo, los cruces de las avenidas Juan B. Justo y San Martín, en La Paternal.

Por aire la situación también estuvo complicada. Hubo demoras en vuelos del Aeroparque Metropolitano y Ezeiza porque debieron ser reprogramados.

Las empresas de energía Edenor y Edesur mantuvieron cortes preventivos del suministro en varios barrios del norte de la ciudad y recomendaron: “No actúe por su cuenta, mantenga distancia e informe a la empresa”. El director de Defensa Civil explicó que los cortes fueron pedidos por ese organismo, “pero hay otras zonas afectadas por cortes de luz que no estaban previstos”. El 103, la línea de Defensa Civil, estuvo saturado todo el día. “Hay que insistir para poder comunicarse”, admitió Russo al respecto.

Los funcionarios porteños negaron hasta las primeras horas de la tarde que existieran evacuados. Macri, recién llegado de las playas del norte de Brasil, lo admitió en su conferencia de prensa: “Hay trescientos evacuados en el barrio Mitre, que están siendo asistidos en una escuela del lugar. Son los únicos. El resto está volviendo a sus casas”. El temporal, que afectó a 350 mil personas según el jefe de Gobierno, también perjudicó a los municipios bonaerenses de Moreno, Ituzaingó, Tigre, Avellaneda, Lanús, Ezeiza, Esteban Echeverría y Lomas de Zamora.

Macri informó que rebasaron las cuencas de los arroyos Medrano y Vega y acusó al gobierno nacional de paralizar las obras de entubamiento de esos cauces en territorio bonaerense. Y una vez más se victimizó: “Lo único que les pedimos es que nos dejen trabajar”. En respuesta a las críticas de legisladores de la oposición y del gobierno nacional por la inacción y falta de inversiones en la ciudad, el jefe de Gobierno dijo que se trataba de “politiquería”, y aseguró que se ejecutó el presupuesto para varias obras de envergadura, como la del arroyo Maldonado (una obra que en realidad ya estaba en marcha cuando el macrismo inició su gestión).

“El temporal fue anunciado 20 horas antes por el Servicio Meteorológico Nacional, a pesar de lo cual no existió ningún tipo de revisión de los sumideros ni se desplegó personal de forma preventiva. Lo que pasa es que Macri estaba de vacaciones”, dijo el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. El funcionario aseguró que “otra vez” la falta de gestión del gobierno Macri, pese a disponer de presupuesto abultado por la suba de impuestos, “lleva a lamentar víctimas fatales y deja a 450 mil vecinos sin luz”. El ministro aseguró que intentará reestablecer el servicio eléctrico lo más pronto posible. “Y pondremos a disposición de los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires generadores de Enarsa”, agregó (ver página 6).

La lluvia y las tormentas seguirán al menos hasta el próximo viernes en la ciudad y el conurbano bonaerense, según adelantó el Servicio Meteorológico Nacional.

Compartir: 

Twitter
 

El barrio de Saavedra fue uno de los más afectados por el temporal; decenas de autos quedaron arruinados.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared