EL PAIS › LOS TRABAJADORES DE LAS CINCO LINEAS Y EL PREMETRO PARARON HASTA LA MEDIANOCHE

Subte en huelga por el operario muerto

La muerte de un electricista en la estación Los Incas desencadenó una medida de fuerza en repudio por el hecho. Los metrodelegados denunciaron que hubo fallas en la seguridad. La empresa Metrovías aseguró que todos los sistemas eléctricos estaban operativos.

Durante el temporal, un trabajador del subte murió mientras hacía reparaciones en la estación Los Incas, de la línea B. Antonio Villares, de 38 años, había descendido a las vías para reparar un desperfecto, pero “el disyuntor que tenía que haber cortado la luz no funcionó y cuando puso un pie en zona inundada recibió la descarga y murió”, explicó Enrique Rositto, de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP). Aunque confirmó y lamentó el fallecimiento en la estación, la empresa Metrovías aseguró en un comunicado que “ante las declaraciones de algunos delegados del subte, es importante aclarar que al momento de ocurrido el lamentable episodio todos los sistemas eléctricos pertenecientes a la subestación Los Incas (instalación destinada a establecer los niveles de tensión) se encontraban operativos”. Los gremios del subterráneo, de todos modos, interrumpieron los servicios de subte y premetro hasta medianoche en repudio por la muerte de Villares. Hoy, explicó el metrodelegado Néstor Segovia a este diario, habrá plenario de delegados de todas las líneas.

Segovia también recordó que la muerte de Villares fue “la tercera en tres años” de un trabajador del subte. En febrero de 2011, el mecánico de piezas rodantes David Alfonso recibió una descarga de 1500 voltios mientras trabajaba en el Taller Constitución. En marzo de 2012, el técnico Diego Martínez murió electrocutado en un taller de la estación Congreso de Tucumán de la línea D, mientras usaba una soldadora. Villares era electricista, “venía siempre al sindicato, era muy colaborador, muy amigo de sus compañeros del taller de instalaciones fijas”, contó Segovia a este diario.

Villares, explicó AGTSyP en un comunicado, trabajaba en el “sector bombas del Taller Catedral” y “se encontraba realizando tareas habituales, vinculadas con su especialidad”, en la estación Los Incas de la línea B. Al descender al sector de vías, “recibió una descarga de 750 voltios que le causó la muerte en forma instantánea”. En diálogo con este diario, el delegado Segovia explicó que “al bajar Villares, automáticamente nadie podía hacer nada porque la descarga lo mató instantáneamente”. Lo sucedido “se podría haber evitado si hubiera habido una ‘puesta a tierra’, que es un equivalente a lo que es un disyuntor en una casa: un mecanismo que, apenas se humedece un artefacto, corta automáticamente la energía eléctrica”. En el caso de la estación Los Incas, el mecanismo no habría impedido que circulara electricidad por el tercer riel, de modo que Villares habría muerto al tocar el agua. El mecanismo de “puesta a tierra –dijo Segovia– no funcionó”.

“Venimos hace unos tres años denunciando estos malos mantenimientos. Hace dos años el compañero Alfonso murió al tocar los pantógrafos. El compañero Diego murió cuando fue a agarrar una soldadora que no tenía la puesta a tierra y la descarga lo fulminó. Lo venimos denunciando, pero no podemos hacer que alguien haga algo al respecto. Es una pelea constante y nos pone muy tristes”, agregó el delegado Segovia. “Es la vida humana y estamos preocupados porque puede pasar otra vez”, razonó.

En repudio por la muerte de Villares, los dos sindicatos del subte y el premetro ayer realizaron medidas de fuerza. La AGTSyP dispuso paro de actividades en todas las líneas entre las 4 de la tarde y la medianoche de ayer; la Unión Tranviarios Automotor (UTA) dispuso lo mismo, pero desde las 6 de la tarde. La línea B se encontraba paralizada desde el mediodía.

El delegado Segovia explicó que hoy al mediodía se realizará un plenario de delegados para decidir los pasos a seguir. Ayer, “decidimos la medida porque qué seguridad teníamos si está todo el subte mojado”, pero “no queremos hacer política con una muerte, sino pedir seguridad”. “Personalmente no sé si sirve parar más tiempo porque lo que queremos es hacer una denuncia seria y ver cómo se puede solucionar el problema.” A excepción del llamado de “un funcionario José María”, que “se puso a disposición de los familiares” de Villares, nadie de Metrovías se comunicó con el gremio, agregó Segovia.

En su comunicado, la empresa Metrovías informó que “a las 6.50 horas aproximadamente, un empleado que se desempeñaba en el área de Servicios Auxiliares de la empresa falleció mientras trabajaba en la estación Los Incas, afectada por el fuerte temporal que se registró en la madrugada” y que “inmediatamente se dio intervención al SAME, que confirmó su fallecimiento”. Contrariando las declaraciones de los delegados sindicales, Metrovías también procuró “aclarar que al momento de ocurrido el lamentable episodio todos los sistemas eléctricos pertenecientes a la subestación Los Incas (instalación destinada a establecer los niveles de tensión) se encontraban operativos”.

Compartir: 

Twitter
 

Barrio de Núñez, uno de los más afectados por el agua caída en la Ciudad.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared